Willy Toledo: Derechos sexuales son tan importantes como los sociales

Al prepararme para la reveladora entrevista que recientemente me concedió en La Habana el español Guillermo (Willy) Toledo, me percaté de que este actor —bastante conocido tanto por su destacada carrera histriónica como por sus posiciones políticas de izquierda y en defensa de Cuba— había trabajado en numerosas series televisivas y películas que han abordado en mayor o menor medida el tema del amor, la sexualidad y las relaciones homoeróticas. Sigue leyendo

Mi charla con amigo Indignado y activista LGBT: “¡O nos movemos o las cosas no cambian!”

Al joven X lo conocí en febrero del 2010, cuando le solicité ser su amigo en Facebook (FB) luego de hallarlo en un simpático e irreverente grupo cuyo nombre era Me parecen bien que los heterosexuales se casen. Es universitario, nació en España y reside en Madrid. Me contó que proviene de una familia cubana “anticastrista”, aunque admite que le gustaría venir alguna vez a la Isla para juzgar por sí mismo. Prefirió el anonimato, porque dice no confiar en el “gobierno” de mi país, pero tiene muchos más motivos de queja contra el sistema político en donde vive. Sigue leyendo

Cinco semanas en España y el día que lloré en Barajas

Casi una década después de aquella beca de cinco semanas en el Instituto de Estudios Fiscales de España, todavía albergo sentimientos encontrados en relación con la que hasta hoy ha sido mi estancia más prolongada fuera de Cuba. No obstante la irrepetible intensidad de no pocas de las experiencias acumuladas esa mágica vez y el alborozo excepcional que me produjeron ciertos acontecimientos, nunca podré olvidar que la enriquecedora travesía terminó con uno de los momentos de mayor desesperación en toda mi vida. Sigue leyendo

La suerte es gay y mi “fuga” por París

Para Daniel Palacios, joven amigo y autor hace pocos días del comentario 4000, a los seis meses y medio de iniciar esta bitácora

El pasado 21 de junio hizo un año de mi retorno de París, luego de una semana maravillosa que fue posible cuando ya no tenía particulares esperanzas de cumplir este sueño tan común de cualquier latinoamericano, gracias a mi sorprendente e inédita suerte en un sorteo de boletos gratuitos, en la celebración del Día de Francia durante la Feria Internacional de La Habana del 2008. Sigue leyendo