No descanses ni tengas paz, Hugo Chávez

Hace veinte años, bajo la tremenda impresión de la muerte repentina de un amigo y colega, escribí un manojo de versos juveniles que permanecen inéditos entre un montón de papeles, como toda mi Pobresía. Por primera vez quisiera compartirlos aquí con ustedes, como sencillo e imperfecto homenaje a Hugo Chávez Frías, presidente de Venezuela, amigo…

Una semana de ausencia o mi “retiro espiritual” en el IPK

Mientras más me dolían los apretones del cirujano en mi cara, mayor era la risa que me daba; sobre todo porque el sorprendido doctor le repetía una y otra vez a la enfermera, medio en broma, medio en serio, que ella era testigo de que yo no podía sentir dolor si me reía así, lo…

El Pollo de Enrique Bueno u otro gay más en Cuatro menos

El joven y popular actor Enrique Bueno —quien además hace honor a su apellido— “entra en el closet” de quienes han interpretado a personajes gay en el teatro cubano, con el estreno de Cuatro menos, pieza escrita por Amado del Pino. Sobre la dificultad e importancia del Pollo, su papel en esta obra que promete…

Mi pregunta al doctor Jorge Pérez o la homofobia es cómplice del sida

No pensaba escribir más sobre el Sábado del Libro, pero me incita a hacerlo el debate que suscitó entre mis amistades de Facebook la foto que me hizo el amigo y colega Gerardo Arreola, corresponsal del periódico mexicano La Jornada, cuando ese día tuve la oportunidad de preguntarle al doctor Jorge Pérez —como parte del…

Al sur de los recuerdos o mi idilio con Carilda Oliver Labra

Con la vorágine de asuntos inmediatos —algunos hasta desagradables— casi corro el riego de olvidar las cosas de veras importantes. Hace solo unos días —6 de julio— cumplió 89 años la poetisa matancera Carilda Oliver Labra y mientras el noticiero televisivo reportaba el homenaje que le brindaron sus coterráneos, no pude evitar que vinieran otra…

El español y yo o el hombre más libre de la Tierra

Si nos guiáramos por mis resultados académicos desde el primero hasta el noveno grado, yo me debía haber ganado la vida con las matemáticas o en alguna otra rama de la ciencia, más que del español. Las notas hasta ese momento de mi vida estudiantil, paradójicamente, siempre estuvieron como regla unos pocos puntos por encima…