Una década contra la homofobia o Parece que fue ayer

El tiempo pasa y la gente se va poniendo vieja. Yo no, por supuesto. A partir de la semana que viene volveremos a estar en el centro de la vorágine de otra Jornada Cubana contra la Homofobia, la décima. Increíble. Sigue leyendo

Un debate sobre el activismo o Todo tiene que ver con todo

Desde hace dos o tres semanas tenía pendiente proponerles la lectura de un interesante debate que publicó la corresponsalía en Cuba del Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica y el Caribe. Reúne las opiniones que cuatro activistas por los derechos sexuales —entre otras múltiples “militancias” similares o diferentes entre nosotros— ofrecimos como respuesta a un provocador cuestionario periodístico de cinco interrogantes. Sigue leyendo

Mi boda heterosexual o Cómo quedé puesto y convidado

Mi casamiento un 20 de septiembre hace 18 años fue tal vez el proyecto organizativo más complejo de mi vida, y una de esas aventuras que transcurren entre angustias y sobresaltos, pero con el tiempo nos resultan muy divertidas. Sigue leyendo

Mi iniciación gay o Primero el sexo y después el amor

Me encantaría contarles que mis primeras relaciones homosexuales fueron el resultado de algún bello romance con cualquier amigo de mi adolescencia o juventud, pero eso sería una gran mentira. Sigue leyendo

Nuevo Código de Trabajo podría proteger por primera vez derechos de homosexuales en Cuba

El reconocimiento del derecho al trabajo con independencia de la orientación sexual o la identidad de género de las personas podría incluirse en una nueva ley, si todos los trabajadores y las trabajadoras que somos homosexuales, bisexuales o trans proponemos en nuestras secciones sindicales una adición al anteproyecto de Código de Trabajo que actualmente se discute en Cuba mediante consulta popular. Sigue leyendo

La composición del Parlamento o Cuando la homosexualidad deja de ser un “asunto privado”

Cuando el domingo ejerza mi derecho al voto para elegir a los diputados y las diputadas al Parlamento de Cuba, lo haré a sabiendas de cuántas mujeres y hombres, personas blancas y negras; de qué edad y nivel escolar, y hasta cuál tipo de trabajo desempeñan quienes integran la candidatura, pero no tengo la menor idea de la cantidad de homosexuales que habrá en nuestro nuevo gobierno. Sigue leyendo

Una encuesta para los HSH del Caribe o ¡A ganar la emulación, cubanos!

Las encuestas anónimas son como la versión laica de los confesionarios católicos —con la ventaja de que no implican pecados ni penitencias—; y acabo de completar una verdaderamente abarcadora, que no debería dejar de responder en Cuba ningún hombre homosexual o que tenga relaciones sexuales con otros hombres —y que además tenga conexión a Internet para poder hacerlo—. Sigue leyendo