Rara avis en el ballet o Regalo de cumpleaños para mi novio

Hacía tiempo estábamos por ir al ballet, pero conseguir en Cuba entradas para sus funciones es bastante difícil, sobre todo cuando uno no es asiduo a ese tipo de espectáculo, sobre el cual ya les comenté una vez que mi admiración es casi tan grande como mi ignorancia. Sigue leyendo

Once consejos gays para que sigas siendo heterosexual

Ser un hombre heterosexual es bonito, ya lo creo que sí. No tienes que dar explicaciones de tu vida privada a la familia ni confesarle nunca a nadie con temor o solemnidad: “el problema es que a mí me gustan las mujeres”. Puedes tocarle las nalgas a un amigo o sentarte sobre sus piernas en el asiento del ómnibus sin complejos (de ambos). Tienes derecho a ser todo lo promiscuo que te dé la gana o para lo cual te alcance el dinero, y hasta muy posiblemente te aplaudirán por ello. En fin, una verdadera felicidad que me gustaría de todo corazón que pudieras conservar por siempre. Sigue leyendo

Mis carencias culturales y algunos estereotipos gay

Es un lugar común bastante arraigado la identificación preferente de los homosexuales con el llamado mundo de la cultura, entendida esta como una reducción al estrecho concepto de lo artístico. Mis notables carencias en esta área, ya sea por ineptitudes hereditarias o debido a una formación bastante desgarbada y ecléctica, más otros intereses profesionales que la vida puso en mi camino, me hacen cuestionar y a ratos violentar de modo consciente, no sin cierta dosis de picardía, ese estereotipo de lo gay. Sigue leyendo