El paciente número dos o Cómo conjurar a la muerte

Él fue el segundo caso que diagnosticaron como positivo al VIH en Cuba, hace 28 años. Lo conocí dos semanas atrás en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), donde compartimos una habitación de hospital durante nuestros respectivos chequeos médicos. Elaine Torre Miranda tiene nombre de mujer, pero es un recio guajiro heterosexual del municipio de San Luis, en la oriental provincia de Santiago de Cuba. Sigue leyendo

Anuncios

Paquito el calientico o Al VIH/sida buena cara

Una fiebre pertinaz de origen desconocido me apartó de esta bitácora los últimos quince días para otra instructiva gira hospitalaria, pero ya estoy de regreso en casa, y quiero agradecer a mis amistades, familiares y a todas las personas que estuvieron al tanto de mi salud, e incluso hasta a quienes aquí —me encanta el humor negro— casi me dieron por muerto. Sigue leyendo

Una semana de ausencia o mi “retiro espiritual” en el IPK

Mientras más me dolían los apretones del cirujano en mi cara, mayor era la risa que me daba; sobre todo porque el sorprendido doctor le repetía una y otra vez a la enfermera, medio en broma, medio en serio, que ella era testigo de que yo no podía sentir dolor si me reía así, lo cual incrementaba todavía más mi nerviosa hilaridad. Pero a pesar de la anestesia local, debo admitir que vi las estrellas cuando me drenaron el absceso, forúnculo o celulitis facial —de las tres formas le llamaron los médicos— que me mantuvo esta última semana lejos de Internet. Sigue leyendo

Nuevas confesiones al doctor Jorge Pérez o los motivos de mi ineficacia periodística

El nuevo libro del doctor Jorge Pérez Ávila, Sida: nuevas confesiones a un médico, cuya primera presentación será este fin de semana en el Sábado del libro, me produjo tal efecto, que ya casi transcurrió un mes desde su lectura y no obstante a tener la primicia, gracias al gesto de su autor al obsequiármelo, no me atreví a escribir nada hasta ahora.   Sigue leyendo

Inexactitudes de un colega y las respuestas mías que no publicó Proceso

El pasado 15 de mayo el semanario Proceso, de México, publicó un amplio reportaje del colega Raphaël Morán bajo el título El arcoíris despunta en La Habana, donde su autor citó fragmentos de mis respuestas a un extenso cuestionario que me envió por correo electrónico, así como un breve pasaje de una crónica que publiqué en esta bitácora, con una lamentable inexactitud. Sigue leyendo

Mi “vacuna” contra el SIDA y un Pérez que no es cualquiera

Al final quién sabe si tal vez los lectores de esta bitácora y yo hagamos juntos un aporte a la ciencia mundial, al descubrir que las polémicas en los blog y las redes sociales suben los CD4 y debilitan al VIH. Lo digo porque acabo de venir de una consulta rutinaria en el IPK, y les tengo buenas noticias, no solo sobre mi salud, sino también sobre un Pérez que —en contra de la frase popular que hace notar lo común de ese apellido en Cuba— definitivamente no es cualquiera. Sigue leyendo

Las costuras de mi maletín y una buena noticia ajena

El romántico Gustavo Adolfo Bécquer se quejaba en cierta cursilona rima suya por aquello de “flor que toco se deshoja”, pero esta semana yo soy más bien como una vieja maleta que se descose, símil muy poco poético, pero bastante exacto para describir mi estado actual y una de las causas de otro forzoso encierro en casa. Sigue leyendo