Mis recuerdos de un naufragio o Todos somos un poco balseros

Si bien tengo muy poco que contar sobre la efímera revuelta del 5 de agosto de 1994 en el Malecón habanero, que empezó y terminó antes de que yo pudiera salir del periódico Trabajadores aquella tarde; no puedo decir lo mismo de la crisis de los balseros, de la cual me considero —lo digo categórico y sin falsa modestia— un testigo excepcional. Sigue leyendo

Mi vida en tres minutos o Lo que uno hace por una amiga

Quiero compartir con ustedes esta breve entrevista hecha por la joven periodista y gran amiga Leslie Salgado hace solo unas semanas atrás, como su trabajo final para un curso que impartieron en Cuba dos fundaciones holandesas, donde —les advierto—lo que verán y mucho más lo que escucharán de mí es prácticamente irrelevante frente a la belleza de la fotografía y de las imágenes cotidianas que ella y su compañero de clase lograron en Cojímar, poblado pesquero que adoro. Sigue leyendo

La muerte de Chirino o El último de mis barberos

Casi por casualidad acabo de saber que hace solo unos días murió Chirino, el último de mis barberos. Me sentí culpable de no enterarme antes, porque le debía muy buenas chácharas a este viejo fígaro, quien siempre me recibía en el rústico salón del patio de su casa en Cojímar, con el entusiasmo del gran conversador que aprecia más a un oyente atento que a un cliente de solvencia. Sigue leyendo

La Virgen sí pero el Papa no

La Virgen de la Caridad del Cobre pasó esta mañana muy oronda frente a mi casa. Mi mamá fue de las primeras en salir para interceptarla en la Villa Panamericana, y yo le pedí en préstamo la cámara digital a la madre de mi hijo, para regalarles estas instantáneas de la procesión a su paso por Cojímar, ese pintoresco poblado de pescadores al Este de La Habana. Sigue leyendo