¿Por qué un gay comunista y ateo es padrino en un bautizo católico?

Ahora soy el padrino de Cristian Alejandro, el hijo de mi sobrino Jordano Javier. Parecería una contradicción insalvable que un gay comunista y ateo bautice a un niño según el ceremonial de la Iglesia Católica, pero ya sabemos que en Cuba todo es posible. Sigue leyendo

De cómo un católico y un gay discrepamos sobre lo humano y lo divino

Después de identificar a mi colega Luis Luque como el otro contendiente de esta polémica, esta vez sí por su solicitud expresa —el anonimato inicial en la entrada anterior fue debido a un malentendido mío, al interpretar de modo incorrecto una de sus respuestas aquí recogidas—, apuro ahora el resto del intercambio sostenido originalmente en Facebook, donde cruzamos criterios encontrados sobre los escándalos sexuales y la historia de la Iglesia Católica, el reconocimiento jurídico a las parejas lésbicas y gay, la pertinencia o no de la intervención eclesial en los asuntos “terrenales”, el celibato y la continencia, los estereotipos y las fobias, la cultura del diálogo y el respeto. Sigue leyendo

Mi polémica con LL o una bronca que inevitablemente vendrá

Durante cuatro días de la pasada semana sostuve un intenso, extenso y por momentos ríspido debate en Facebook con un colega,  sobre el derecho al reconocimiento jurídico de las parejas homosexuales y a propósito de una simpática caricatura que publicó en esa red social otro amigo común. Con la anuencia de mi interlocutor —aunque sin dar nombre y apellidos por su solicitud expresa— considero oportuno publicar esta polémica, como adelanto de una discusión pública que, en mi criterio personal, más temprano que tarde trascenderá al resto de la sociedad cubana. Sigue leyendo