Mi “vacuna” contra el SIDA y un Pérez que no es cualquiera

Al final quién sabe si tal vez los lectores de esta bitácora y yo hagamos juntos un aporte a la ciencia mundial, al descubrir que las polémicas en los blog y las redes sociales suben los CD4 y debilitan al VIH. Lo digo porque acabo de venir de una consulta rutinaria en el IPK, y les tengo buenas noticias, no solo sobre mi salud, sino también sobre un Pérez que —en contra de la frase popular que hace notar lo común de ese apellido en Cuba— definitivamente no es cualquiera. Sigue leyendo