Carta a los genitales o Biografía según mis partes

Como parte de una exploración de la endosexualidad, un ejercicio de clase para esta semana es que cada maestrante en Sexología y Sociedad les escriba una carta a sus genitales. Aunque debía ser un texto anónimo, me atrevo a compartir la mía con ustedes, para que me den sus criterios y me ayuden a mejorarla antes de la evaluación. Sigue leyendo

El piquete que subió una montaña pero bajó una colina o En tren de Hershey al Pan de Matanzas

Esta semana tuve que escoger entre asistir al II Encuentro Nacional de activistas de las Redes Comunitarias del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) en Santa Clara, o irme de guerrilla con mi hijo y un grupo de amistades a acampar una noche en el Pan de Matanzas. Sigue leyendo

Cinco denuncias diarias por delitos contra menores no es poco

La relatividad de las cifras y su forma de presentación pública no nos deben llevar a restar importancia a fenómenos sociales preocupantes y dañinos. Tal es el caso de la interesante información que acaba de ofrecer el Ministerio Interior de Cuba acerca de la baja incidencia de delitos de violencia y abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes.  Sigue leyendo

La primera salida nocturna de Javier o De guardia adolescente

Este sábado Javier salió por primera vez en la noche con sus amiguitos de la  escuela secundaria a un paseo donde va la juventud de Cojímar, en el prado de la Villa Panamericana, al este de La Habana. Mi novio y yo asumimos como “garantes” del permiso ante su madre, por lo que nos tocó la tarea de ir a vigilar el ambiente (sin que él nos viera, claro). Sigue leyendo

La muerte de Chirino o El último de mis barberos

Casi por casualidad acabo de saber que hace solo unos días murió Chirino, el último de mis barberos. Me sentí culpable de no enterarme antes, porque le debía muy buenas chácharas a este viejo fígaro, quien siempre me recibía en el rústico salón del patio de su casa en Cojímar, con el entusiasmo del gran conversador que aprecia más a un oyente atento que a un cliente de solvencia. Sigue leyendo

Una conversación en el ómnibus o mi intromisión en la vida ajena

Hace unas semanas atrás iba yo en un ómnibus de la ruta 58 que me lleva desde Cojímar hasta el periódico, muy cerca de la Plaza de la Revolución, y no pude evitar escuchar una conversación sobre la homosexualidad entre dos adolescentes que viajaban en los asientos detrás del mío. Lo que hice después no sé si fue prudente, pero no me arrepiento. Sigue leyendo

El español y yo o el hombre más libre de la Tierra

Si nos guiáramos por mis resultados académicos desde el primero hasta el noveno grado, yo me debía haber ganado la vida con las matemáticas o en alguna otra rama de la ciencia, más que del español. Las notas hasta ese momento de mi vida estudiantil, paradójicamente, siempre estuvieron como regla unos pocos puntos por encima en las asignaturas de ciencias que en las de letras, fundamentalmente —si mal no recuerdo— por los errores ortográficos. Sigue leyendo