El poema de los primos o El juego continúa

Esta última semana ocurrió algo en casa que hacía tiempo no sucedía. Todas las primas y los primos juntos, en una celebración modesta, alegre y plena: el cumpleaños 55 de mi hermano mayor y el primer añito de mi sobrino nieto y ahijado Cristian.

El amor fuera del closet o La entrevista que les debía

Cuando empecé a escribir esta bitácora y luego a hacer activismo por los derechos sexuales y contra la homofobia hace ya más de cuatro años, yo todavía no estaba listo para hablar ante los medios nacionales de comunicación sobre mi orientación homosexual y mi condición de seropositivo. Tenía que resolver todavía muchas contradicciones conmigo mismo…

Mi show con Cristina o Una entrevista comprometida

Como norma los periodistas  preferimos entrevistar a que nos entrevisten, y a mí en particular la televisión me aterra, pero no podía negarme al pedido de una gran amiga y colega para comparecer en un programa que debe salir en fecha próxima por uno de los canales nacionales.

París es una bronca o Cásame despacio que voy de prisa

Al emperador francés Napoleón Bonaparte le atribuyen la frase «vísteme despacio que voy de prisa», y algo así me viene a la mente cuando observo las reacciones extremistas que todavía producen en el mundo los justos reclamos de garantizar iguales derechos a las personas homosexuales a la hora de formar una familia, como acaba de ocurrir este último…

Fiebre del miércoles por la noche o El miedo a las inyecciones

No pude escribir antes esta semana por una severa gripe que me traje de Holguín, en un mes de marzo que amenaza con imponer una buena marca en materia de hospitales y enfermedades. Pero tanto mi hijo Javier —con dos rápidos ingresos que incluyeron una apendicitis aguda— como yo, al parecer podremos extraer algún provecho…

La nueva política migratoria o Pronóstico para mi hijo Javier

Por más que lo intento no logro determinar con exactitud cuándo fue que asumí como un hecho completamente natural la posibilidad de que las personas emigren de un Estado a otro, y sospecho que a la mayoría de las generaciones que nacimos en Cuba después de 1959 tal vez les suceda igual.

La primera salida nocturna de Javier o De guardia adolescente

Este sábado Javier salió por primera vez en la noche con sus amiguitos de la  escuela secundaria a un paseo donde va la juventud de Cojímar, en el prado de la Villa Panamericana, al este de La Habana. Mi novio y yo asumimos como “garantes” del permiso ante su madre, por lo que nos tocó…