París es una bronca o Cásame despacio que voy de prisa

Al emperador francés Napoleón Bonaparte le atribuyen la frase «vísteme despacio que voy de prisa», y algo así me viene a la mente cuando observo las reacciones extremistas que todavía producen en el mundo los justos reclamos de garantizar iguales derechos a las personas homosexuales a la hora de formar una familia, como acaba de ocurrir este último…

Una conversación en el ómnibus o mi intromisión en la vida ajena

Hace unas semanas atrás iba yo en un ómnibus de la ruta 58 que me lleva desde Cojímar hasta el periódico, muy cerca de la Plaza de la Revolución, y no pude evitar escuchar una conversación sobre la homosexualidad entre dos adolescentes que viajaban en los asientos detrás del mío. Lo que hice después no…

Mis conclusiones precipitadas de una boda trepidante

Como ya no puedo darles la noticia, porque llegué a casa a las ocho de la noche, cansado pero contento, les diré solamente unas pocas y muy breves impresiones que extrajera de la boda entre Wendy e Ignacio, una mujer transexual y un hombre gay seropositivo, en el Palacio de los Matrimonios del reparto La…