Heterosexuales en la playa gay de Mi Cayito o Donde no hay preguntas ni malas caras

La familia de Ricardo Ponce llegó a la playa en su auto particular sobre las diez y media o las once de la mañana. Luego de organizar sus pertenencias sobre la arena, su esposa, su hija y su nieta enseguida entraron a las cristalinas y azules aguas de Mi Cayito. De pie a la orilla del mar, él accedió a conversar primero conmigo. Sigue leyendo

Viernes santo o Mi relación con las iglesias

La primera iglesia que recuerdo fue la del Sagrado Corazón, en la calle Reina, muy cerca del pequeño y húmedo apartamento donde transcurrió mi infancia en el barrio de Los Sitios, en Centro Habana. Abuelita me llevó alguna que otra vez, de pasada, cuando era pequeño, tal vez antes incluso de ir a la escuela. Y me gustaban los vitrales coloridos, la amplitud y el frescor, el silencio del lugar y su penumbra sobrecogedora, aunque me asustaba un tanto la imagen terrorífica de Jesús crucificado. Sigue leyendo

El piquete que subió una montaña pero bajó una colina o En tren de Hershey al Pan de Matanzas

Esta semana tuve que escoger entre asistir al II Encuentro Nacional de activistas de las Redes Comunitarias del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) en Santa Clara, o irme de guerrilla con mi hijo y un grupo de amistades a acampar una noche en el Pan de Matanzas. Sigue leyendo

Los otros Rodríguez Cruz o La Hermanísima Trinidad

Uno de mis dos hermanos, Eduardo, cumple 47 años este 13 de octubre, y ahora que lo pienso, me doy cuenta de cuánto cambiaron las relaciones entre todos nosotros a lo largo de nuestras vidas. Ser el más pequeño de tres varones constituyó para mí un hecho particularmente notable, y considero que era una deuda de esta bitácora una crónica sobre los otros Rodríguez Cruz, quienes hasta el momento solo aparecieron de manera muy fugaz en mis historias.
Sigue leyendo

Espiritualidades de un ateo respetuoso o Mis precarias experiencias religiosas

Vísperas de la visita del Papa Benedicto XVI a Cuba, y como parte de mi respetuoso retiro voluntario de la vida pública durante los próximos tres días —ya expliqué mi posición sobre el pastor alemán—, me dedico, pues, a rememorar las escasas y precarias relaciones que desde niño tuve con las religiones, iglesias y otras devociones espirituales. Sigue leyendo

Mis conclusiones precipitadas de una boda trepidante

Como ya no puedo darles la noticia, porque llegué a casa a las ocho de la noche, cansado pero contento, les diré solamente unas pocas y muy breves impresiones que extrajera de la boda entre Wendy e Ignacio, una mujer transexual y un hombre gay seropositivo, en el Palacio de los Matrimonios del reparto La Víbora, en La Habana, en este otro histórico 13 de agosto. Sigue leyendo

Domesticando chacales o un video clip por la diversidad

Ni siquiera personas muy cercanas a la filmación de este video clip saben muy bien cómo apareció El Chacal en esta historia. “Esto parece que te están apuntando con un arma, asere” y “para mí es una locura, pero ustedes saben lo que están haciendo” son las frases que pronuncia en el introito el célebre reggaetonero cubano, quien al parecer tampoco estaba muy feliz con figurar en una campaña de prevención para hombres que tienen sexo con hombres (HSH), pero lo hizo, y eso es lo importante. Sigue leyendo