Tanto para Cuba u Otra victoria LGBTI en el Consejo de Derechos Humanos

En contraste con el gobierno de los Estados Unidos que en fecha reciente abandonara el Consejo de Derechos Humanos como otra manifestación de su desprecio por los organismos internacionales multilaterales, Cuba acaba de apoyar en esa instancia de Naciones Unidas la renovación por un segundo periodo de tres años del mandato del expert@ independiente en protección contra la violencia y discriminación por orientación sexual e identidad de género (EI OSIG).

La resolución recibió 27 votos a favor, 12 en contra y 7 abstenciones, durante el actual 41º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, con el respaldo casi unánime de América Latina y el Caribe, expresado por  Argentina, Bahamas, Brasil,  Chile, Cuba, México, Perú y Uruguay.

Activistas y organizaciones de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales (Ilga world) y de su representación en la región (Ilga Lac), de la cual forman parte varias de las redes sociales comunitarias vinculadas al Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), se congratularon con este logro.

Según la información fechada en Ginebra que publica este viernes la página oficial de Ilga world,  “aunque el proceso de renovación tuvo que superar 10 enmiendas hostiles, el núcleo de la resolución se mantiene firme al afirmar el carácter universal del derecho internacional de los derechos humanos”.

La resolución para crear en 2016 y ahora renovar el mandato “le Experte Independiente” paran la protección contra la violencia y la discriminación basadas en la orientación sexual y la identidad de género fue presentada por un grupo de siete países latinoamericanos: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México y Uruguay, precisó la nota.

La campaña que pidió al Consejo mantener ese nombramiento contó también con el apoyo de más de mil 300 organizaciones no gubernamentales de 174 Estados y territorios.

El Cenesex también abogó por la renovación del experto independiente, a través de su vínculo con la Cancillería cubana, según confirmó Manuel Vázquez Seijido, subdirector de esa institución científica que asesora e impulsa las políticas públicas sobre educación y salud sexual en el país, con un reconocido liderazgo por su abogacía en favor de los derechos de las personas LGBTI desde 2007.

“Le Experte Independiente de las Naciones Unidas sobre OSIG” tiene la tarea de evaluar la aplicación de la legislación internacional existente en materia de derechos humanos, mediante diálogos con los Estados, y de trabajar en colaboración con otros mecanismos regionales y de las Naciones Unidas para abordar la violencia y la discriminación que sufren las personas LGBTI.

La nueva Constitución cubana que entró en vigor en 2019 proscribe la discriminación por orientación sexual e identidad de género en su artículo 42, y recoge en un capítulo sobre las familias los derechos de todas las personas a constituir y que les reconozcan sus diversas conformaciones de pareja.