Una conversación en el ómnibus o mi intromisión en la vida ajena

Hace unas semanas atrás iba yo en un ómnibus de la ruta 58 que me lleva desde Cojímar hasta el periódico, muy cerca de la Plaza de la Revolución, y no pude evitar escuchar una conversación sobre la homosexualidad entre dos adolescentes que viajaban en los asientos detrás del mío. Lo que hice después no sé si fue prudente, pero no me arrepiento. Sigue leyendo