Mi desencuentro en lugar de encuentro gay y una rápida respuesta policial

El domingo 21 de noviembre, luego de concluir mi labor en el cierre del periódico, me encontraba sobre las once de la noche en un frecuentado sitio de encuentro homosexual del Vedado capitalino, cuando tuve un lamentable desencuentro con un miembro de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR).

Luego de presentar una enérgica queja días más tarde, dos oficiales de la jefatura de la Unidad Provincial de Patrullas acudieron a mi casa al sábado siguiente, para declarar con lugar la reclamación, anular la multa que me impusieron, informarme sobre la medida disciplinaria aplicada al agente actuante y explicar la posición oficial de la PNR en contra de la discriminación por orientación sexual.

Antes de continuar con los detalles de esta historia, debo advertir —como hacen antes de proyectar algunos programas televisivos— que lo que narraré a continuación podría herir la sensibilidad de algún lector. No obstante, considero necesario exponer esta realidad poco abordada y muchas veces manipulada desde el exterior o por algunos grupos internos, para convertir determinadas actuaciones incorrectas de agentes del orden con prejuicios homofóbicos, en un argumento contra la Revolución.

Considero esencial además enfatizar que tales comportamientos de ciertos efectivos policiales no están en correspondencia con la política del país y que constituyen flagrantes violaciones de la legalidad.

En la medida que esto sea conocido y demandado con firmeza y respeto por las personas homosexuales, bisexuales, HSH y transexuales que en algún momento acudimos a los sitios de encuentros —por las razones que fueren, las cuales no siempre son sexuales como muchos suponen— contribuiremos a corregir estos excesos, educar a todos los miembros de la PNR y crear conciencia en la sociedad sobre la necesidad de espacios donde los miembros de la comunidad LGTB de Cuba podamos acudir sin riesgos para nuestra dignidad como seres humanos y para nuestra seguridad como ciudadanos, sin escandalizar a nadie ni sentir el rechazo de una mayoría heterosexual con frecuencia intolerante cuando dos personas del mismo sexo expresan o manifiestan sus afectos, de un modo similar o incluso con menos atrevimiento de lo que la norma social les permite sin sonrojo o repulsa alguna a las parejas de hombres y mujeres.

Pero vayamos a los hechos:

Estaba yo sentado, solitario, en un muro del mencionado sitio de encuentro —no diré su ubicación exacta, porque no es mi propósito estimular la concurrencia a estos lugares, ciertamente peligrosos en muchos casos, por lo apartados que son y la presencia ocasional en ellos de maleantes que a veces agreden o asaltan a las personas LGTB para robarles—, cuando un agente de la PNR me pidió el carné de identidad, documento que le entregué disciplinadamente, luego de darle las buenas noches al oficial, quien me pidió que lo esperara junto a la patrulla.

Así, nos reunieron junto a dos carros patrulleros a un pequeño grupo de alrededor de siete u ocho hombres homosexuales que allí estábamos, hasta que regresó el oficial al frente del operativo, quien en forma descompuesta ordenó que nos pusieran a todos “500 pesos de multa”, porque ya estaba “cansado de que nos llamen la atención por estos maricones”. Cuando un joven que estaba más apartado de ese carro discrepó en alta voz por el supuesto monto de la multa, el mencionado policía gritó: “¡Díganme quién está protestando para meterle una galleta (bofetada), que hoy todavía no le he dado golpes a nadie y estoy loco por hacerlo!”.

Comenzaron a rellenar los talonarios. Un joven policía de la otra patrulla expresó: “¡Con tantas mujeres que hay en La Habana!”, y otro de los detenidos le rebatió correctamente que esa observación no venía al caso, porque “en La Habana hay tantas mujeres como hombres”.

Comenté con varios de los ahí presentes que no entendía cuál era la contravención cometida, a lo cual el oficial al mando me respondió iracundo que “¡allí solo se meten los maricones!” Le pregunté en voz baja que si ser homosexual era un delito, y me espetó que a él no le importaba eso, que nos fuéramos para otra parte, porque estar ahí estaba “prohibido”. Alguien le hizo notar que no existía ninguna indicación de prohibición de acceso en ese lugar, sin obtener contesta alguna.

En ese momento le llamé la atención y le dije muy respetuosamente que su actuación era incorrecta, me identifiqué como periodista, le pedí el número de su placa y le dije que lo sucedido allí hasta ese momento se sabría. Pregunté a las otras personas si estaban dispuestas a atestiguar sobre el mal procedimiento policial. Solamente un muchacho de la Isla de la Juventud, de visita en La Habana, me dio su nombre y apellidos.

Cuando el citado oficial me oyó pedir esos datos, se encolerizó y me dijo que eso era “lo que hacían siempre los maricones”, en alusión a que yo era un chivato. Añadió que él me conocía y me había visto otras veces en esa zona. Le respondí sereno que me había visto y me seguiría viendo (trabajo cerca, por ahí vive mi pareja y además pasan los ómnibus que van para mi casa).

Me replicó molesto que yo era “el famoso periodista” y que me había puesto muchas multas por estar en esa zona. Le aseguré que eso no era cierto, que podía verificar mis antecedentes y chequear que no tenía ninguna contravención. También me amenazó a mí y al resto de las personas presentes con avisar a los respectivos centros de trabajo “para que los boten”. Le repliqué que ya veríamos quién perdería su trabajo luego de todo eso.

Finalmente me pidió firmar la multa y le pregunté cuál disposición legal había infringido. Citó un número y una letra que no entendí (luego leí en el talón: Decreto 141, artículo 001, inciso P, por valor de $60.00) y me dijo que era por “exhibición impúdica”. Le respondí que no estaba de acuerdo, que yo no había cometido esa contravención, pues al pedirme el carné de identidad estaba sentado solo, en un muro, fuera de la vista pública y correctamente vestido, y por tanto no firmaría. No obstante, me extendió el comprobante, lo tomé y me encaminé a la estación de la PNR más cercana para denunciar lo sucedido.

Cuando llegué a la estación de policía los dos patrulleros estaban parqueados enfrente. Me vieron entrar. Expliqué a la oficial de guardia que estaba en la carpeta las expresiones abusivas, discriminatorias y homofóbicas del agente, y la improcedencia de la multa aplicada. La compañera le gritó desde la puerta al mentado policía que subiera, porque había allí un ciudadano con una queja contra él, pero no obedeció y dijo que tenía que ir a otro lugar. Se marcharon en la patrulla. Me comuniqué por un teléfono celular con el director del periódico donde trabajo, a quien le expliqué lo que estaba sucediendo en la unidad y que yo lo mantendría al tanto.

Mi pareja, a quien yo había llamado también por teléfono, llegó a buscarme mientras yo esperaba que me tomaran declaración y preguntó por mí a otro policía que estaba en la puerta. Les dije en voz alta que era mi pareja. Al llegar junto a mí me saludo con un beso en la mejilla. En ese momento otro oficial que estaba en la carpeta nos dijo que los dos no podíamos estar dentro de la estación. Le respondí que si él no podía estar junto conmigo, entonces ambos esperaríamos afuera, y salí primero. Mi pareja, quien iba de último, escuchó un comentario del oficial, molesto por el beso.

Pasados unos minutos, el oficial de carpeta me pidió subir las escaleras de la entrada, pero “yo solo”. Me hizo reiterarle lo dicho por mí con anterioridad, de pie en la puerta de la estación. Me explicó que debía presentar una queja contra el agente en la Unidad Provincial de Patrullas, y reclamar la multa mediante un escrito en un plazo máximo de 72 horas. Le di las gracias y nos marchamos. En el camino nos cruzamos con la patrulla del incidente, que iba de regreso a la unidad.

Hasta aquí la descripción pormenorizada de lo ocurrido, casi con el mismo nivel de detalles que incluí en mi reclamación oficial, donde también añadí estas breves consideraciones adicionales:

  • Aunque son entendibles las preocupaciones de la PNR por la peligrosidad que en ocasiones entrañan los lugares de encuentro entre homosexuales, y su actuación para evitar que ocurran en ellos hechos delictivos como asaltos, robos u agresiones contra estas personas, eso no justifica conductas policiales reprobables como las descritas.
  • Es muy lamentable que luego de todos los esfuerzos realizados por la Revolución para educar a la población en el respeto al derecho a la libre orientación sexual, y en contra de la discriminación y la homofobia, todavía ocurran situaciones como esta.
  • Conozco parte de la labor desarrollada por el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), para formar a la PNR en un mayor conocimiento acerca de la diversidad sexual, pero es indiscutible que la actuación del oficial al mando esa noche durante aquel operativo, evidenció una propensión hacia la violencia, el abuso de poder y el trato humillante y discriminatorio, motivada al parecer por hondos prejuicios homofóbicos, que lo inhabilitan para ejercer en esa institución.
  • La aplicación injustificada de la mencionada contravención por “exhibición impúdica” se ha convertido en una práctica bastante generalizada dentro de la PNR para desestimular la presencia de las personas homosexuales en los sitios de encuentro, cuyos efectivos en lugar de protegernos de las agresiones que a veces sufrimos los gay en tales sitios, se convierten también de cierta forma en agresores.
  • Tratamientos injustos e ilegales como este, por parte de una institución que debe proteger nuestros derechos ciudadanos, hacen un grave daño al país y a la Revolución, pues sirven de pretexto para las campañas de descrédito desde el exterior contra el gobierno cubano y el socialismo.

A riesgo de extenderme demasiado, les resumo brevemente el encuentro en mi hogar, el sábado 27 de noviembre, con oficiales de la jefatura de Patrullas que me informaron sobre el resultado de la reclamación.

En un clima distendido, los dos jóvenes policías me explicaron que no es política de la PNR actuar contra las personas por razón de una determinada orientación sexual, y que les insisten mucho a los agentes sobre ese asunto, aunque aceptaron que todavía es un problema no resuelto, a pesar incluso de la capacitación sistemática que esas fuerzas reciben al respecto.

A partir de mi queja, ellos investigaron lo sucedido y pudieron comprobar que la actuación del mencionado policía había sido excesiva, por lo cual le aplicarían una medida disciplinaria que en dependencia de un análisis en ese momento todavía pendiente, podía incluir desde severas penalizaciones económicas hasta la separación de esa unidad especializada. Me pidieron, además, el talón de la multa para anularla.

Les di mis puntos de vista sobre lo sucedido y mi valoración de que habría que ir más allá de este incidente concreto, porque poco o nada significaba quitarme a mí solo la multa y sancionar a ese único policía. Los oficiales aseguraron también que utilizarían el caso para la discusión colectiva con el resto de sus efectivos. En el acta de conformidad con los resultados, les añadí de mi puño y letra dos recomendaciones:

  • La necesidad de que la PNR diseñe un procedimiento correcto de intervención policial en los sitios de encuentros, cuando ocurra algún delito que así lo justifique, sin que ello genere acciones discriminatorias por motivo de la orientación sexual de quienes allí acuden.
  • La urgencia de erradicar la aplicación improcedente e ilegal de la citada contravención de exhibición impúdica como un método para desestimular la presencia de personas homosexuales, bisexuales o HSH en esos lugares.

Conversamos mucho esa mañana, traté de razonar con ambos oficiales acerca las causas de la existencia de los sitios de encuentros gay, los riesgos que implican y su compleja naturaleza, incluyendo la vulnerabilidad de quienes los visitan y el silencio que suelen guardar las víctimas de estos u otros atropellos, por múltiples razones que van desde el desconocimiento de sus derechos, hasta el temor a que sea revelada su verdadera orientación sexual ante esposas, novias, familiares y en su entorno laboral o estudiantil, al no atreverse a afrontar los prejuicios e incomprensiones aún existentes dentro de la sociedad cubana, en relación con la homosexualidad y la bisexualidad.

En cuanto a la homofobia —que como bien indica su nombre actúa irracionalmente como todas las fobias— mis interlocutores y yo coincidimos en que es un fenómeno cultural, y que por tanto no podemos reducirla a la actuación de una institución específica, un determinado grupo humano o algún sujeto aislado, y su superación llevará tiempo.

No soy ingenuo, sé que este hecho por sí solo no traerá un cambio radical en la actuación de la PNR, ni en la actitud mayoritaria y comprensiblemente vacilante ante situaciones similares de tantas y tantas personas involucradas en estas realidades subterráneas, opacas, difíciles e inevitables que matizan de tonos grises el complicado comportamiento sexual y afectivo de los seres humanos.

En lo personal, me daría por satisfecho simplemente con ayudar a que otros homosexuales y bisexuales supieran que hay maneras de proceder por las vías administrativas establecidas para obtener una reparación o rectificación, así como para exigir la delimitación de las responsabilidades individuales con su correspondiente medida disciplinaria, cuando acontezcan estos procederes erróneos de algún miembro de la policía.

Pero además —y es lo más importante— estoy convencido de que asumir, exponer, discutir y alertar sobre estas aristas espinosas de la vida, puede contribuir a que tal vez un día nadie tenga que ocultar su manera de amar o temer por ello, con todos los peligros que eso implica.

Anuncios

202 comentarios

  1. Bárbaro! Muy bien! Si todos los homosexuales tuvieran esa actitud, las cosas mejorarían… Varios amigos míos y yo nos hemos vito en situaciones parecidas (bueno, la lista sería extensa, jaja) y sí uno tiene claro cómo actuar, no hay nadie que te pisotee así…Claro, también hay otros casos en que el homosexual se intimida y no tiene las herramientas suficientes para defenderse, ni la razón…(no nos engañemos, muchos gays no es que sean cobardes, es que a algunos de verdad que los agarran haciendo el sexo en plena vía pública y a otros, que sin comerla ni beberla, sencillamente les da miedo las consecuencias de una queja). Por eso, no creo que sea suficiente con quejarse… porque y alo dije, algunos no saben cómo…Debe existir una manera más efectiva que impida que un policía humille de esa manera a un homosexual…
    El tema es complejo porque no existen sitios propicios para encuentros entre homosexuales… y no me refiero a las discotecas… Por otro lado, entre la propia población gay hay prejuicios hacia esos lugares (lo que no impide que también se den un paseo de vez en cuando) porque consideran que son frecuentados por gays “bajitos”; o sea, “marginales”… Ese fenómeno no es exclusivo de Cuba, desgraciadamente… Mis amigos acá me cuentan de historias parecidas (y hasta tenebrosas) en Ciudad México y Lima…por poner dos casos… pero eso no quiere decir que nos tenemos que conformar…Eso de crear conciencia es viejo y tiene moho… Sí, la educación es necesaria, pero hace falta un recurso legal que respalde a aquel que no ha cometido falta alguna en esos sitios…
    Este post sí es una bomba!

    • Randol: no sé de leyes tanto como quisiera, pero me parece que el mejor recurso legal es precisamente que no hay nada en el código penal que diga que es ilegal ser homosexual o estar en un sitio frecuentado por gays, bisexuales y HSH. Y sobre las cualidades humanas, éticas y profesionales de quienes han ido o van a estos sitios… ¡hay de todo como en botica!, a imagen y semejanza de nuestra tan diversa y compleja sociedad 🙂 Pero los maleantes y los policías equivocados cuentan con el silencio cómplice y esa falsa culpa inducida socialmente desde los prejuicios, la discriminación y la cultura homofóbica.

      • Randol , Ud. sigue como siempre: “historias parecidas en Ciudad Mexico y Lima”. Pensè que Ud. estaba en Canada. Busque historias parecidas como esta en la Ciudad donde vive. Es claro que en otras partes del mundo suceden estos casos, pero compare con lo que està viviendo alli y ahora. En Benin, Iran y otros paìses (esos, con los que voto cuba ultimamente) seguramente los homosexuales la pasan peor que en Cuba.
        Saludos

        • Mau: recuerda que Canadá es muy cosmopolita, y como es amistosa con los gay, muchos homosexuales de Latinoamerica emigran allá. ¿Por qué no contarían sus experiencias también? ¿Ahora quieres limitar su libertad de expresión? 😉

      • Randol tiene razón. Hace falta un recurso, una ley, que proscriba la homofobia, sea particular o institucional. Los multados ahí deberían tener derecho exigir una reparación, ante un tribunal, a la policía de La Habana.

        Por otra parte, ¿y si me agarraran teniendo sexo en un parque, qué? ¿dónde se supone que tenga sexo el que no tiene ni siquiera una azotea como los protagonistas de una mala película reciente?

        Me consta que la policía es tolerante con los heterosexuales en semejantes situaciones, la excepción es la homofobia.

        • Maykel: si la policía encuentra en un lugar apartado, oscuro, oculto de cualquier mirada, a una pareja heterosexual haciendo el amor, seguro que no lo considera una “exhibición impúdica”. Lo mismo tiene que aplicar para una pareja homosexual. La lógica indica que esta contravención sancionaría a quien irrespete a terceros que no tienen por qué presenciar relaciones sexuales ajenas, u otros comportamientos como el exhibicionismo. En cuanto a lo de una legislación que sancione la homofobia, coincido contigo en que haría falta, aunque me parece haberle oído a alguien que en el código penal está recogida la penalización de la discriminación, lo cual supongo que podría ser la base para una demanda judicial ante la fiscalía o los tribunales, pero no me consta, la verdad. Habría que consultar a un abogado.

      • Paquito, un documental recientemente estrenado en el Festival de Cine, acerca de los CDR («Que me pongan en la lista»), ambientaba una escena parecida: un individuo que parecía policía conminaba a los realizadores a no hacer más preguntas sobre el tema ni a filmar en la calle.

        Cuando le preguntaron en qué ley estaba consignada la prohibición de preguntar sobre un asunto, o de simplemente filmar en la vía PÚBLICA, el individuo dio unas raras excusas e insistió en que dejaran de hacer lo que venían haciendo.

        Creo que la gente, con independencia de su orientación sexual, tiene que armarse más de sus derechos. Escandalizar (hacer manifestaciones desproporcionadas de las apetencias sexuales en la vía pública), no es un derecho, seas homo o hétero, pues para algo existe el límite de la privacidad en la conciencia humana (la propia y la social). Pero estar en un lugar público sin molestar a nadie no es una contravención, y eso algunos agentes no lo han comprendido, sea que tengan delante a homosexuales, a jóvenes negros o a muchachas vestidas con ropas ajustadas.

        Pienso que con casos así también se podrían preparar materiales didácticos en TV. Si ves cualquier película occidental de tema policial, es común ver a agentes que se saltan las reglas. Es imposible pensar en la uniformidad moral de todos los que visten un uniforme, aunque se desplieguen esfuerzos formativos para ello. ¿Que la mayoría son íntegros? Bien, lo aplaudo, pero ¿por qué no ilustrar en TV los comportamientos reprobables de algunos, de modo que se saquen enseñanzas también de esos ejemplos?

      • Mau, ya que me lo pide, le cuento…Acá en Canada la comunidad gay no sólo es grande, sino que también tiene mucho poder… Sin embargo, en los últimos años, debido al gobierno del Partido Conservador, se han visto alarmantes retrocesos… Una colega mía dirige la Comunidad Lésbica de Toronto (no me estoy alejando, esa ciudad está a una hora del pueblo en que estoy yo) y me relata cómo en la práctica, muchas cosas logradas en materia de respeto a la divesidad se está perdiendo. Constantemente los gays (fuera del barrio rosa, que, además son dos pequeñas cuadras para una ciudad como Toronto) están siendo molestados (y no pocas veces multados) por besarse en parques y calles… Curiosamente, hace ya un año, una de mis alumnas acá en el pueblo donde estoy, me comentó lo mismo mientras conversábamos en ella, su pareja y yo… Pero lo peor es que el nuevo alcalde de Toronto viene con malas pulgas… Ante el proyecto de ampliar el área comercial del Barrio Gay prometió en su campaña que lo votaría en contra…y ganó las elecciones… Repito, fuera del Barrio Gay, nada de besitos ni caricias públicas… Complacido estimado Mau?

      • Completamente de acuerdo con Luque… Por momentos se piensa que la policía cubana debe ser la seriedad en dos patas y noe s así, ni en Cuba ni en ningún otro lugar… Muchas veces se saltan las reglas y las leyes o bien porque persiguen otro objetivo o bien porque se hastían…ahora bien, el hecho de que se hastíen y hayan tenido una mala noche no es culpa de los que se sientan en lugares apartados… no tienen el derecho a multar a nadie por la sola sospecha de que anda en lo mismo que otros… no, eso no. Es como la gastronómica de Coppelia que te trata mal porque se levantó con el moño virado…su maletín… También coincido con Luque en que no es lo mismo estar en un lugar apartado y te multen, a que una pareja (no importan los sexos) tenga relaciones explícitas a la vista pública…eso algunos lo llaman inmoralidad…yo me limito a llamarle agresión a los derechos de otros que por allí pasan y no tienen por qué ser convidados involuntariamente al voyerismo… Que algunos disfruten del voyerismo, ok, no hay porque juzgarlos, pero todo tiene su lugar.
        Maykel trae a colación un tema que es candela…Maykel, no apruebo que se tenga sexo en plena calle, lo siento…Que deberíamos tener lugares para esos encuentros ocasionales y fugaces? De acuerdo, pero no en la calle…Lamentablemente no contamos con esos sitios y eso se debería discutir más por los que nos representan…pero bien, el hecho de que me oponga al sexo explícito en plena vía pública no quiere decir que de verse alguien en esa situación deba resistir la humillación de un agente del orden…no porque con los heterosexuales son más tolerantes, no…sino porque la ética indica otra cosa…se le llama aparte, se le explica que eso está prohibido y se le pone una multa… El que no pueda aguantarse y quiera arriesgarse, que lo haga, pero sabe que está cometiendo un delito…menor, pero un delito….cada cual debe ser responsable de lo que hace…
        Pero el comentario de Paquito va en otra dirección…la cual hay que apoyar.

      • Paquito, yo tuve una experiencia similar en Cuba siendo muy joven. Estaba en un sitio público apartado y muy oscuro sin espectadores algunos (matorral) metiéndole mano (o mejor dicho boca) a mi pareja por donde tu sabes y en un momento dado me dí cuenta de que había llegado un espectador. No dije nada por no armar un lío y porque pensé que con aquella oscuridad el tipo se dejaría 20 dioptrías antes de poder distinguir nada, pero mi sorpresa fue inmensa cuando el espectador sintiéndose observado guardó sus “armas” y se dirigió a nosotros ¡¡¡Era un policía que se estaba consolando a nuestra costa!!! El personajillo en cuestión se acercó y nos pidió identificación, nos amenazó con ponernos una multa por escándalo público y con llamar a nuestros padres y a nuestras escuelas. Le pregunté que por qué había estado mirando tanto rato antes de “decidirse” a abordarnos y me contestó que no pensaba que eran “un hombre y una mujer” y por eso no se metió al principio. En fin, que hay quién de anatomía sabe poco como sabemos…
        Le dije que si el consideraba que si fuese un hombre y una mujer no sería una falta o delito y el hombre convencido dijo que sí, que no era delito si era “entre parejas normales”.
        Al final nos devolvieron los carnés después de que mi pareja le diera una muela bizca, porque yo estaba plantao y no pensaba pagar ni un mísero peso por una felatio de matorral.
        En fin, que como ves sí hay policías que consideran que el problema es que lo hagan dos hombres. Si son “parejas normales” hasta se animan y se la menean quedandose más anchos que largos.

        También en mi opinión la policía en Cuba se cree omnipotente y que puede actuar al margen de la ley. Mejor dicho, se creen como aquel Teniente Arencibia de “San Nicolás del Peladero” que decía “Yo soy la ley” y la invento sobre la marcha.
        Hay muy poca formación legal entre los policías cubanos. Estoy seguro de que se saben dos artículos y punto. Los demás ¿pa que aprenderselos si podemos hacer lo que nos dé la gana sin consecuencias?. De hecho muchos no saben ni hablar correctamente y su papel estriba en “estar-ahí-en-la-esquina-para-meter-miedo”.

        Por último te digo que me alegra que haya gente valiente como tu que haga estas críticas directamente al aparato policial tan temido por los cubanos. Tu experiencia se asemeja (sin llegar a los extremos de violencia y crueldad a los que son sometidos los disidentes en Cuba) a una que tuvo Yoani Sánchez hace unos meses cuando fue detenida en plena calle 23, subida a empujones a un carro patrulla, golpeada e insultada. Solo hay una diferencia: ELLA LO GRABÓ TODO EN SU MÓVIL Y AHÍ ESTÁ EN INTERNET COLGADO, incluidos los comentarios hechos en su ausencia por los agentes que la detuvieron y le retiraron el móvil. Móvil que no supieron apagar y siguió grabándolo todo hasta el final.
        La próxima vez enciende tu móvil. Grábalo y enséñanos a los culpables que también merecen que la opinión los castigue aunque sea en el remoto marco de un blog de internet al que los cubanos de a pié no acceden por razones obvias.

        • Schoolout: gracias por tu anécdota personal, ese argumento de la actuación diferenciada ante una pareja heterosexual también lo utilizamos acá. Pero yo no hago nada con hacer lo que la muchacha de la cara lánguida —además de que no tengo móvil con esas prestaciones—, pues su propósito es esencialmente diferente al mío: yo trato de hacer mejorar lo que tenemos con disuación y exigencia; ella solo tiene un espectáculo muy rentable montado en internet.

      • Paquito, revisa tu móvil que casi todos los móviles graban voz incluso los más antiguos.
        Circo o no Yoani sacó a la luz una grabación que denuncia la brutalidad policial con los disidentes en Cuba. También ella ha tratado de protestar por las vías “oficiales” pero le han cerrado el camino y las puertas. La han despojado de su derecho a protestar por esos medios que a ti se te abren y hasta le quitan el derecho a salir de su país por invitación sin que medie explicación alguna en decenas de ocasiones ¿Es eso o no una violación que debe denunciar por los medios que le queden a su alcance? ¿Hay que quedarse callado cuando te dan una paliza en plena calle sin ton ni son? Claro, para ti eso es un circo, no las rumbas del Día del Orgullo Gay en calle 23 con Mariela Castro a la cabeza y los zancudos de Eusebio Leal.

        Ya luego sobre el tema de si es rentable o no su blog es cuestión de que la gente quiera o no donar dinero a una persona con la que se identifican.
        Hay una casillita que pone en su página de Generación Y “Donar” y tu también podrías tener una en tu blog si los factores te autorizan a hacerlo como lo han tenido páginas como kaosenlared que tampoco han renunciado a la financiación sin mirar de donde venga. Y mucho me temo que una página como la de kaosenlared que lo mismo defiende al gobierno cubano que a ETA y otros terroristas recibirá dinero de militantes de ETA, terroristas varios y comunistas por igual sin reparo alguno. Y como las donaciones son anónimas tu nunca sabrás si el dinero te lo donó Raúl Castro, Arnaldo Otegui o Barak Obama ¿Me entiendes?

        • Lady querida: te entiendo, pero no te comprendo 😉 Yo creo que la muchacha de la cara lánguida hace lo que hace porque está más segura acá en Cuba de lo que estaría en muchos otros lugares del planeta.

    • El dia que decidí dejar de creer en la revolución.
      Gracias Paquito por la anecdota. Yo contaré algo parecido que me ocurrió en Varadero. Como he dicho en varias ocasiones, soy de Matanzas y soy graduado de la CUJAE. Mi hermano estaba estudiando en Santa Clara y estaba preparando su tesis de grado con un compañero de su aula pero que vivia en Varadero. Me preguntó si quería ser tu tutor de la tesis y que le buscara un buen tema.
      Yo acepté y buscamos un tema super intersante. Hicimos la tesis de graduación con tremendo amor y llegó el día de la defensa. Cogí mi moskovich y fui a Varadero a recoger al compañero de mi hermano. Salimos para Santa Clara sin contratiempos, discutimos la tesis con felicitaciones, regresabamos contentos a Varadero para dejar al amigo y seguir para Matanzas, cuando nos para la policía y me bombardean a preguntas.
      ¿Quienes eres tu?¿Que haces aqui?¿De donde vienen?¿De donde se conocen? etc. Las respondí todas y enseguida el policía cogió la planta y llamó a la Unidad:
      – Atención, aqui tengo detenido a un ciudadano que está boteando en Varadero con nacionales. Lleva consigo a un ciudadano vecino que la calle “tal” y que no tienen aparente relación. No son amigos, ni se conocen.
      – Del otro lado responden, proceda a su arresto y detención y ocupación del vehículo.
      – Ok, recibido.

      Fuimos detenidos mi hermano y yo y conducidos a la Unidad de la PNR de Varadero. Yo con lagrimas en los ojos, mi hermano histérico y el amigo de Varadero alucinando, no creíamos lo que estaba pasando. Estabamos detenidos por haber decididos discutir una tesis de grado juntos.

      Me pusieron un acta de advertencia (que no firmé), una multa de 150 pesos y estuvo el carro preso 15 días en la Unidad.
      Pedí una cita con el oficial Alias “Pumariega” y cuando le fuí a explicar no escuchó ni una palabra, solo dijo: “Invéntese un cuento mejor que ya ese está gastado”. Ustedes sigan boteando que nosotros seguiremos poniendo multas.

      La discusión cogió al grado que comencé a ofender a los dirigentes, a la revolución, a los jueces, alos barbudos y a todo aquel que habia ayudado a crear aquel engendro de leyes donde yo me encontraba completamente indefenso.
      Cuando llegué a Matanzas, salí paa la Fiscañia provincial para acusar al patrullero y al oficial “Pumariega” y me dijo el fiscal que no perdiera mi tiempo que la ley no me favorecía. Me pidió que hiciera una carta de reclamación contándolo todo y la entregara en la Dirección Provincial de MININT. Así lo hice y todavía estoy esperando una respuesta.

      Desde ese día dejé de ser comunista, revolucionario, marxista, iluso, soñador y saqué una triste conclusión: Donde mejor están los policias cubanos es “Debajo de la Tierra”

      Saludos a todos
      El Iberico

      Hago un juramento por la salud de mi hija que todo es cierto.

      • Ibérico: te creo, y créeme que me parece una gran injusticia, pero no me parece suficiente motivo para ese extremo de desencanto. Te responderé con otra anécdota. Cuando yo era adolescente, regresaba de las playas de Jibacoa al este de La Habana, y unos policías de Santa Cruz del Sur tuvieron una actitud incorrecta con unos muchachos indisciplinados que entraron al ómnibus por la ventanilla. Detuvieron el vehículo y delante de todos, los hicieron bajar por donde mismo habían subido, antes de llevárselos. Hice una carta de queja, y un tiempo después me citaron a la estación de allá de Santa Cruz, donde me atendieron en busca de detalles para localizar a esos policías y tomar alguna medida. Yo era solo un joven estudiante de preuniversitario, recuerdo incluso que mi madre me acompañó. Conclusión: o yo soy un tipo afortunado, o no siempre las respuestas a las quejas son como las pintan. En tu caso, creo que si no te hicieron caso en la provincia, debiste seguir para arriba, hasta donde fuera necesario.

      • Paquito, después de 50 años de ver como un gobierno hace y deshace a su antojo la gente se desilusiona. Creo que 50 años son suficientes.
        Los que nos hemos “rajado” tenemos de pruebas 50 años de violaciones de nuestros derechos y pocas pruebas de que haya justicia imparcial en Cuba.
        Te aconsejaría que compraras un libro donde aparece el proceso a los 73 periodistas independientes detenidos en 2003 pero no lo vas a encontrar en Cuba. En el se exponen las actas y el proceso en el cual se condenó a penas de hasta cadena perpétua (que se rebajaron desde una petición inicial de pena de muerte) en un día de juicio a personas a las que solo se les probó que enviaban información a agencias de prensa extranjeras.
        No tuvieron juicio justo ni siquiera un exilio justo ahora que están en España.
        ¿Que esperanza podemos tener en la justicia cubana que se supone debe de ser imparcial e independiente del gobierno y el PCC?

        Yo al menos no me quedé para ver como los años me caían encima sin ver un mínimo cambio en mis derechos humanos básicos. Porque en materia de derechos humanos estamos como hace 50 años: en el eterno recomenzar y la eterna rectificación.

        • Schoolout: no tengo la misma opinión que tú al respecto, mis derechos humanos básicos los tengo garantizados y los que aún no están totalmente resueltos, pueden ser resueltos sin tener que irme a un país capitalista donde no quiero vivir.

      • Paquito, yo no tenia dinero para dar viajes a la habana. El periodo especial era muy fuerte y un viaje a la habana te podia llevar 4 dias.
        Creeo que mi decisión fue la correcta, enterrar un sistema que nunca defendió a los cubanos.
        Si me volviera a ocurrir haria los mismo. Cagarme en la madre de todos ellos y seguir esperando que el diablo venga a recoger a su hijo.

        por cierto: ¿sabes que ahora nos obligan a pagar 175 euros aqui en españa por traer a nuestros familiares reagrupados?
        Hasta cuando, por Dios. Como se puede ser tan cruel con los trabajdores cubanos que tanto aportamos a ese sucio país gobernado por ladrones

        • El Ibérico: Supongo que es la decisión correcta para quien considera “sucio” a su país natal.

      • Perdoname paquito, pero sangrar a los que hemos emigrado o queremos emigrar cada vez que queremos hacer un trámite no me parece justo. No estamos hablando de tasas de aeropuerto. Las tasas de aeropuerto las cobran decenas de países a los turistas que entran, pero otra cosa bien distinta es aprovecharse de los ciudadanos de tu propio país para hacer negocio con servicios que es de suponer tienes pagados con los impuestos que indirectamente pagas al recibir un salario mísero o al pagar a la ONAT. Cada día nos sacan más dinero con cosas absurdas y les da lo mismo si creemos que nuestro país es sucio o un crisol de libertades refulgente en el Caribe.
        Creo por ejemplo que no me equivoco si digo que entre las tres primeras fuentes de ingreso de Cuba están las remesas que se reciben del exterior. Quizá hoy por hoy sea la primera fuente de ingresos del país eficiente que nos vió nacer. Entonces ¿por qué ese ensañamiento cobrando tasas exageradas a las remesas en dollares y en euros sobre todo? Nos quitan dinero por partida doble porque ya le aplican un 10% y un 8% respectivamente al dollar y al euro porque les da la gana, y luego les cobran de nuevo a los receptores en Cuba 5 CUC.
        Es un gran negocio. Quieran o no no pueden vivir sin los de afuera y han buscado la manera de sablearnos por donde puedan. Cada vez se produce menos en Cuba y se vive como un país mantenido como en la época soviética. No han logrado salir del estatus de concubina, primero de los rusos y ahora de los venezolanos y los emigrantes.

        ¿Así quieren que la gente esté contenta dentro viviendo mantenida y viendo como los que se van al menos viven dignamente y hasta los mantienen?
        Eso desmoraliza hasta al más comunista de los comunistas.

        • Schoolout: ningún país puede vivir exclusivamente de remesas, y tu información sobre la dependencia de la economía cubana de ellas es una de las tantas falacias que construyen los medios desde el exterior (aunque coincido en que no es despreciable la cifra, pero no tiene ese peso que dices) Sobre la política cambiaria frente al dólar, quedó muy claro por qué se hizo: el gobierno de los Estados Unidos no permite a Cuba operar con su moneda, y mientras menos dólares en billetes manejen los bancos de la Isla, mejor. No obstante, en cuanto a las prohibiciones y cobros excesivos, estoy de acuerdo contigo.

      • Paquito dejame aclararte algo: !TU no eres mas patriota que yo!
        Jamas te he viso criticar lo mal hecho, jamas.
        Solo te concentras en defender tus derechos como gay, obiando todo lo demas, incluso tu deber de defender a los trabajadores, como periodista de los obreros y campesinos.
        Con lágrimas en los ojos vuelvo a llamar SUCIO a mi lindo país. Un país que se ha transformado en corrupcion, mentira y robo. Un país donde el esclavista no le da la libertad a sus esclavos.

        Paquito, tenemos la misma edad y Si sacamos la cuenta quién ha entregado mas sacrificio y sudor por su país, por su desarrollo y bienestar, me tengo que morir hoy y tu debes trabajar 41 años mas para llegar a la mitad de lo que yo he hecho.

        A mi no me vengas con historias dramáticas, haciendote el patriota. Considero que han ensuciado y manchado el honor de los cubanos. Es un sucio país donde impera la corrupción, la prepotencia, un regimen dictatorial y totalitario.
        Revolucion es verbo, es acción, no palabrería ni demagogia.
        Haz acciones concretas para mejorar tu país, a ver te invito a que me respondas la pregunta que te hice, con puntos y comas sin utilizar una sola frase damática.
        Mira paquito, cada dia me das mas pena. eres una marioneta con miedo.

        • El Ibérico: ¡Ahora resulta que te deben en Cuba un monumento, y cómo no te lo hicieron, te pusiste bravito! 😉 La patria es ara, y no pedestal. Pero estoy de acuerdo contigo en que yo no soy un ejemplo de nada, ni quiero tampoco.

      • PAquito, sabes quien soy.>Revisa mi perfil de facebook. Lo he gritado siempre: “Si no fuera cubano, pagaría por serlo”.
        A mi no me vengas con historias de patrioterismo.

        • El Ibérico: pues me alegro mucho por ti entonces, que tengas una feliz navidad 🙂

  2. Hay paquito:
    Tratas de buscar una justificación para ese gobierno que nunca a respetado la libre elección individual de las personas en Cuba, leete los discursos de tu lider y su forma homofóbicas de dirigirse a los homoxesuales, de ahí el surgimiento de la UMAP en esa época.
    Recuerdo excelentes compañeros expulsados de las aulas de medicina por ser homosexuales.
    Paquito a ti te han dado esas respuestas porque saben que eres un periodista conocido y con apoyo, pero estoy seguro que esa misma policia a diario viola los derechos de miles de homosexuales que no son “el paquito periodista” “comunista a ciegas” y mejor no decirte la violación del resto de los derechos de los cubanos.
    Aquí en Europa, esta policia que tanto critican jamás me a pedido mi DNI y siempre ha sido sumamente respetuosa en su actuación.
    Que verguenza paquito de gobierno, pero es bueno que por un momento te pusieras en la piel de los miles de cubanos a quienes de forma denigrante esa policia extención de ese gobierno que le da impunidad actua sobre su pueblo.

    • Carlos: ¿Estás seguro, tú…? ¿Cómo, por tu “olfato”? Vamos, deja la propaganda con el Atlántico de por medio 😉

  3. Paquito:
    Aquí te dejo un enlace que pudiera interesarte sobre las últimas declaraciones de Mariela este domingo en “Pasaje a lo desconocido” sobre las operaciones en Cuba para el cambio de sexo
    Abrazos
    Vladia

    http://vladia.blogcip.cu/2010/12/13/unos-diez-cubanos-se-han-operado-para-cambiar-de-sexo/

    • Vladia: gracias, vi el programa. La mejor parte fue cuando Mariela dijo que en Cuba los prejucios contra los homosexuales se habrán superado el día en que lleguemos a tener un presidente gay o transexual ¡apretó!

      • Sería bueno para empezar que no se trate el tema de los transexuales en el mismo programa donde se habla de los OVNI y los extraterrestres.
        “Pasaje a lo desconocido”…No, si quieren la próxima vez que la entrevisten en “Del mundo su naturaleza” o en “El hombre y la Tierra”. Total, para muchos en Cuba los gays y los transexuales deberíamos tener menos derechos que los animales…

        • Schoolout: error, el programa aborda realidades poco conocidas en cualquier campo de la vida. Me parece ajustado a su perfil. Además, como dicen aquí en un programa musical: lo que te den, cógelo.

      • En fin, es un espacio y hay que aprovecharlo ¿no? Lo que hace falta es que se abran más espacios a todos los niveles.

  4. Es una pena, que los miles de gay, bi, y demás no tengan la misma oportunidad que usted para manifestarse y contar sus historia de atropello, maltrato a que han sido expuesto por parte de ese cuerpo de represión, y al final no son los del exterior quien los sufren y tampoco aparentan como usted que es un caso aislado de esa noche, esa es la cotidianidad y por ende somos los de aquí quien día a día lo padecemos, se que por cada gay hay 7 policías, y si usted tan mediatico sufrió tanta humillación imaginese el resto, pero como diría marti tengo fe en el mejoramiento humano, será esta especie humana,en la vida futura, digo si sobrevivimos, en la utilidad de la virtud, aquí es mas difícil porque ellos no saben, y en ti o usted, y ojalá siempre mantenga su discurso, ojalá nunca se lo hagan cambiar, ojalá siempre sea feliz y ojalá siempre pueda levantar su voz

    • Azúcar: me parece que no me hice entender bien, o quizás tú interpretaste mal, estoy seguro de que no es un hecho aislado, pero tampoco es la norma ni lo oficialmente establecido. Entre todos tenemos la obligación de explicar, persuadir, convencer, desde el respeto recíproco, incluyendo una valoración objetiva de la difícil labor de la policía, que efectivamente, no es una tarea grata en ninguna sociedad, aunque la nuestra debe ganar cada vez más en profesionalidad.

  5. Asistí a un lío tragicómico en uno de estos sitios…

    No sé si lo cuente. No se metieron conmigo, pero tuve que intervenir. Aquella vez todo se resolvió sin multas; bastó la conversación.

    Yo tampoco sabía mucho de leyes, Paquito. Aparenté saber, y los convencí.

    La policía de Sagua debe ser más inexperta o timorata.

    Lamentablemente casi nadie ha tenido tanta suerte.

    • Maykel: se puede lograr, te lo aseguro; no es cuestión de suerte, pero hay que ser claro, firme y respetar, para que te respeten.

  6. Siempre es una fea experiencia cuando se choca con la injusticia. Bien por ti por hacer valer tus derechos y por el gesto de la PNR de darle curso a tu queja, como debe de ser. Tener a Mariela detras ayuda, pero alzar la voz cuando se tiene la razon tambien, y mucho. Bien por ti…Cada persona merece respeto solo por el hecho de serlo, sin tener que estar dando tantas explicaciones

    • Julio: Oye, que yo no soy amigo cercano de Mariela, solo la conozco por su trabajo y el mío, hace meses de meses que no coincidimos siquiera.

  7. Sin embargo, no todos los que son arbitrariamente multados por la policía corren la misma suerte. Bueno, no todos cuentan con el apoyo de la princesa.

    Me pregunto, qué delito se les endilga a otros que no son homosexuales y se quiere sacar de las calles.

    • 100%: mira, me parece que Mariela no tuvo nada que ver en esta respuesta, pero tampoco tengo ningún complejo en pedir su apoyo si fuera necesario, de hecho, sé que CENESEX tiene juristas que abordan ese tipo de conflictos. En las jornadas contra la homofobia siempre ese es un tema debatido a teatro lleno.

  8. Imagínate que en vez de mandar a la policía, tratando a los homosexuales como delincuentes comunes, les hubieran mandado…. ¡Perdón! “se hubiera aparecido” el pueblo enardecido.
    Sí, sí… esas mismas caras que lo mismo están en Lawton o en 5ta Avenida para soltar toda su chusmería contra las 4 viejas o contra Marta Beatriz que ¿qué delito cometieron?…. Ah, ya sé… recibir dinero del enemigo para tumbar la revolucion.

  9. El día que un ciudadano cubano pueda acusar formalmente a un policía, ese día la policía cubana medirá sus acciones y palabras con más cuidado.
    Hace unos 3 años estaba yo sentado en el muro del malecón, cerca del Hotel Deauville como a la 1 de la madrugada conversando con un amigo canadiense y dos policías pasaron y me pidieron el carné de identidad , y cuando les dije que no tenía carné de identidad, porque yo no vivía en Cuba, uno me dijo: – ¿Ah no, con esa cara de oriental que tienes?
    Mi respuesta la dí ya con el pasaporte canadiense en la mano: Sí soy oriental, maricón y canadiense, ¿te molesta?…No sr. para nada….dieron media vuelta y se largaron sin decir ni una palabra más.

    • Loquita: ¡Bravo por ti! 🙂

    • Loca, no les molestó porque ya eras “una señora extranjera”. Como cubana hubieses tenido que “acompañar al agente” a la “estación” probablemente.
      Es asqueroso pero ¿a que da un gustico ahí dentro cuando los que antes te maltrataban ahora te tienen que decir “Sr”?
      Digamos que es “La venganza de los gusanos”.

      • Schoolout: Una “venganza” a un precio que algunos no estamos dispuestos a pagar.

      • Pues ya es demasiado tarde paquito, hace años que el servilismo se ha instalado en la mentalidad de la población cubana y ahora vales por lo que tienes, y si no tienes….ni timbales.
        Es asqueroso pero es así. A mi tampoco me gusta que se trate mejor a la personas por tener más dinero pero eso es lo que promueve el gobierno cubano con sus políticas de apartheid turístico y maltratando a los nacionales en beneficio de los extranjeros durante decenas de años. Nosotros lo gusanos no impusimos esas normas. Las creó el gobierno y el pueblo se acopló a ellas y le sacó partido.

        • Schoolout: fueron medidas duras, en años terribles, donde Cuba sobrevivió a todas las zancadillas y a nuestras propias fallas. Ya comienzan a superarse esas y otras muchas restricciones, pero la mente va más lenta siempre.

  10. Tu caso supuestamente se resolvio porque eres un periodista oficial. No obstante, mira por todo lo que te hicieron pasar, imaginate a la gente comun y corriente.

    Y claro que hay que tomarla contra la revolucion porque este no es ni un caso particular ni exclusivo de los homosexuales. Los policias en cuba no tienen control. Hacen y deshacen y no les pasa nada, a no ser que se metan con la persona incorrecta como en este caso. El dia que cualquiera pueda denunciarlos y ser atendido y tratado con respeto, ese dia la policia cubana se comportara eticamente. Ademas, tambien hay que ensenar que los derechos son de todos, no solo de los heterosexuales ni los revolucionarios.

    Por cierto, digo supuestamente se resolvio porque como son las cosas en cuba es muy probable que lo trasladen de area sin sancion ninguna. “Ten cuidado no te vuelvas a meter con ese maricon que te va a embarcar”, y mas nada. Y no lo van a sancionar, especialmente, si “toca” al jefe de vez en cuando con lo que extorsiona por ahi.

    Y tampoco es un problema de la policia nada mas. Cuba es un oeste, desde el cowboy de la barba hasta abajo, vamos. Es como la denuncia de elaine de la escuela. Cuanto tomo para que botaran al tipo? Y cambio algo? Y eso porque lo denuncio ella que, como tu, es periodista. Imaginate si lo denuncia un cualquierita que caso le hacen? No, es que capaz que hasta el director de la escuela se aparezca con un tubo a amenazarla y todo queda ahi. Ese es el everyday de cuba.

    • Aaron: Estás especulando, sobre la base de ideas preconcebidas; pero coincido contigo en que los derechos son para todos, y los deberes también.

  11. Coño Paco que bueno este comentario tuyo porque da para muchas cosas. Sin lugar a dudas la actitud de oficiales de la PNR con la comunidad LGTB en los sitios de encuentro y también en otras circunstacias aún deja mucho que desear.
    Pero contrario a lo que dicen otros comentarios creo que si es posible en Cuba reclamar derechos y no es necesario ser periodista conocido y cercano a Mariela. Lo único que hace falta es tener el valor de reclamar cuando sentimos que alguien pretende pisotear nuestros derechos y ojalá que ello se extienda a otras situaciones que aún se dan y que van más allá del tema de la homofobia. Cuba no es un oeste, hay leyes, procedimientos y normas que se deben de respetar pero si no hay una conciencia jurídica en la ciudadanía, la gente no reclama y pueden quedar muchos actos en la impunidad.

    • Es cierto, cuando llame a cuba un “oeste” me pase, la acerque demasiado a occidente. Es un “medio oriente” mas bien.

      Tienes razon, no hay conciencia juridica. De quien es la culpa de eso, de la gente tambien? La forma mas facil de crear esa conciencia es a traves de los centros educacionales. En que escuela (primaria, secundaria, pre, universidad) te enseñan cuales son tus derechos y como reclamarlos? Quien se aprovecha de ese desconocimiento? El imperialismo, of course. Fijate que el imperialismo le esta dando una vuelta a claudia cadelo con el caso del apartheid en los centros culturales publicos (cines) cubanos que para que contarte. Dos derechos reclamados: el derecho al acceso a centros culturales publicos y el derecho a reclamar tus derechos. Ambos sin respuesta.

      • No creo que buscar culpables por todo y para todo resuelva algo porque los que así actúan rara vez hacen un mea culpa. Por lo demás no creo que alguien se beneficie del desconocimiento de las normas jurídicas en Cuba. Si es necesario mejorar la educación cívica pues será eso lo que se deberá hacer. Te sugiero que hagas esa propuesta para que se discuta en el próximo VI Congreso del Partido.

      • Proponer en el congreso del partido es una perdida de tiempo. Las leyes y la educacion civica en cuba hay que construirlas de cero. Intentar modificar el sistema existente solo terminaria en una chapuceria mas.

        Yo, por demas, no puedo sugerir nada, puesto que fui obligado a renunciar a mis derechos como cubano para poder ir a residir en otro lugar. Pero, no nos engañemos, que perdi, si ni los que viven en cuba pueden sugerir nada? Donde estan las sugerencias cumplidas en 50 años? Cuando se acaba el permiso de salida, debido a la demanda popular? Por favor, con ese cuento a josep calvet (la encarnacion del extranjero analfabeto, ingenuo-manipulador y desinformado).

        Y lo del mea culpa es cierto. Sera por eso que fidel nunca se ha disculpado realmente los homosexuales de la UMAP, porque se la pasa siempre buscando culpables externos.

        • Aaron: nos queda claro que te cansaste de intentarlo; nosotros no, y por eso nos sentimos parte de lo bueno y lo malo que tenemos, para mejorarlo 😉 Aunque me parece que de alguna manera, los cubanos en el exterior también participan en los debates, indirectamente. Hasta las actitudes más extremas deben hacernos pensar, para no caer en ellas.

      • Aaron: Tienes razón en la ineficacia de la formación jurídica en la población cubana, pero no lo mezcles con el oportunismo político disfrazado de preocupación por los derechos que practican algunos.

      • Ya me empece a disfrazar otra vez? O es una indirecta para bruno?

      • Me fui con menos de 20 años y ya estaba cansado, imaginate tu!

        Tu sabes a que me recuerdan las muelas esas tuyas, a las composiciones de la primaria: “el domingo fuimos a la playa”. Suenan igualitas.

        • Aaron: modestia aparte, mis composiciones de primaria eran más originales que eso 😉 Tal vez te faltó imaginación juvenil, hay quienes a los 20 ya son viejos 🙂

      • Paco, una vez fui a un babalao y me dijo que yo desde niño tenia un alma de viejo. Es verdad. Pero eso ni significa que soy tan cheo como tu ni bajo esas muelas de principios de los 70s.

        Y ya te he dicho que tengo menos de 25 y parece que no me crees no se por que.

        Pero eso si que no. Cansado yo, en estados unidos? No, si yo no he hecho nada todavia. Me acabo de graduar. La mejor parte esta todavia por venir. Y, modestia aparte, nada con mas voltaje que mi industria.

        Yo me autoexclui? Caballero, hasta donde vamos a llegar? Yo me autoexclui. Les dije “quitenme el carnet de identidad, marquenme salida definitiva en el pasaporte, dejenme ir solo por 30 dias a mi pais, si es que me dejan”.

        Y si usted tiene 60 años y tanta energia, como fue que permitio que descargaran a su pais por la taza del baño? Porque usted conocio otra cosa, porque incluso bajo la dictadura de batista, fidel publico la historia me absolvera, salio libre en una amnistia (no desterrado), asalto el cuartel moncada… Y para ser consecuente, dejame buscar culpables: Ustedes los de mas de 60 en particular son los grandes culpables. Permitieron que les robaran cada centimetro de la escasa libertad que tenian, que los traicionaran descaradamente en nombre de la soberania de uno solo. Ustedes si tienen lo que se merecen. Sus hijos, desgraciadamente, son los pagaron las consecuencias. Esos nacidos a principios de los 60s (la generacion de paquito), a esos si le han jodido la vida. Mi generacion no, mi generacion es la mas escapista y la mas cinica que hay. No aprendimos mucho de ustedes, excepto a quedarnos callados (porque uno no se debe meter en politica) o a escaparnos. No vaya muy lejos, busquelo en sus propios nietos y cuenteme.

        • Aaron: Fuiste tú quien dijo lo del cansancio, no yo 🙂 Nací en 1970, no me hagas tan viejo 😉 Y creo que sí aprendiste mucho de las generaciones anteriores a ti, aunque no te percates: te hicieron inconforme, amante de la dignidad, rebelde, casi hasta la irreverencia. Solo te faltaría —y es cierto que hay responsabilidad en esto de nuestros abuelos, padres, y ya casi hasta mí también me toca— ser un poco más generoso en tus juicios, tratar de entender al otro, ganar en perspectiva de los procesos históricos, pensar menos en ti y más en los demás, valorar las esencias y no las apariencias de los conflictos… Y ojalá se te cumplan tus ansias de hacer mucho, por lo menos es lo que te deseo.

      • Paco, quiza por eso suspendi las pruebas de periodismo. Pero aprobe otras mas interesantes (en cuba y aqui), que te puedo decir…

        A veces lo que no esta pa uno no esta pa uno. Por ejemplo, quiza siempre estuvo predeterminado que mi profesora de español de la lenin nunca nos diera clase porque estaba ocupandose de las tareas del sindicato. Me autoexclui de esas clases 🙂

        Na, las 2 carreras que he intentado son creativas y los resultados han sido mixtos. Tampoco es que he tenido tiempo todavia de probarme. No obstante, te concedo que en este tema anticastrista soy bastante anticuado en la comunicacion, no necesariamente en las ideas (pero ni remotamente como tu). No se por que me pasa. It’s beyond my control.

        • Aaron: Acuérdate que la humanidad no es tan novedosa como parece, casi desde sus orígenes gira alrededor de unos pocas claves filosóficas; Ser creativo tal vez es solo apegarse a las esencias y no dejarse llevar por las posiciones inflexibles 🙂

      • Aaron, eres hijo del periodo especial y te pareces más a tu generación que a la de tus padres. No te proyectes, no todos los jóvenes de tu generación son escapistas y cínicos. Ten cuidado porque a futuro ello puede influir negativamente en tu desarrollo personal.

      • Me pregunto, Aaron, que haría un policía americano si te encuentra teniendo sexo explícito en un parque de Miami, por poner un ejemplo? Puede que sea educado, pero la multa de seguro va por la cabeza? Acá lo que se discute es otra cosa…

    • De los que se cansan a tan corta edad la historia los olvida. No pretendo que nadie me recuerde y no es muela, te lo juro, aunque ya tengo 60. Quien se quiere autoexcluir también cuenta y algo aporta y es el derecho a discrepar

  12. Pues bien que le pasara esto a Paco. Que hacia el en ese lugar. Acaso no tiene el su pareja? Los otros jovenes, si que siento pena por ellos, pues no tienen lugares donde ir, como dicen ellos de “encuentros”. La gente debe calcular los riezgos que se corren iendo a esos lugares. En cuanto a la actuacion de la policia, no me asombra. La policia cubano no actua asi porque sea Cuba Socialista, sino porque la policia cubana es una policia inculta igual a la de la mayoria de los paises latinoamericanos. Si encima de eso anadimos la orfandad que hay en Cuba , no ya para reclamar derechos espinosos como los de los homosexuales, sino derechos de otro tipo que sin ser politicos son violados y pisoteados en Cuba en todo momento. Aclaro, no me refiero a derechos politicos que en Cuba no existes ( cuya carencia de derechos Paco a demostrado que apoya en su totalidad), sino violaciones de todo tipo que en Cuba son sucesos de todos los dias. Lean el periodico J. Rebelde la seccion de cartas y veran como los ciudadanos comunes y corrientes son abusando por las empresas en toda una serie de situacion, que abarca desde colorarte una bocina a todo tren en frente de tu casa, pasando por derrumbarte una pared y dejarte la casa en condiciones precarias, como venderde un producto con garantia que luego resulta que no existes, etc, etc. La llsta de ete es infinita. Me alegro que le pasara a el, para que se de cuenta de lo quie siente una persona cuando reclama un derecho que es pisoteado.

    • Chiquitica: ¿Sabías que conocí a mi pareja en un lugar de encuentro gay? Y llevamos casi ocho años de feliz relación, y no vas a ser tú quien la estropee ¿estás igual de intrusa que el policía? 🙂 Por lo demás, tu propia lista de tan “graves” violaciones de nuestros “derechos” evidencia lo cotidiano y relativamente sencillo de nuestros problemas, en comparación con otras realidades. Pero no te asustes, no voy a comparar, el mal de otros es consuelo de tontos. El propósito es que no haya ni siquiera una injusticia, por más pedestre que pueda parecer…

    • Hey, normal. Entre los heterosexuales también hay parejas abiertas que se permiten que cada uno eche su canita al aire sin joder mucho.

    • Aquí en Montreal resolvieron el problema muy democráticamente:
      Puedes estar en los parques sin problemas hasta las 12 de la noche, lo cual no quiere decir que puedas tener sexo, pero entre una ronda y otra que se da la policía puedes “tocar algo”. Antes de esa hora la policía puede verte en medio de un matorral, que si no estás haciendo nada en ese momento, solo te recuerdan que a las 12 debes abandonar el lugar. Después de esa hora, si estás caminando solo, lo más normal es que te pregunten si vas en retirada y no pasa nada, pero ya pueden multarte.Eso sí, hay un codigo de seguridad muy inteligente que usan los gays: en esos lugares, nadie roba, nadie asalta,nadie te obliga a nada, la gente se mira, si se gustan van para detras de unas matas y punto, pues formar problemas sería como se dice vulgarmente “cagar donde se come”

      • ¡Hay que ir a dormir a las 12 de la noche! ¡Qué aburrimiento! 😉

      • Precisamente ahí está el problema, en que a la gente le encanta el peligro o estar bordeandolo… pero ya eso no es problema del policía que cumple con su trabajo (algunos lo hacen bien y otros muy mal)… También otro problema es que en Montreal y otras ciudades canadienses la gente se va a dormir temprano, mientras en La Habana la vida empieza después de la medianoche… uf…qué conflicto cultural! Eso no hay como resolverlo, ja.

      • Randol:
        No olvides que Montréal es la más latina de las ciudades canadienses, aquí la gente no duerme temprano como en Toronto,Vancouver, Ottawa, de hecho mientras allá a la 1am las discos y bares tienen que cerrar por ley, aquí es a las 3am. Lo cual es lógico,pues hay gente que trabaja y vive en los alrededores de esos lugares, cosa que en Cuba ya nadie respeta, la educación cívica allá es preocupante, y nada tiene que ver con el carácter alegre del cubano. Se puede ser alegre, y armar la fiesta, pero otra cosa es la vulgaridad y la chusmería que se ha instaurado en la isla en todos los niveles.Independientemente de la cuestión cultural,a la situación económico-social determina muchas cosas. Los gays acá la mayoría viven solos y pueden tener relaciones sexuales plenamente bajo techo

        • Loquita ¿te volviste una pájara seria y disciplinada, de elevado civismo y gustos refinados? 😉

      • Paquito, soy la misma de siempre, no lo digo yo, lo dicen lo afirman los que me conocen. Siempre he sido una pajarita sencilla, creeme. Por eso me pregunto mil veces si es que para la Princesa y el Cenesex y muchos en Cuba, ser gay es solo interesarse en travestirse, cantar, pajarear….parece que los demás gays no tenemos otros gustos e intereses como un heterosexual cualquiera. Te digo más aunque no me creas, en 7 años que llevo acá JAMAS he ido a un sauna, ¿por qué? porque no me interesa, prefiero otros lugares de encuentro y otras circunstancias, pero no critico a los que van allí, cada quien tiene la posibilidad de elegir.En Montréal existe un barrio gay, ¿y sabes que? Según las estadísticas, aproximadamente el 30% de los gays de la ciudad son los que constantemente prefieren hacer del lugar el centro de su vida, lo cual demuestra que a los gays no solo les interesa ir a bares, saunas y “pajarear”

        • Loquita: bravo por ti, eso tratamos de hacer acá también: romper esos estereotipos sobre los gay.

      • Me asalta una duda Paquito, y como tú eres martiano….¿Cual será la utilidad práctica de Martí según este artìculo del Granma?
        http://granma.co.cu/2010/12/16/nacional/artic04.html

        • Loquita: Martí es inspirador para cualquiera que lo lea, en cualquier circunstancia.

      • Comprendo….esta noche me iré a fletear al parque Maisonneuve (con -21 grados) y pensaré en Martí…y en el canario amarillo que tiene el OJO tan blanco…..

      • Blanco, por la nieve, por la piel de los canadienses…..y por los ojos que seguramente los pondré en blanco!!!!!
        Cuando vengas a Montreal te llevaré, para que veas lo que es un flete civilizado

      • Sí, Loca del Blog, tienes razón… Todo el mundo me lo dice…Quebec es lo mejor… Ojalá conciera Montreal, jeje.. Y sí, aquí en Ontario todo es muy aburrido… a la 1 cierran los bares por ley… y con este frío quien diablos se mete en un monte? jeje

      • Pues ya sabes Randol, en el verano, pelo suelto, carretera y parque!!!!
        Pero te aclaro, Quebec no es mejor ni peor…quizàs aquì la gente prefiere disfrutar más de la vida, contrario a los anglófonos que solo piensan en trabajar, trabajar y trabajar….los quebecois prefieren disfrutar de un buen restaurante o salir aunque ganen menos (porque trabajan menos) por supuesto.

    • Para nada…después de las 12 tienes los bares hasta las 3am, las saunas toda la noche…lo que pasa es que el ser humano siempre busca lo prohibido. Aquí todo el mundo puede llevarse a alguien a su casa, o ir a la casa del otro, alquilar una habitación o ir a un sauna, pero evidentemente es más divertido correr como una gacela por el Parque Maisonneuve a media madrugada con la policía detrás!!!!

  13. Que en Cuba el ciudadano común y corriente pueda denunciar los abusos de una empresa, el que puedan existir blogueros disidentes o que un grupo de señoras se pasee por La Habana portando gladiolos( no sé porqué no usan mariposas que es nuestra flor nacional) reclamado libertad para sus familiares habla que en la isla si hay libertad de expresión ¿Qué más espera usted para cambiar de opinión?

    • En cuba no existe ni remotamente, no. Habria si en tu barrio no llevaran la cuenta de a cuantos trabajos voluntarios has faltado o cuantas veces has dejado de votar, para despues informarselo al que te viene a verificar para un trabajo (en su gran mayoria estatales o privados y presionables por el estado). Habria si la policia permitiera que ambos bandos se manifestaran evitando la violencia y sin favorecer a ninguno, porque para eso esta la policia, para proteger a todo el mundo, no a algunos. Habria si se pudieran crear medios independientes de alcance masivo (o de cualquier alcance, vaya) legalmente. Habria si no existiera ese chantaje y cubo de agua fria a la libertad de expresion que se llama permiso de salida.

      En realidad, ni siquiera los cubanos exiliados tienen libertad de expresion real porque los tentaculos del castrismo se extienden internacionalmente mediante ese engendro llamado permiso de entrada.

      Dice mariela castro que a ella le da risa cuando dicen que en cuba no hay libertad de expresion. A mi me da risa lo cinica que es ella.

      • Aaron: ¿Mariela dice eso? Qué coincidencia, a mí también me da 🙂

      • Pero paco, claro, si tu solo haces algo despues que mariela lo hace. No faltaba mas.

        Y lo otro que me da tremenda risa es la ley mordaza, la que penaliza colaborar con medios de prensa extranjeros. Yo me pregunto, entre carcajadas, como que mordaza si lo unico que les hacen es meterle mil años de carcel y despues desterrarlos?

        • Aaron: no creo, Mariela es heterosexual, y ya yo superé ese “defecto” 😉 ¡Pero qué ley mordaza, tú no lees internet! Con tanto esfuerzo que ha hecho la muchacha de la cara lánguida para que se la apliquen, y no la “destierran” ni por 15 días 🙂

      • ¿Cuantos años hace que saliste de Cuba?¿Cuanto tiempo hace que no visitas la isla?¿De que fuentes te informas?. Coño asere entre tu y Cuba hay una distancia como de la Tierra a Marte

      • Te quedo mal. Sali entre 2 y 5 años y desde ahi no la visito.

      • Y si usted que tiene 60 años y tiene educacion considera que en cuba hay libertad de expresion, entonces si estamos mal.

        • Aaron: en Cuba, simplemente, hay otro tipo de libertad de expresión, la cual no se puede equiparar con el concepto que maneja y quiere imponer el sistema capitalista hegemónico, un esquema además bastante hipócrita en el fondo, pero que funciona muy bien aparencialmente. La de acá también dista bastante de ser perfecta, por cierto.

      • No creo que hacer comparaciones sea bueno. Yo simplemenete me quedo con la libertad de expresión que hay en Cuba, con todas sus limitaciones

      • Pretender encasillar a Cuba y compararla con un modelo de libertad de expresión que por lo demás es bastante hipócrita es un contrasentido.
        Pero si comparamos la libertad de expresión que hay hoy en Cuba con la que teníamos hace 20 años cuando cayó el Muro de Berlín la distancia es sideral.

        • Manozeta: no sé, la verdad no creo que hayamos evolucionado mucho en el tema; yo pienso que la actualización del modelo económico y social, a la larga, tendrá que conllevar también a un replanteo del tema de la prensa y del manejo de la información pública en Cuba. Aunque a fuer de sinceros, tampoco la hostilidad contra la Revolución ayuda a “relajarnos” 😉

      • Pero Aaron está en la PreHistoria… Dice que tiene menos de 25? Y quién le contó todo eso? sus padres supongo…Compay, desde cuando los trabajos voluntarios no cuentan para que te den trabajo? Te montaste en una máquina del tiempo y caíste así no más, sin averiguar? Ja…esto da risa

      • Paco tú ves las cosas desde el lado del periodista y es claro, la prensa no refleja tal cual la gente piensa. La comparación la hice y la mantengo porque el cubano de a píe hoy se expresa y muestra diversidad de opiniones más ampliamente, hay mucho menos autocensura. Le toca ahora a los medios socializar esa realidad.

  14. Paco te decía que este tema da para más porque la discriminación hacia las personas LGBT no solo es en los espacios públicos, donde por lo demás falta todavía para que la PNR no siga más echándole leña al fuego. Como médico y mi experiencia de trabajar con familias se que mientras en otras formas de discriminación adolescentes y jóvenes se ven acogidos en el seno familiar la homofobia es causa de rechazo y violencia al interior de algunas familias y son los cuerpos policiales los que primeros deben intervenir ante la denuncia de un vecino o familiar. ¿Está preparada la PNR para actuar con eficacia en estas circunstancias y ofrecer apoyo y protección al más vulnerable? Es probable que algunos sí pero que otros se dejen influir por los prejuicios, en situaciones complejas. que por lo demás ocurren con cierta frecuencia.

  15. Si manozeta, dime si un universitario puede expresar discrepancia con el gobierno, sin que lo pongan de patitas en la calle. Que un empleado en un banco haga un chistesito, digamos del reflexionador en Jefe……je,,,,,jee,,,je,,,, no pasa nada. Permitame que me carcaje. Me extra que siendo arana te caigas de la pared.

    • Chiquitica: los mejores chistes contrarrevolucionarios lo hacen los revolucionarios ¿sabías? 😉 ¡Y de los universitarios, qué te cuento…!

      • Que nos cuentas, que los botan si no son revolucionarios?

        Y chico, conmigo en la lenin estudiaba cierto descendiente de fidel y bastantes broncas tuvo por los chistes que se hacian de su pariente.

        • Aaron: Por lo menos mis alumnos, tanto en la carrera de periodismo en el curso regular como en comunicación social por la sede municipal, son la libertad de expresión en dos patas 😉 Yo conocí al hijo de cierto dirigente que coleccionaba casi los chistes sobre el padre 🙂

      • Paco le pido disculpas a quienes se sientan ofendidos por lo que digo pero no es mi intención hacerlo pero que algunos me impresionan que han salido de un anticuario no me cabe la menor duda

      • Manozeta, usted siga adelante, que el Paco no se molesta, jeje…y virando los cañones pa Chiquitica…vn, acá, mami, así que en la universidad no se puede hablar mal del gobierno? Tú estñas como Aaron que se montó en una máquina del tiempo y regresó sin averiguar? Por qué yo en Artes y Letras y mis socios de Biología nos la pasábamos haciendo chistes del gobierno y nunca pasó nada? Ah, que uno que otro se haya creído más gracioso que nadie y se haya implicado en apoyos a mercenarios (perdón, disidentes le dicen ahora…) ya eso es otra cosa…que desapruebo también, por supuesto… pero, mira, esa imagen de Cacería de Brujas ya es hora de dejarla atrás, vale? Pasaron cosas terribles, eso no lo niega nadie, pero ya está bueno de seguir con esa letanía que además de ser mentira es ridícula a los oidos actuales…(Ah, y no me vengas con que botaron a no sé quien de la Universidad de Matanzas, porque primero averigua…que ya me sé el cuento..)

  16. La santa inquisición del buldózer
    No es para devolver la productividad al terreno que acaban de desbrozar el marabú próximo a la explanada del mercado de Buena Viaje, en Santa Clara. Tampoco, como parte de la rehabilitación de la vía del ferrocarril central que cruza cerca de allí.

    La madera del marabú es muy útil para fabricar carbón. Leí que constituía una magnífica fuente de energía. Hasta sirve para generar electricidad. Al menos en este paraje próximo al sitio donde el Che tomó el famoso “Tren Blindado” del ejército de Batista, la indócil planta es foco de lúdica combustión.

    Son muchos –no algunos- los que prefieren quemarse –mejor, pincharse- en el marabusal de Buen Viaje. Los más recónditos deseos del hombre aquí encuentran su cauce. Cosas imposibles a la vista de todos son toleradas en esta suerte de “república del placer”. En ecuménica bienvenida, el follaje abriga a los solteros y los casados, a los “abiertos” y a los que permanecen el closed. A profesionales de bata blanca, a proxenetas, a jóvenes con un uniforme de pre-universitario y a periodistas. El hedonismo señorea en un espacio libre de censuras. Los más pudorosos prefieren venir en la noche. Como en el “Bar Esperanza perpetuado en el cine, este “establecimiento” es el último que cierra, o no cierra nunca.

    Pero hace unos días se acabó la diversión cercenada por un buldózer. Devenido moderno instrumento de la inquisición “limpió” todo a su paso. Apenas quedó un cayito, un pequeño reducto del goce, muy cerca de la vía férrea, donde al parecer e artefacto no puede llegar. Aunque no me extraña que desaparezca víctima de la tea o del machete.

    ¿Pensarán mis lectores que pretendo hacer una apología de espacios como estos? La verdad es que no parece civilizado promover la creación de una cadena de marabuzales con el auspicio del Centro Nacional de Educación Sexual. Solamente reclamo una vez más que reflexionemos acerca de los porqués de su existencia lo mismo en Santa Clara, que en Holguín, o Santiago de Cuba.

    El país ha vivido años duros. Hasta la prensa se ha hecho eco de la desaparición de los llamados “albergues INIT” donde –a tono con la jerga actual- se podía matar jugada. Solo en fecha reciente fue autorizado el alquiler de habitación por horas. ¡Imagínese usted! Si para las parejas heterosexuales es difícil hallar un espacio, cuánto más lo será para dos hombres.

    Ya sabemos que los sitios de encuentro no funcionan como simples posadas. Existen, justamente, para favorecer los encuentros casuales, los empates…Ni siquiera el temor al sida ha acabado con ellos. Existen en casi todas partes y en todo el mundo; en los baños públicos, en las discotecas, en las terminales, en los parques, en calles desoladas…Muchas veces constituyen blanco perfecto de la delincuencia. Precisamente por eso en Cuba la policía ha llevado a cabo redadas donde ha cargado con el que es y con el que no es, y han impuesto multas con cualquier pretexto. Yo mismo fue víctima de una años atrás en las inmediaciones de la Avenida Carlos Manuel de Céspedes, cerca de la Plaza de la Revolución, en La Habana.

    ¿Mi contravención? Por supuesto, no era la homosexualidad. Esta no constituye un delito en nuestro país. Ni siquiera el acto de sostener relaciones sexuales en la oscuridad me parece que sea penado, a menos que se haga a la vista de todos. Me imputaron “violación al sistema de seguridad de la Polivalente”. Cualquiera diría que andaba con una ganzúa lista para forzar las puertas de la sala Ramón Fonts, distante por cierto, unos cien metros de la avenida Carlos Manuel de Céspedes. No hace mucho pude comprobar que la causa de mi contravención ni siquiera era esa, sino escándalo público. ¡!

    Me parece legítimo el deseo de quienes desean acudir a estos lugares a pasar el rato, a compartir, o como se diga….independientemente de la connotación que pueda tener tal cosa desde el punto de vista ético. Está claro que no es el amor lo que condiciona esos enlaces. Tampoco lo es en el caso de la pareja heterosexual que se observa practicando el sexo junto a la cascada de La Rampa, gracias a un video que la policía que anda pasando de mano en mano. Pero esto, seguramente, a la Santa Inquisición de los Buldózeres le debe alamar mucho menos. A nadie se le ocurriría derribar el muro del Malecón o la Cascada. Durante sus incursiones por “La potajera”, en La Habana; el parque Abel Santamaría, en Santiago, o el Casino Campestre, en Camagüey, la policía aduce que no debemos reunirnos allí, porque esos lugares son focos de delincuencia. Pero, en vez de cargar con los verdaderos delincuentes, lo hace con nosotros. No somos la causa del problema, si acaso la consecuencia.

    Debe existir una pluralidad de espacios también para las personas del mismo sexo. Ni siquiera Santa Clara, con su Mejunje, puede descansar tranquila. Sus noches de sábado y sus espectáculos de transformismo no tienen por qué interesar a todos…

    Los sitios de encuentro, si bien quizá no desparezcan del todo, se tornarán innecesarios solo el día en que a pleno sol; lo mismo el adolescente de uniforme azul, que el reputado profesor universitario, o el humilde obrero, no sientan rubor al mirar al otro y sean capaces de tomarse de las manos bajo la floresta del parque Vidal, o en el habanero muro del Malecón.

    Mientras tal cosa no ocurra, la naturaleza se encargará de devolver las cosas a su estado original. El marabú retoñará.

    • Adrián: gracias por colgar esta historia, yo la leí cuando me pusieron el enlace hace unos post atrás, y dije que me interesaba el tema, porque pensaba abordarlo. Muy oportuno.

    • El problema de la falta de sitios para entretenimiento (de todo tipo) en Cuba es penoso.
      Yo llevo muchos años viviendo fuera y una de las cosas que me choca cuando voy de visita es el aburrimiento en que se haya hundida la juventud. Ni siquiera en La Habana, una ciudad de casi 3 000 000 de habitantes hay nada que hacer de noche aparte de sentarse en una esquina a beber “chispa de tren” sin un baño a la vista en millas y teniendo que mear en una esquina como un perro cuando la cerveza provoque su efecto diurético.
      Los pocos bares que hay en La Habana Vieja cierran temprano y tienen precios prohibitivos para el 99,9% de la población cubana.
      Las pocas discotecas que hay solo ponen salsa, salsa y más salsa. Palacios de la Salsa, casas de boleros ¿Donde está el espacio para los que no quieren oir salsa?
      Con los sitios gays pasa lo mismo. Oficialmente solo existe o se deja vivir al “Mejunje” pero ¿y si a mi no me interesa ir a ver a “afamadas artistas” como la Durcal o Maridalia donde puedo ir?
      Estoy seguro que si la princesa Mariela fuera gay habría perdido sus fóbias a crear “ghettos” para gays que sé que las tiene.
      Ella sueña con un mundo en el que gays, lesvianas, trans y heteros bailen todos en el mismo local, pero eso no es lo que quieren la mayoría de los gays. Y no es porque queramos estar aislados. Es que somos distintos y tenemos distintos intereses. A ver si lo entienden de una vez.
      En donde vivo existen decenas de esos lugares que sueña la señorita Castro donde heteros, gays y demás categorías comparten sin problemas, pero la conjunción a venido poco a poco después de años de andar cada uno por su lado.
      Hay que empezar por algo bajarse de esa nube de que en Cuba vamos a lograr convencer a todo el mundo de que hay que darse las manos y bailar la Macarena junticos. Son muchos los que tienen miedo de que con una mano bailemos y con otra le toquemos el trasero y hay que dejarles ver que dentro de los gays como dentro de los heterosexuales hay de todo.

      • Schoolout: estoy de acuerdo contigo en parte, hay sitios de recreación, lo que no los suficientes ni tal vez todo lo asequible que quisiéramos; además concuerdo en que sí hacen falta los sitios de ambiente gay, por muchas razones, con independencia de que podamor ir a cualquier otro lugar. Pero pronto daré una buena noticia aquí sobre este tema para los capitalinos…

      • Paquito, espero tus buenas noticias. Esa ciudad está muerta y necesita que la revivan en todos los sentidos para que los cubanos y los turistas no mueran de aburrimiento y sigan diciendo que lo único que se puede hacer en Cuba es tener buen sexo a bajo precio.
        Hay miles de locales y algunos muy buenos vacíos ¿quién no querría ver el Hola Ola reanimado y convertido en una buena discoteca gay frente al sofá donde se sientan a aburrirse o prostituirse miles de habaneros todas las noches?
        Que le den esos sitios a los cubanos y que los exploten sin tanta bobería socialista que ya la economía de ese país es capitalista hace casi 20 años.

        • Schoolout: no hay que exagerar, el aburrimiento es falta de imaginación de algunos. La gente creativa no padece de ese mal.

  17. Oye Paco, he visto en las noticias que encontraron una cura a un hombre con VIH… ¿Hay algo de cierto o serio en esto o son webolas?

    • 100%: no sé, vi la noticia igual que tú, pero no suelo conceder mucha importancia a este tipo de anuncios. Cuando sea, será; y si no, es igual.

      • Ya ampliaron más.
        Aparentemente sí fue cierto y sí es serio, pero es una solución muy difícil de masificar pues no hay la cantidad necesaria de donantes idóneos y aún si la hubiera, el tratamiento posterior te haría la vida de cuadritos.
        Igual, me parece un punto importante en la lucha contra la enfermedad.

      • Eso fue un caso aislado en un paciente VIH+ que recibió un transplante de médulo ósea tras haber llevado tratamiento inmunosupresor violento y haber estado al borde de la muerte ¿Algún voluntario para probar ese método depurador?
        Creo que será una anécdota y lo importante es saber que hay algunas maneras de vaciar los “depósitos” del virus que se pensaban inagotables. Seguro servirá de algo la experiencia.

      • De nada paquito, creo que hoy en día por suerte las cosas van cambiando para los seropositivos y al menos pueden tener la esperanza de vivir como si tuviesen una enfermedad crónica como la diabétes o la hipertensión.
        Por lo visto la clave de encontrar una cura definitiva está en esos depósitos que no se sabe como vaciar a pesar de las cargas virales indetectables. He leído que con los tratamiento actuales harían falta (por cálculos efectuados por los científicos que se dedican a eso) 73 años de carga viral indetectable para que esos depósitos se vacíen. Es obvio que antes morirás de viejo que curado por esa vía y por eso se andan buscando vías nuevas para lo que este caso parece que les ha dado pistas.

  18. Gracias Paco, por darle al mundo la verdadera realidad Cubana, yo se que hiciste lo que pudiste en tratar de sacar un problema y al final demostrar como que “hay justicia en Cuba” pero te salio un boomerang, desde que empiezas la historia y hasta el mismo final son todas violaciones de los derechos ciudadanos, cuando estaban en el sitio, cuando fuiste a poner la denuncia, y cuando te “visitaron” (clasico modus operandus de las dictaduras, esas “vistitas”), Gracias!!!

    Ya el mundo conoce mas!!!

    Gracias!!!

    Me gustaria pasarle este cuento a Laritza para que me diga cuantras violaciones se cometieron, no hablo de solamente de tratados internacionales que Cuba ha firmado, hablo de las mismas leyes Cubanas, pisoteadas por alguien que se cree inmensamente “por encima” Paco hasta un dia que pueda llevarse ante un juez de verdad imparcial y tenga que rendir cuentas, bueno el tiempo dira ….

    • Eres tú, me parece, quien haces interpretaciones algo simples, la vida es más rica que ciertos guiones de los críticos de la Revolución.

  19. Paquito,
    Bravo por ti y por la denuncia. Por cada cubano una historia con la policía nacional ¿revolucionaria?. Y cuando sumas, parece que la cosa no huele tan bien por esas filas. Mi historia fue a las 3 am. El mejor amigo de mi mejor amigo nos había invitado al Habana Café. Salimos casi a la 3 de la mañana y el mejor amigo de blababla nos sugirió que comos todos éramos de Guanabo, nos fuéramos los cubanos en un taxi hasta que pasáramos el punto de control. Él nos recogía en Tarará en su carro para que no nos pasara nada por andar con extranjeros.
    Le expliqué al compañero “no cederista” que no pasaba nada. Al final todos éramos trabajadores y si paraban el carro lo más que podían hacer era pedirnos el carnet; e insistió en que nos fuéramos solos porque ya había visto demasiadas veces lo mismo. Los que tenían un poco más de experiencia en el grupo comenzaron a hacer un rosario de historias que definitivamente me convencieron de evitar pasar una noche en la PNR demostrando que no era jinetera y que la solidaridad también consiste en compartir el carro con un extranjero.
    Perooooo… aburridos los policías a las 3am qué hicieron??? No pararon el carro del extranjero porque andaba solo; pero entonces pararon al pobre einfeliz taxista que no había contravenido ninguna legislación del tránsito y le sugirieron amablemente que “los salvara” si quería evitarse la multa.
    El taxista le explicó que no tenía dinero, que aún no había terminado la carrera y que hasta que no llegara a Tarará no podía cobrarnos y los agentes del ¿orden? solucionaron el problema diciéndole que ellos esperarían a que el regresara, que no había ningún problema.
    Y así las cosas, a los 15 minutos estaba el taxista en el punto de descontrol de Alamar dándole a los gloriosos agentes del desorden 3 cuc por ¿¿¿???

    Ah! Y sobre el comentario de @aaron. Es cierto lo que dice. Al final, la denuncia al director es cierto que recibió respuesta y hasta lo expulsaron, pero dos semanas después la escuela estaba peor que antes. Véase el post en mi blog donde habla de las nuevas tarifas para los exámenes…. Parece cosa de Minotauros, cortas una cabeza y salen dos…

    Sldos,

    Elaine

    • Elaine: ¡Pues si yo soy el taxista ahí mismo armo un escándalo que se oye en la jefatura de la PNR en Boyeros y Tulipán! 🙂

      • Que iluso eres paquito:

        Sabes bien que si “armas un escándalo” que como tu dices se oye en la jefatura de la PNR, la de entrada de patadas por el culo no te la quita nadie además de la multa de desacato a la autoridad y atentado,muy bien escrita y apoyada por el mando de esa noche, aunque al día siguiente vuelvan los compañeros de la PNR con el mismo teque de disculpas, pero a ti, solo a ti, porque tu director del Periódico realizó una llamadita para limipiar el “equívoco” y que tu te mantengas defendiendo a ese régimen de cosas.
        Ya entiendo el por qué de la prensa que tenemos, con periodistas como tu.

        • Carlos: y yo también entiendo al “régimen” que tenemos, con críticos como tú 😉

      • Paquito, pero en que planeta vives, no sabes de la corruptela que se vive en Cuba? Si el taxista hace eso, le fichan su chapa y le hacen la vida un “yogourt” por el resto de su vida ( aun y cuando encuentre una manzana no podrida dentro de la oficialidad de la PNR que le haga caso puntual) Dime a cuantos tu conoces ( simples ciudadanos, no un periodista oficial como tu que tuvo que llamar al Director de su periodico para que te apoyara) a los que la policia despues fueron a visitar a su casa a dar explicaciones. Tia Tata , cuenta cuentos!

        • María Silvia: ah, bueno, el asunto está en no caer en esas corruptelas; por cierto, a mi director lo llamé para informarle de lo que me sucedía, porque yo no oculto nada, pero ni pedí ni necesité ayuda del periódico para presentar esta queja.

  20. Acabo de ver en la televisión un video que anda circulando en internet con una golpiza que le da la policía a una mujer en Sudán que se puso pantalones.
    La mujer pega unos gritos horribles. En un intento por parar el castigo agarra la correa con que el policía le está pegando y luego se acerca otro policía y continúa pegándole mientras los otros policías se ríen.

    Luego de circular por internet el video, el gobierno ha dicho que es solo un caso atípico de extralimitación policial y que la policía normalmente no actua así.

    Los periodistas dicen que hechos de este tipo son muy frecuentes.

    Por una parte: Veo mucha analogía entre esto y lo que pasó a Paquito y compañía en el “Lugar de Encuentro”.

    Por otra parte, ¿Este es uno de los países que hacen bloque con Cuba para votar “plancha” en la ONU?

    • 100%: depende, con Cuba votaron en “plancha” 187 países contra el bloqueo, y no creo que todos les den cintazos a las mujeres con pantalones. Por cierto, no veo la similitud con mi caso 😉

      • La similitud está 1-La arbitrariedad policial, 2-La posición del gobierno de decir que son “hechos aislados” y 3-La pluralidad de voces (periodistas allá y aquí) que dicen que no se trata de “hechos aislados” sino de un actuar frecuente.

      • Allá también pueden y deben resolverlo. Eso no es ninguna diferencia.

        • 100%: Deber sí, pero resolverlo, no sé. No me parece, por lo poco que conozco de esas sociedades.

      • En todas las sociedades se debe y puede luchar contra la discriminación de cualquier tipo.
        En el caso de ese país, la discriminaición contra la mujer no es vista como tal discriminación.
        Un país que parte de que las mujeres son seres inferiores, estaría encantado en que no se hiciera esta mención en la resolución donde Cuba votó por el “sin especificar”.

        Igual, en Cuba se debe y puede luchar contra la discriminación por razones de nacionalidad. Pero le viene como anillo al dedo que no se sea tan específicio en cuanto a este punto.

        • 100%: la resolución no era sobre la discriminación, parecería que parloteas sin intentar profundizar, y ese no es tu estilo 😉

  21. Hola Paco,

    Algunas veces he leído tu blog,pero hoy participo por primera vez.De las cosas que defiendes en este blog:las derechos de los homosexuales y al gobierno de cuba,me quedo con lo primero porque aunque no soy gay para mí “se cae de la mata” que los homosexuales tiene los mismos derechos y nadie puede-debe marginarlos o discriminarlos por su orienatción sexual,eso es más que lógico.El trabajo en ese sentido es extirpar el primitivismo de la mentalidad de mucha gente,tú trabajas para que algo sea normal,si un día se logra no será nada excepcional,simplemente sería la consecución de lo que es normal en una buena parte del mundo.
    Alguien lo dijo ya,la bestialidad policial es algo normal en Cuba,y,sí,Paco,si no fueras un periodista conocido,nunca te habrías quitado la multa de encima,ni te hubieran visitado a tu casa para explicarte.
    Eso no es un caso aislado,a un vecino mío las hordas policiales se le metieron en su casa sin orden ni nada, esta hsitoria termina en un juicio que mi vecino,después de 2 annos gana,y el policía que lo atropelló,sigue campante en la estación.Lo vi,no me lo contaron.Una vez a mí,en una estación de policía me retuvieron 4 horas porque yo llevaba devolucionesde tiendas,trabajé como proveedor d TRD;CImex,y Cubalse y dicha devoluciones estaban “raras” ,después de contar 4 veces la misma historia me dejaron ir.Cuando fui a recoger la licencia de conducción el tipo de la carpeta me preguntó si yo podía “resolverle” algo de lo que estaba en las ordenes de devolucion.No me pegaron,no me empujaron no me alzaron la voz,..pero,eso es para aplaudir??
    Así es la policía de Cuba,Paco.No sé si después de ese incidente has preguntado,pero todos,todos los cubanos podrían hacer historias de la animalidad de la PNR.Si no lo quieres ver o aceptar,ok.Yo sé que en el mundo entero hay de eso,pero hablamos de Cuba y estoy seguro que la policía de Cuba es una de las peores del mundo.De corrupción hay galerías y enciclopedias que escribir pero no es el tema de tu post.
    Mi respeto a tu trabajo y me alegro que no haya pasado nada
    Saludos

  22. Paco, que paso me censuraste otra vez?

    Aqui te dejo algo que escribio mi imaginario novio (el no lo sabe aun) sobre la huelga de los cocheros de Bayamo, disfrutalo…

    Su cara es un rosario de desánimos. Sentado con los codos sobre las piernas, en las manos las bridas de su caballo, me parece que importuno a una estatua de sal. Lleva barba de varias jornadas, y un abrigo amarillento que habrá exhumado de un armario en estos días de clima invernal.
    —¿Me dedica un segundo, por favor? Soy periodista y quisiera hacerle un par de preguntas.
    Desde su asiento, por encima de mi cabeza, me mira con desgano. No asiente, ni se niega. Simplemente está.
    —Quisiera preguntarle por la huelga que ustedes sostuvieron hace una semana – le digo, y temo que nuevamente me lleguen las mismas evasivas que en los dos intentos anteriores: un joven tatuado que me dijo, junto a su caballo, “no asere, yo no estaba ese día”, y se alejó presuroso; y un anciano fornido, con sombrero de yarey, que más sincero confesó: “mira, no quiero buscarme más problemas, ve con otro”.
    Hacía poco más de una semana que los cocheros de mi Bayamo tradicional habían protagonizado una acción impensable: dos días de paro absoluto. Huelga en un país sin huelgas, un país poseedor de la única constitución del planeta que no reconoce ese derecho a los trabajadores.
    La insólita noticia recorrió la Isla: hasta mi cama hospitalaria en La Habana había llegado la exclusiva en boca de una joven enfermera que lo tomó con natural jocosidad: “Bayamés, los cocheros de tu pueblo están en huelga. A ver si le vuelven a prender fuego a la ciudad”.
    —Quisiera saber las causas de esta huelga, qué reclamaban ustedes en esencia —le pregunto, vagamente esperanzado ante su silencio: un silencio que, por lo menos, no me azuzaba de allí como antes habían hecho sus compañeros de trabajo, a quienes el miedo les paralizaba la voz: yo podía ser un agente de la Seguridad del Estado, un informante, un policía de civil.
    Se toma su tiempo, mastica el tabaco y habla sin mirarme, como si algo en la distancia en verdad captara su atención:
    —Chico, lo único que nosotros pedíamos era que nos dejaran dinero para mal comer. Eso es todo. Que no abusaran más de nosotros.
    Sus palabras, dichas con el mismo tono displicente, me estremecen. No me esperaba este acceso de franqueza.
    —¿Por qué abuso, qué ha cambiado? —preciso.
    —La cantidad de dinero que tenemos que pagarle ahora al Estado para que nos dejen trabajar. Los impuestos y pagos por mil inventos diferentes que acaban de imponernos a cojones.
    Lo que oficialmente se maneja con los elogiosos términos de “Reajuste Tributario”, se resume para este hombre y para millones de cubanos más, a algo muy simple: las tarifas impuestas por el Ministerio de Precios y Finanzas para el ejercicio del trabajo por cuenta propia, en la mayoría de los casos, es sencillamente desorbitante. Es insostenible.
    Mucho antes de este paro de cuarenta y ocho horas por parte de un sector humildísimo, había tenido yo noticias del desafuero tributario: escuché el testimonio de un barbero de barrio que, tras veintiséis años de ejercicio, se veía obligado a entregar su patente porque los doscientos pesos que el Estado le fijaba ahora como cuota mensual, le resultaba astronómica. En el último mes, había debido vender un par de artículos para llegar a la suma.
    —¿Cuánto pagaban ustedes antes, y cuánto pagan ahora? —prosigo con mi entrevistado, temeroso de que las seis personas que llenarían su coche aparecieran, y mi breve investigación quedara trunca.
    —Antes la patente mensual era de 130 pesos. Ahora la subieron a 150, más 87.50 para la Seguridad Social, más el 10 porciento diario de lo que ingresemos, por usar este lugar para parquear los coches.
    Intento calcular al vuelo la cifra de la que estamos hablando, y preguntándole números diarios, sacando cuentas apresuradas, nos ponemos de acuerdo en un número aproximado de lo que será en lo adelante su tributo mensual: alrededor de 500 pesos.
    Los coches, en Bayamo, desde hace mucho dejaron de ser tradiciones museables, figuras costumbristas de la colonia, para convertirse en una solución a los graves problemas de transportación urbana.
    Cada mañana una legión de obreros pagaba un peso cubano, y se trasladaba en ellos hasta hospitales, centros educacionales, tiendas de víveres. Esperar por los ómnibus citadinos se había convertido, para muchos, en una insoportable quimera que aliviaban estos artefactos rodantes, símbolo inequívoco de la villa fundada en 1513 por el resabioso español Diego Velázquez.
    Y de pronto, una mañana corriente, el peso diario del coche se duplicaba y en algunos casos triplicaba: los cocheros acababan de subirle el precio a su pasaje, y los salarios obreros seguían intactos: 300 pesos, promedio, al mes. La matemática era angustiante para quienes debían transportarse en ellos diariamente.
    —La cosa empezó por los problemas con la gente, fíjate —me dice, y ahora por primera vez creo que se anima en nuestra conversación—. Teníamos más discusiones que viajes. Muchos no querían pagarnos, nos llamaban estafadores. Y nosotros lo único que podíamos decir era: “¡Quéjense con las autoridades! ¡Nosotros no queremos subirles los precios, pero ellos nos han obligado!” Así estuvimos casi un mes. Hasta que hubo que reunirse y empezar a plantear los problemas. Y llegó un momento en que no pudimos más, muchacho, y tuvimos que parar.
    Sus palabras ahora brotan como un desahogo. Llevan detrás la ira contenida, vibrante, de quien aún no consigue resignarse del todo.
    El día que informaron que no trabajarían más, el Estado obligó a camiones particulares y guaguas con otras rutas, a suplir sus viajes. Ningún sindicato pudo intervenir, ninguna voz de esos otros medios de transporte pudo protestar: el amo mandaba, y solo se podía obedecer.
    Al segundo día los reunieron en la sede del Gobierno provincial, con una particularidad de manual de inteligencia: fragmentados. Nunca a todos juntos. Echaban mano al apotegma ancestral: “Divide y vencerás”.
    En pequeños grupos los presionaron. Bajo la excusa de explicarles mejor el mecanismo extirpaban la semilla de su inconformidad con amenazas refinadas: si persistían en su posición reaccionaria perderían la patente para siempre. No podrían trabajar más con sus animales que, por cierto, varios miles que les habían costado.
    —Imagínate tú si la gente no se iba a acobardar —hace un gesto de fastidio, nuevamente amodorrado en su asiento a la altura de mi frente-. Aquí todos tenemos hijos, familia. Todos tenemos que matar el hambre, y esto es casi lo único que sabemos hacer. Hay muchos que ni siquiera han podido recuperar la inversión inicial, fíjate. Quién iba a seguir plantado después de aquello.
    El resto de la historia pude imaginarlo, aunque aquel hombre no me lo dijera. Lo presumí por el miedo, por el diálogo entrecortado, por las negativas que había recibido con anterioridad: el pánico a ser tildados de contrarrevolucionarios. Las investigaciones de los servicios de inteligencia, los interrogatorios para detectar cabecillas de la inconformidad: allí estaban por esos días, tomando el área con sus presencias inagotables, los represores con guante de seda de la Seguridad del Estado. En Cuba no pueden permitirse simientes de malestar público.
    Se trata, en efecto, de la crónica de un conflicto anunciado: el rimbombante plan para reactivar la economía cubana no sólo contempla despidos por cientos de miles; no sólo contempla permisos para ejercer actividades de risa —forrar botones, amolar tijeras…— como sustento para la economía personal; sino que incluye, además, un aumento ciclópeo de los impuestos para todos los negocios particulares, aunque el ingrediente fundamental, el dinero, siga sin avistarse en el horizonte familiar.
    ¿Consecuencia inmediata? Miles de trabajadores por cuenta propia pensando, con ira y desamparo, en renunciar a la actividad que en los últimos años le había permitido mal alimentarse. Entregar una patente que acababa de colocarse a una altura imposible. Vergüenza infinita debía ser el único nombre de estas jornadas.
    —Muchas gracias por su tiempo —le digo, a modo de despedida, cuando veo que ya dio por concluida nuestra entrevista fugaz. —Y que tenga un provechoso día.
    Doy media vuelta, y antes de echar a andar escucho nuevamente su voz cadenciosa que me hace detenerme por un segundo más, mirarle nuevamente ese rostro sin sueños ni esperanzas:
    —No menciones mi nombre en lo que escribas, muchacho —dice, y casi no puedo ahogar un sentimiento de dolor, de rabiosa frustración, al escuchar la súplica de un hombre adulto, independiente, a quien un sistema había terminado por neutralizar con temores—. Nada más me faltaba que me decomisaran el coche por andar diciendo cosas que no debo.
    Y yo le hago un gesto con la mano: que descuide, que no voy a ser yo quien acabe con el pobre sustento de su familia.
    De vuelta a mi burbuja personal, sufriendo en silencio por una realidad que me es hostil, que cada día asumo más incompatible con la felicidad de los cubanos; una realidad que desde que tengo uso de razón sólo amenaza con agravarse, con traer peores noticias, peores años, carencias más acuciantes; de regreso a mi laboratorio de ideas no consigo desprenderme de aquella frase del poeta Lezama Lima que preguntaba, con una amargura mordaz, cómo pudimos desembocar en este callejón sin luz.
    Ernesto Morales
    Bayamo

    • Yo no sé los cocheros de Bayamo, pero los de Cárdenas al menos, no son tan pooooobrecitos nada. Pero claro, los impuestos no le gustan a nadie, se los digo yo que trabajé en la ONAT, y todos los estudios de capacidad económica que les hacían a los contribuyentes arrojaban como norma un nivel de subdeclaración de ingresos. Por supuesto, no digo que sean ricos ni millonarios, y es lógico que surjan conflictos ahora y en el futuro por el tema, es algo normal. Intentar darle una interpretación política o de angustia existencial es la típica exageración del perfil editorial de los críticos de la Revolución. Y en cuanto al trabajo por cuenta propia en general, tengo una impresión distinta a la de Ernesto, veo muchos más ahora.

      • El caso no es que sean pobres o no , porque muchisimos generales y dirigentes del ministerio vive, pero que muy por encima del nivel del cubano de a pie y nadie les pide cuentas de ello. Lo esencial es que si la persona no esta o esta de acuerdo con una medida impositiva debe tener el derechos de protestar. A esos cocheros les aconsjeo que no se afilien al sindicado de transporte, porque lo unico que hara por ellos sera cobrarles la mensualidad tal y como hacen con la totalidad de los obreros cubanos.

        • Chiquitica: al final la versión de segunda mano que me llegó sobre el descontento de los cocheros de Bayamo, es que fue una mala interpretación que hicieron o les trasmitieron, pues no había habido tal alza, solo les sumaron la contribución a la seguridad social, algo que mucho pedían los trabajadores por cuenta propia desde la legislación anterior, pues sin dudas, es una garantía social importante. En cuanto al sindicato, yo sí les aconsejaría que se afiliaran, e incluso que lo dirigieran, así tendrían más posibilidades en una negociación.

      • ¿Que se afilien a los sindicatos? Jajajaja ¿Para qué si los sindicatos hacen lo que el gobierno y el Partido único e inmortal les exige que hagan?
        Eso solo sería un gasto inútil más para los cocheros porque los sindicatos en Cuba son marionetas del gobierno.
        Lo curioso es que ahora el gobierno cubano quiera defender a capa y espada lo que ha criticado durante decenas de años: el sistema capitalista. Porque se supone que en el socialismo y el comunismo no se pagarían impuestos.
        Otro engaño más de los comunistas.
        Luego está el tema de cual es el objetivo de permitir la iniciativa privada, y ahí vemos claramente que el objetivo es solamente recaudatorio pero que a la vez no quieren que la gente se “enriquezca”. Otra contradicción. Si entramos en los métodos capitalistas aparecerán capitalistas empleadores para bien o para mal. Gente que creará esos puestos de trabajo productivos que el gobierno comunista no ha sabido crear. Y aquí está el otro problema: si se les afixia con impuestos no tendrán dinero para crear más riqueza y más puestos de trabajo.
        Así que se dejen de medias tintas. Cuba necesita capital y capitalistas que la saquen del hueco en que la metió el comunismo y no se les puede ahogar con impuestos. Si quieren ver resurgir la economía tendrán que hacer como los chinos y poner bajos impuestos y liberalizar de vedad el mercado.
        Les guste o no a los “comunistas” el liberalismo es lo que podría salvar a Cuba pero tienen que perder el miedo a poner en práctica medidas que van en contra de decenas de años de ataque a las políticas liberales.
        De momento algo se mueve, pero va al ritmo de una babosa sobre un espejo.

        • Schoolout: “Debemos defender los intereses de los trabajadores por cuenta propia, igual que hacemos con cualquier otro ciudadano”, Raúl Castro este sábado 18 de diciembre en el Parlamento. Por otra parte ¿de dónde sacas esa historia de promesas sobre no tener impuestos? Sencillamente, la economía estaba organizada mayoritariamente sobre otros mecanismos financieros, pero siempre han existido. Te recomiendo leer el discurso, estuvo fuerte.

      • Paquito, yo no me invento nada, solo digo que si quieren ver salir del hueco en que los ha metido la maravillosa política económica de Fidel Castro tienen que cambiarlo todo en ese sentido radicalmente y rápido o se hunden como dice Raúl, quién dicho sea de paso se ha pensado demasiado el cambio cuando la gente pensaba que iba a hacerlo más rápido por considerarsele más cercano al pueblo y más pragmático que su antecesor. Y todos esos cambios hacia el capitalismo (que es lo que es lo que están haciendo) serían más efectivos si se incentivara la iniciativa privada sin caer en la tentación de sablear a impuestos a los nuevos trabajadores por cuenta propia. Lo que he querido decir es que en ese sentido sería más rápida la recuperación mientras más bajos sean los impuestos en el futuro. Desgraciadamente a ese se le llama liberalismo, amigo mío. Y es al liberalismo a lo que le han hecho la guerra Fidel y compañía durante decenios. Por eso te digo que tiene gracia que la salvación venga de manos de una política que ha denigrado el Gran Hermano durante años.

        • Schoolout: si hay planificación, predominio estatal sobre los medios fundamentales y políticas sociales fuertes, no hay capitalismo: no es allí hacia donde van los cambios. Los impuestos son una herramienta muy dinámica, no creo que esta primera propuesta de política fiscal sea perfecta, pero tampoco impracticable, simplemente hay que gestionarla bien y estar atentos.

  23. paco.yo habia mandado mi pasaporte cubano a renovar,y habilitar[visa]??..por que quiero ver a mi familia,y despues de 10 años me la niegan,no te dan razones,ni te dicen que articulo de la constitucion dice que ya no soy cubano,solo te dicen que esta negada tu entrada a tu pais.
    ahora te pregunto: con que moral el gobierno cubano pide el cese del bloqueo/embargo de los americanos ,si el propio gobierno bloquea mi entrada a ver a mi familia.
    con que moral quieren que se permita el viaje de los americanos a cuba ,si ellos no dejan a los cubanos entrar y salir de su patria.
    paco,mi amigo mientras persistan todos estos atropellos contra los derechos civicos/civiles nunca vamos a crecer como pueblo,voy mas lejos mientras respiren estos octojenarios nunca se va acabar el odio y la envidia.saludos

    • No creo que el problema sea solo de octogenarios.Preguntale a Mrs. Ros-Lehtinen por qué padece del mismo mal. Con diálogo y más respeto mutuo podriamos derribar los muros de intolerancia que nos dividen ¿Qué te parece mi propuesta?

      • Manozeta:tienes razon que con dialogo se derriban los muros,…pero no fue la señora Ros-Lehtinen,la que me niega el derecho a ver a los mios,[si fuese por mi ella no seria congresista,jamas votaria por ella]..es el gobierno de mi pais el que decide sobre mis derechos y el de mi familia,ese gobierno es el que me pone trabas para yo ir y llorar y reir sobre las mejillas de mi sangre.,hermano yo pienso que el intolerante pa’ la familia cubana es el gobierno de cuba.saludos

      • Si aceptamos que la cosa es mas compleja y que no solo es el gobierno de Cuba el que tiene que ceder para teminar con esta situación ancrónica que es el permiso de entrada o de salida podríamor aportar más a la reconciliación y reencuentro de la familia cubana. Te repito hemano, porque piense distinto a tí no me creo superior y menos que no tengas los mismos derechos que nos merecemos todos los cubanos.

    • ramonp: lo siento de veras, y entiendo tu enojo, pero no creo que la ira sea buena en ningún caso. No dejes de insistir en pedir una explicación a esa negativa, me parece de elemental respeto. Ojalá puedas venir a ver a los tuyos.

      • paco,mi socio,hace 2 años fui personalmente a WASHINGTON DC.y me dijeron que eso no dependia de ellos,pero ya pase la pagina,ejejejeje, yo tenia un plan B,y este fin de año me voy pa’ Dominicana,que tengo varios proyectos de inversion por alla,me encanta ese pais,yo soy un tipo farandulero y bohemio,y me gusta vivir la vida a plenitud,sin tanto stress .y si me va bien me quedo por alla un tiempo.saludos

      • ramonp, tienes razón, hay que hacer más para que los de allá puedan venir sin restricciones…pero mira qué curioso el asunto…dices que la Lobita Feroz, la congresista media cubana, no impide que vengan los cubanos de allá a ver a los de acá…Tú caso parece ser distinto, pero el mío no…Recuerdas el Plan Bush? El que imponía a los cubanoamericanos visitar la isla solo una vez cada tres años? La Lobita fue Feroz defensora de ese plan…Y gracias a esa medida, me pasé 6 años sin ver a mi madre, luego de toda una vida viviendo juntos… solo en el 2006, burlando sa ley por un tercer país, pudo venir a la habana a verme… pero quien no tenía el dinero para pagar extra? Mi únic ahermana, por ejemplo… Que luego de 8 años trabajando como una mula le dieron el bote porque cerró su emisora de radio….y sin dinero se ha visto hasta la actualidad, y por no haber podido pagar extra, llevo ya 17 años sin verla…. La Lobita Feroz es lo peor que le pudo pasar al exilio de Miami… ella y los de su comparsa republicana…. nunca ha hecho nada para ayudar a este pueblo, nunca, todo lo contrario…

    • Ensañamiento. Se llama ensañamiento lo que tienen con ciertos inmigantes sobre todo los médicos.
      No está escrito en ningún sitio el por qué no pueden entrar a Cuba. No está en ninguna ley ¿sabes de donde sale la normativa? ¡Acertaste! De ahí de donde salen los espermatozoides de Fidel Castro.

      • Schoolout: salga de donde salga, está mal. El país tiene que estimular mediante otros mecanismos a que sus profesionales puedan realizar sus conocimientos dentro de Cuba, pero no es este tipo de medida la que resolverá el problema.

      • ¡¡¡¡Paquito para Ministro de Salud Pública!!! o mejor ¡¡¡Paquito presidente!!

  24. Paco
    Interesante post y comentarios, solo que Paco, me recuerdan estas discusiones mis clases de Tomo I del Capital, según Marx, Esencia y Fenómeno no es lo mismo, hasta ahora me inclino a ver reflejadas las discusiones sobre un fenómeno, el abuso policial por aquel u otro problema, la necesidad de entrenar a la policia para…., algunos dicen que no es solo a los Homosexuales, que si a las damas, etc. Me parece, pero es casi seguro que me equivoco, que son solo fenómenos de la Esencia, la falta de un estado de derecho, de Leyes y de respeto, de Independencia en los poderes, judiciales, ejecutivos y legislativos, sabíamos que así estaba diseñada la República, claro me dirás que era corrupta, que desigual, etc. ¿Fue mejorada? Bueno, dicutimos sobre ese Fenómeno? En cuento a Mrs. Ros-Lehtinen, quieres qué te consiga una entrevista con ella? Esto es en serio, Puedo preguntarle lo que desees, ella es una mujer asequible y receptiva, te aseguro que no es fácil llegar a ser la Congresista más importante en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado Americano, un puesto realmente influyente. Aún así los cubanos nos sentimos muy orgullosos de ella, como nos sentimos orgullosos de Roberto Goizueta, ex-presidente ,en su momento y hasta su fallecimiento,de la compañía más importante del mundo, La Coca-Cola, como de todos los Cubanos que han llegado al Congreso Americano y a grandes compañías. De los grandes artistas cubanos que han triunfado en el exilio, en un mundo americano, como Gloria Estefan, Andy García, Celia Cruz y tantos otros. Es interesante como un hijo de cubanos es potencialmente candidato a ser el primer Vice-Presidente hispano de los Estados Unidos de América, y mucho más que eso, tal vez hasta el primer Presidente Hispano. ¿no te parece eso grandioso? Es terrible Paco, pero en Estados Unidos los cubanos han tenido más derechos que en su propio país y ahí radica realmente la Esencia del Fenómeno.
    Un abrazo, y quiera Dios, en el cual al igual que tu tampoco creo, que me equivoque

    • Balsero: lo siento, no me puedo sentir orgulloso de quien envolvió en la bandera de los Estados Unidos a un niño de seis años confundido que acababa de perder a su madre y a quien querían separar para siempre de su padre, o de cualquier otro cubano que deba su exitosa carrera o parte de ella a sus posiciones políticas que implican apoyar restricciones de todo tipo contra sus compatriotas en la Isla.

      • Paco:
        entiendo tus aprensiones de una foto de ese tipo, yo nunca la vi, si la puedes enviar seria interesante, no creo que ella haya envuelto a ningún niño en ninguna bandera, si así fuera, no sería nada extraño, ella es una congresista norteamericana y no sería raro el símbolo de hacerlo, como protegiéndolo con la enseña nacional, pero si la foto existe debe tener un autor, aquí se le da crédito siempre a los fotógrafos y no se escondería ninguna información, de cualquier forma es raro que no se conozca aquí esa foto, difiero contigo en que querían separarlo de su padre, lo que querían era que se quedara aquí como era el deseo evidente de su madre, la familia siempre quiso encontrarse con el padre para conversar con el, el tema de dejarlo o no, solo que siempre la parte cubana lo impidió, manipulando y controlando todo el movimiento del padre y no permitiendo ese encuentro. Por otro lado esos cubanos no deben su carrera a el enfrentamiento de que hablas, el tema cubano es solo una parte pequeña de sus agendas políticas que están más centradas en objetivos económicos y de inmigración, por ejemplo Ileana y Lincon Diaz-balart fueron los principales patrocinadores de la Ley de Protección para los inmigrantes centroamericanos en el congreso y sus votos los han obtenido tembién por esas legislaciones, han sido patrocinadores de proyectos para traer inversiones y dinero al sur de la Florida y a sus distritos electorales y recuerda que el que está aquí vota más por mejorar sus condiciones de vida que por ningún otro tema de cualquier agenda. Es también lógico que en Cuba se hable solo de sus agendas en relación con Cuba, pero no reflejan la realidad de las carreras políticas de ninguno de ellos.
        Un abrazo.

        • Balsero: no fue una foto, lo vimos en video, una y mil veces, en la mesa redonda: repugnante. Y sobre el padre de Elián, lo que dices no es exacto, acuérdate que fue a los Estados Unidos a buscar a su hijo, y no se lo querían entregar, y que incluso antes, cuando todo empezaba, oímos las grabaciones telefónicas de cómo los parientes de allá le impedían hablar con su hijo. Aquello nunca tuvo justificación, tanto que la opinión pública norteamericana no se lo tragó y Clinton hizo lo que debía. y en cuanto a la carrera de los congresistas de origen cubano, podrá ser brillante en otros temas, pero se han unido a todas las medidas restrictivas contra sus compatriotas acá, desde el bloqueo hasta el plan Bush y las restricciones de viaje. Indefendibles.

  25. Pacón, el último post de elbalserosuicida:

    http://gilbertogutierrez.wordpress.com/historia/la-tergiversacion-y-la-sublimacion-de-la-historia-iv/

  26. paco,WASHINGTON DC,es hermosa,de ese tipo de cuidad que te enamoras de ella por la elegancia..todas sus calles,museos,son de sueño,ojala algun dia puedas visitarla.

  27. En efecto, muy bien por Paquito, pero eso no elimina la realidad de una gran deficiencia en cuanto a mecanismos para la protección de los ciudadanos.
    Hace algunos años me pusieron una multa por besar a mi novio en la playa… el poli me dijo que eso era “exhibicionismo público” lo cual me parecía una redundancia… jejeje… en fin, al final descubrí que era “exhibicionismo impúdico”, fui a la estación y una compañera muy cariñosa (yo tenía unos 22 años… y era un ser adorable en aquel entonces… jejeje) accedió a quitarme la multa. Nada de medidas contra el policía (cuya chapa tomé y presenté), y sí una recomendación a mí de no hacerlo más…
    Ahora, el año pasado a Jimmy lo amenazó la policía con romperle la cámara fotográfica, y le pusieron una multa en un tumulto en el Yara en el pasado Festival de Cine. ¿Alguna medida contra los policías? ninguna. Presentamos los números de chapa, reclamaciones formales a varias instancias… y después de ellos presionar e incluso amenazar nuevamente a Jimmy, no les quedó más remedio que quitar la multa que le habían puesto de 20 pesos (que no íbamos a pagar, por supuesto). Pero hasta ahí, nada de medidas contra los policías.
    Lo que cuenta Paquito, más que algo que sucede a veces, es una política de la PNR. Claro que no lo reconocen, y van a los talleres y seminarios que hace el CENESEX, pero es una política. Acá sabemos que las cosas funcionan así. En vez de un país de Leyes, es un país de Decretos. Y los Decretos, que los puede hacer cualquier funcionario con un mínimo de poder, dicen cualquier cosa, sin que la población esté al tanto. Cuestionar a un cubano no habanero su estadía en la capital, y tomar medidas de fuerza contra él, es un ejemplo muy ilustrativo. Cuando comprendamos que una cosa es lo que está escrito y otra cosa son las políticas institucionales, habremos avanzado bastante en esta lucha.
    Mover a los gays, a los rockeros, a los ¿mangas? de los lugares que ocupan en el Vedado, a la fuerza, ¿qué cosa es? ¿es una decisión de un policía mal informado e inculto, o una orden de su unidad?
    En la preparación de los policías les enseñan los “biotipos” que deben detener. Las personas no blancas, con ropas pobres, o afeminadas, son sus targets principales. Eso me consta de fuentes bien cercanas a la PNR. Como si no supieran que quienes más roban aquí se visten muy bien y siempre están limpios, olorosos, y casi nunca andan a pie.
    En fin, que la conducta de Paquito es la ideal, y es la que yo mismo hubiera tenido. Debemos promoverla. PERO, lo esencial es promover un país donde sus ciudadanos estén verdaderamente empoderados, que las políticas públicas sean transparentes, y donde existan mecanismos legales que protejan de estas arbitrariedades. Tanto en el ámbito de los derechos sexuales como de otros derechos.
    Cuando yo fui a denunciar a los dos policías que esposaron a Jimmy y se lo llevaran sin él haber hecho ABSOLUTAMENTE nada, la respuesta fue… “¿quien te dijo que se puede denunciar a un policía? Tú puedes reclamar la multa, para que te la quiten, pero no denunciar al policía.”
    En efecto, ¿alguno de ustedes conoce un juicio público donde un ciudadano esté demandando a un policía? Eso no sucede en nuestro país, amig@s mí@s.
    El caso de la preocupación y ocupación de la reclamación de Paquito por parte de la PNR parece estar mediada por el impacto de su blog. Claro, estoy convencido que la actuación de Paquito es la de un sencillo ciudadano, y que él no actúa bajo prebenda ni protección alguna. Pero para ellos funciona de otra manera. Ellos saben que Paquito no es un simple ciudadano, sino que el impacto de su blog es tremendo (por suerte para nosotros). Cuando leí que una semana después de la queja, FUERON A SU CASA!!!! comprendí que era un tratamiento diferenciado, totalmente fuera de la norma. En el caso de Jimmy demoramos casi 2 meses en que le quitaran la multa de 20 pesos, después de mucha insistencia nuestra y muchas visitas infrutuosas a diferentes instancias.
    El procedimiento usual, la norma, y por tanto la política en la práctica, es la del maltrato, la cosificación de las personas, la vulneracion de sus derechos, el silencio por respuesta. Lo otro son excepciones oportunistas. Por eso se preocupan mucho que los ciudadanos no tengan acceso a estas plataformas informativas como los blogs y la web 2.0, ellos saben que son una herramienta superpoderosa, y Paquito lo ha demostrado, afortunadamente con una tremenda eticidad, profesionalismo, sensibilidad y capacidad de diálogo.
    Habría que luchar porque mas personas pudieran acceder a la web, y otro gallo cantaría.

    • Isbel: me parecen muy ilustrativas tus anécdotas, y de hecho estoy de acuerdo con la esencia de lo que propones, perfeccionar los de protección al ciudadano, aunque también tendríamos —y me incluyo— que conocer mejor los que ya existen y no siempre empleamos. En cuanto a si dicen una cosa y tienen otra establecida por detrás, me parece una especulación demasiado arriesgada, incluso cuando los hechos parecieran darte la razón en ocasiones. No tengo ningún elemento que pruebe esa actitud dolosa que estás presuponiendo. Igual con el asunto del acceso a internet y las “preocupaciones” ¿de quién? ¿de qué? por impedirlo: yo no tengo esa percepción, no me juega ese argumento (que nos quieren fijar como una verdad algunas corrientes muy críticas de la Revolución) con las inversiones en tecnología, comunicaciones y ahora mismo, en el dichoso cable submarino. Por último, bájame el mérito personal y súbeme el salario 😉

  28. El asunto es que Paquito, ante una actitud equivocada, valientemente la denunció. Siempre digo que las batallas que no se libran son las únicas que no se ganan, y callar y luego comentar -como eslógico ante una actitud irracional- sólo da pábulo a las campañas contra nuestro país. Cualquier pareja sea hetero u homosexual, tiene el deber de comportarse de manera ética públicamente, pero es hora de que andar de la mano dos seres humanos adultos no sea un delito…

  29. Dice wikileaks que lo que te dan en cuba por no criticar la situacion de los derechos humanos es una foto con fidel.

    A lo que mastercard ha respondido:

    “Pasaje a Cuba para criticar la situacion de los derechos humanos, $500. Una foto con el T-Rex de Parque Jurasico, priceless”.

  30. Pa mi todos esos PNR son unos hijos de puta que tambien gustan mamar por 5 dolar. El primer mamon Raul Castro y toda la camarilla de comunistas

    • Pepe: aquí no se trata de gritar obscenidades, sino de hacer planteamientos serios. Luces muy mal con esa vulgaridad.

  31. Quiero aprovechar para participar por segunda vez en este sitio y aportar mi criterio al conjunto de opiniones que aquí se pueden leer y unir mi indignación (que tiene mucho de esa rabia mezclada con cierta impotencia que se siente cada vez que sucede un hecho como el ocurrido a Paquito el 21 de noviembre) a la de todos aquellos que han mostrado su solidaridad y al menos por esta vía aportamos nuestro granito de arena con tal de que algún día en Cuba no pasen más estas cosas.
    Nunca me he visto en una situación tan agresiva y humillante como la ocurrida con Paquito a pesar de que conozco y he asistido a esos sitios de encuentro a los cuales se hace referencia por muchos de ustedes. No obstante, en 3 ocasiones pasé por algo similar aunque la sangre no tuvo que llegar al río (con otras palabras: no he tenido que darme el correspondiente viaje hasta la unidad de policía para defender mis derechos y exigir una respuesta legal y oficial contra un abuso de poder por parte del o los agentes actuantes) La causa pienso yo que sea, entre otras cosas, por tres razones:
    1- Desde un primer momento me propongo y hago de tripas corazón con tal que mantener la calma y la paciencia y la buena educación y no ser yo quien actúe con malas formas, ni con síntomas de violencia, ni convertirme en la causa o el pretexto para que se me acuse entonces de cualquier otra falta.

    2- Por otra parte cada vez que me han pedido mi identificación, además de presentar el Carnet de Identidad, les muestro también mi Carnet de Abogado que certifica mi inscripción en el Registro General de Juristas de Cuba y eso de alguna manera siempre ayuda.

    3- Importante: cuando han sucedido estos tres encuentros que les voy a narrar, los agentes de la PNR siempre me han hallado totalmente vestido, pantalones y camisas en su lugar, tan solo abrazándome y besándome (la palabra popular es: apretando) con el chico, novio o pareja que estuvo conmigo en ese momento.

    La primera vez fue a las 3 de la madrugada en la costa que está al fondo del Hotel Tritón en el Municipio Playa a donde se me ocurrió con mi pareja de entonces ir en plan romántico para esperar el amanecer en ese lugar. Debo aclarar que en ese caso ambos vivíamos juntos en casa de un amigo en la cual podíamos hacer el amor las veces que se nos ocurriera, pero que esa noche nos dio por realizar algo diferente. No estábamos ni en la mitad de lo que habíamos planificado hacer cuando llegaron dos oficiales que luego de entregarle nuestras identificaciones nos preguntaron que hacíamos en ese lugar, tome la palabra y le respondí como lo hago siempre: Soy homosexual, abogado, él es mi pareja y aquí estamos romanceando.
    Fue entonces cuando me dijeron que estar en ese lugar estaba prohibido y aproveché para preguntar sobre esa prohibición legal la cual no era de mi conocimiento. Los oficiales me explicaron que esa es una zona de hoteles y donde no hacía mucho, dentro de ese marco de horas, ocurrieron asaltos a otras parejas en ese lugar por parte de grupos de delincuentes que se aprovechan de la oscuridad y la no presencia de otras personas. Les agradecí la información y les dijes que me iba entonces para el parque que estaba enfrente, iluminado, con mi pareja a terminar la noche.
    La segunda fue a un costado del ICAP, calle I entre 17 y 19, cerca de las 1 AM, venía de un concierto en la escalinata de la Universidad donde conocí a un muchacho muy agradable, conversamos toda la noche, disfrutamos el concierto y terminamos, entre besos y abrazos, a recostados en ese muro que bordea la institución por la calle I. Llegó un carro patrullero y luego de entregarle nuestras identificaciones nos preguntaron que hacíamos en ese lugar, nuevamente tome la palabra y le respondí como lo hago siempre: Soy homosexual, abogado, él es mi pareja y aquí estamos romanceando. Fue entonces cuando me dijeron que para eso estaba el parque Víctor Hugo, a pocos metros de ahí, y no los muros del ICAP.
    La tercera y última vez fue en ese parque, el Víctor Hugo que se encuentra a pocos metros el ICAP en calle I entre 19 y 21. Venía de otro concierto en la escalinata de la Universidad donde nuevamente conocí a otro muchacho muy agradable con el cual conversé toda la noche, esta vez disfrutamos solo la mitad del concierto para terminar en un banco de ese parque entre besos y abrazos. Todo iba a las mil maravillas hasta que después de transcurrido un buen tiempo me tocan en el hombro, alzo la vista y veo delante de mi a 5 personas con un policía al frente. Entrego nuestras identificaciones, tomo la palabra y como siempre: Soy homosexual, abogado, él es mi pareja y aquí estamos romanceando. Hubo un silencio. Preguntaron en que zona o barrio vivíamos, les respondimos, nos entregaron nuestros carnets y se fueron.
    Aquel joven estudiante universitario pasó un susto tremendo pues al instante me confesó que su familia no sabía nada de su orientación homosexual. No esperó ni 15 minutos, se despidió, salió como una flecha y allí me dejó plantado.
    Leer, tratar de conocer e interpretar nuestras leyes además de ser una responsabilidad nuestra, es un instrumento esencial de gran ayuda en momentos muy específicos de nuestra vida y que de alguna manera siempre está al alcance de nuestras manos ya sea a través de la literatura escrita, digital o la consulta directa con especialistas.
    Hagamos ahora un pequeño ejercicio práctico para el cual no es requisito indispensable ser Licenciado en Derecho.
    Les invito a un encuentro con la Ley 62, Código Penal.
    Con una hojeada a su contenido podrán ver, por ejemplo: que no existe artículo alguno que tipifique la homosexualidad como un delito. Dicho de otra manera: no hay un artículo que diga que ser homosexual es un acto ilegal.
    Se darán cuenta también que la responsabilidad penal es para todas las personas sean de la orientación sexual que sean y, mirando por arribita, nos daremos cuenta que las siguientes palabras no aparecen en ninguno de sus artículos: homosexual, heterosexual, transexual, Bisexual, Homofobia.
    En el LIBRO II, PARTE ESPECIAL, TITULO XI: DELITOS CONTRA EL NORMAL DESARROLLO DE LAS RELACIONES SEXUALES Y CONTRA LA FAMILIA, LA INFANCIA Y LA JUVENTUD en la SECCION QUINTA: aparece Ultraje Sexual, ARTICULO 303, donde está escrito claramente cuales son los actos o conductas que se pueden sancionar con privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas al que:
    a) acose a otro con requerimientos sexuales;
    b) ofenda el pudor o las buenas costumbres con exhibiciones o actos obscenos;
    c) produzca o ponga en circulación publicaciones, grabados, cintas cinematográficas o magnetofónicas, grabaciones, fotografías u otros objetos que resulten obscenos, tendentes a pervertir o degradar las costumbres.
    Por lo tanto: que una pareja homosexual muestre el amor que ambos sienten con gestos de ternura y cariño (besos en la boca y abrazos) tal cual lo hacen las parejas heterosexuales en lugares con poca o ninguna asistencia de público o, de lo contrario, en lugares de asistencia masiva o de gran conglomerado de personas (cualquier parque, cine, calle, avenida, cabaret, teatro, museo, etc. de Cuba) no es un acto obsceno o impúdico, sino que es una conducta que podemos realizar con toda la libertad del mundo pues es nuestro derecho tal cual lo tienen las parejas heterosexuales y no está penado por nuestras leyes.
    Por supuesto que aquí no estamos hablando de andar desnudos haciendo el amor en cualquier lugar de esta ciudad y a la vista del público.
    Lo ideal hubiera sido que en ese momento que narra Paqui cuando” Pregunté a las otras personas si estaban dispuestas a atestiguar sobre el mal procedimiento policial. Solamente un muchacho de la Isla de la Juventud, de visita en La Habana, me dio su nombre y apellidos…” todos se hubieran unido, empoderados, e ido juntos con él para esa Unidad de la PNR a defender nuestros derechos con orgullo, valentía y dignidad ahí o en cualquier otro lugar que se hiciera necesario recurrir para que se les escuchara y se tomaran las medidas que dieron final a la historia. Que genial hubiera sido eso.
    En mi etapa de estudiante y primeros años de labor, conviví y trabajé muy vinculado, entre otras cosas, a la labor que en Cuba realiza la PNR (Policía Nacional Revolucionaria) y dentro del enorme grupo de gratos recuerdos que tengo de esa etapa (7 años) está precisamente el haber conocido y compartido con hombres y mujeres, compañeros de estudio y trabajo, algunos hoy son altos oficiales del MININT, de una calidad humana y un nivel de responsabilidad que, además de mi estima cuentan desde siempre con mi respeto y solidaridad.
    Estoy seguro que si alguno de ellos estuviera leyendo lo sucedido a Paquito se sentiría tan molesto como hoy lo estamos muchos pues, entre otras razones, además de amar la institución y el trabajo que defienden entregando lo mejor de si, no son personas homofóbicas e incluso algunos tienen dentro de sus familias a un hermano o a un primo o a un tío o a un amigo con una orientación diferente a la heterosexual y por eso pueden comprender bien de cerca la discriminación y los abusos que nos pueden ocasionar, como en este caso, individuos irresponsables que, por su abuso de poder, vulgaridad, falta de educación formal, de conocimiento y de profesionalidad (además del enorme daño que trae sus conductas para el país en general) no debieran vestir nunca más en su vida ese uniforme que les identifica como miembros de la PNR.
    También en esa etapa de mi vida a la que me refiero conocí de otros oficiales que debido a indisciplinas (graves, menos graves o delitos) terminaron sancionados con medidas administrativas, políticas y hasta penales.
    Por otra parte, recuerdo en estos precisos momentos cuando en las pasadas Jornadas Cubanas contra la Homofobia algunos participantes plantearon la necesidad que tenemos las personas LGTB de contar con un espacio de intercambio, abogando por los sitios de identidad más que por guetos, donde no nos sintamos estigmatizados, donde con toda libertad poder mostrarnos tal cual somos con amor y gran responsabilidad en el sitio en que estemos, un lugar abierto a todas las demás personas.
    A mi entender un excelente punto de mira que nos puede servir de ejemplo es la labor realizada por años por Silveiro en el Mejunje en Santa Clara.
    Si mal no recuerdo creo que fue Félix Pedro quien hasta mencionó el terreno que hoy ocupan las ruinas del antiguo Restaurante Moscú en el Vedado como posible lugar donde crear ese espacio para socializar, disfrutar, compartir, realizar distintas actividades que pueden ser desde bailables, discoteca, hasta encuentros de intercambio de conocimientos etc.
    Admiro la actitud de Paquito y quiero terminar diciendo que además de la posibilidad de recurrir la víctima y reclamar su derecho en primera instancia ante el Secretario General del PCC y el Jefe de la Unidad de la PNR a donde pertenecen los policías (y de no estar satisfecho pasar su reclamos a los demás niveles : Provincial y Nacional hasta llegar a donde haya que llegar) para estos casos u otros parecidos existe en Cuba una Fiscalía Militar, existen Tribunales Militares que, entre otras misiones, seguro han de contemplar el enfrentamiento a la corrupción y el abuso de poder.

    Saludos Ale NotiG.

    • Ale: me parece muy oportuno tu comentario, sobre todo la explicación legal que nos hace tanta falta (y las anécdotas, que ya las conocía, pero igual son geniales) 🙂

      • Paquito, ahí te va un pedacito de código penal, que recoge lo que arriba comentabas.

        CAPITULO VIII
        DELITO CONTRA EL DERECHO DE IGUALDAD
        ARTICULO 295. 1. El que discrimine a otra persona o promueva o incite a la
        discriminación, sea con manifestaciones y ánimo ofensivo a su sexo, raza, color u
        origen nacional o con acciones para obstaculizarle o impedirle, por motivos de
        sexo, raza, color u origen nacional, el ejercicio o disfrute de los derechos de
        igualdad establecidos en la Constitución, incurre en sanción de privación de
        libertad de seis meses a dos años o multa de doscientas a quinientas cuotas o
        ambas.
        2. En igual sanción incurre el que difunda ideas basadas en la superioridad u
        odio racial o cometa actos de violencia o incite a cometerlos contra cualquier raza
        o grupo de personas de otro color u origen étnico.

        Nota: Quisiera agregar dos cosas, no es menos cierto que muchos homosexuales se prostituyen, son comisores de delitos etc, está clara que cada circunstancia lleva una actuación diferenciada, nada justifica la clasificación general de un grupo, pero pienso, que como los heterosexuales deben cambiar, tambien deben cambiar los homosexuales esos homosexueles que su actual solo refleja repulsa y nause

        • César: gracias, pero no creo que sea un asunto de cortar y pegar de un código a otro, tiene que nacer de la propia reflexión critica de cada sociedad, incluyendo ese equilibrio que mencionas en tu nota adicional. Nadie es mejor o peor ser humano por ser heterosexual u homosexual, por eso es incorrecto singularizar e igualar las acciones incompatibles con el bienestar general de la sociedad con una u otra condición de la orientación sexual.

  32. Bravo Paquito, ya era hora de que alguien se plantara, yo no vivo en Cuba hace mucho, pero Cuba siguen en mi, tu historia me trae recuerdos incómodos del pasado, te cuento uno, estaba yo en una de esas zonas que mencionas y tuve mi desencuentro con la mencionada policía, el oficial en cuestión me arrodillo con las manos en la nuca y me dijo “con los maricones lo que hay que hacer es jabones”, entre tantas lisonjas, termine multado y humillado, es uno de mis peores recuerdos , las fobias de cualquier índole son terribles y dañinas, mis saludos, leo tu blog en ocasiones .

    • Carlos: siento mucho que tuvieras una experiencia tan brutal, jabones es lo que tienen en el cerebro algunos homofóbicos.

  33. Las conductas erróneas o contra la propia ley de algunos agentes de la PNR, que lamentablemente parecen frecuentes, afectan mucho la imagen que debe tener esa institución. Me he puesto a observar el comportamiento, las formas de actuar de algunos agentes de la policía, y creo ver en ellos la ignorancia de algunos principios básicos como que están al servicio de la ciudadanía y le deben el mayor respeto en su actuar; que no es lícito impedir hacer lo que expresamente no esté prohibido por la ley; que la acción enérgica contra el delincuente o el transgresor no implica incompostura policial. Son temas que deben ser tratados en las Academías de la Policía. Sobre las conductas homofóbicas en numerosos agentes de la PNR, si bien es cierto que es un fenómeno cultural, al manifestarlas durante el servicio violan la ley y la única forma de impedir a que tengamos que esperar a las calendas griegas para solucionar el problema es SANCIONAR. La transformación cultural de la sociedad puede tomar décadas, pero sancionar a los que violan los derechos ciudadados, incluidos los de los gays, es algo que debe hacerce tan pronto ocurra cada hecho.

  34. Me llama la atencion que nadie (pro o anti gubernamental) ha senalado una de las mayores humillaciones que se pueden experimentar: que un policia te exija tu identificacion sin mediar un delito, un comportamiento sospechoso etc.
    Una de las mas aborrecibles practicas en todos estos anos de revolucion es eso de ‘perdi el carnet de identidad”. Esto ocurre diariamente en Cuba a cualquier hora, en cualquier lugar y a cualquier persona (aunque sobre todo a los negros). Esa es una grosera violacion de los derechos civiles. y no solamente lo narra paquito sino en los comentarios y anecdotas se repite esta abominacion. Otra violacion abominable y muy comun es que la policia puede parar un vehiculo cualquiera, en cualquier lugar a cualquier hora para pedir licencia de conducir y simplemente chequear. Esta es otra violacion arbitraria de los derechos civiles. Si el auto no va haciendo zig zags, no ha transgredido ningun codigo vial y no hay ninguna senal de problemas con el vehiculo.. no hay ningun derecho a detener el vehiculo, pedir la licencia y luego dejarlo ir.

    Me llama la atencion que nadie haya comentado estas humillaciones que ocurren por miles a diario en Cuba, sin importar las tendencias sexuales de las victimas.

    Saludos

    • elcua: sobre eso hay matices, no es tan terminante como lo dices. A mí en lo personal no me molesta identificarme, si un policía me lo pide, pueden estar tratando de ubicar a una persona, en fin… habría mil motivos. Pero también podría no haber ninguno en algún caso, y ser un exceso, como dices.

      • Paquito, no se trata de que te moleste o no. Se trata de la violacion de tu privacidad, el ultraje que significa que sin hacer nada, sin mediar una minima sospecha tu tengas que identificarte sin ton ni son ante un oficial. TU dices que habria mil motivos.. te digo que no existe ni un solo motivo legal para exigirle la identificacion a un individuo sin que medie la mas minima razon.
        Pero ademas, bien sabes que lo hacen solamente para chequearte, a cualquier hora y aun sin que esten tratando de ‘ubicar’ a alguien. Es simple y llanamente un derecho que tiene la policia. Ese ‘derecho’ no debiera tenerlo nadie y deberia ser demandable pues resulta bochornoso e humillante. Y te repito que es un exceso pues no ocurre raramente, mas bien es parte de la vida diaria de los cubanos.

        Incluso en tu cuento donde estabas en un parque con una pareja, no hay motivo alguno para exigirte tu identificacion. Simplemente con decirles que no podian estar en ese lugar por tales y tales razones era suficiente. Ah bueno si te resistes o te pones belicoso entonces ya es otra cosa.
        Lo mismo cuando vas manejando. Miren el cuento que hace Elaine, fijense como funciona la mente de ella que enseguida se le enciende ‘la alarma’ ante la posiblidad de que detengan el auto con ella adentro y se meta en un rollo. Eso demuestra cuan arraigado esta en nuestras mentes la represion que constituye esa libertad que tiene la policia de penetrar en tu privacidad, violar tu espacio privado (en tu vehiculo) sin que medie razon alguna.
        Si la policia esta buscando a alguien o esta haciendo un operativo para atrapar a alguien que se escondio por una zona, es logico que revisen los autos y demas.. pero asi por la libre, porque le da la gana a la policia y tu sin poderte quejar?.. es sencillamente humillante y debiera ser eliminado.
        Un saludo

  35. Errata.. donde dice ” perdi el carnet de identidad” quise decir “pedir el carnet de identidad”

  36. Siguiendo con la “adecuación” de Recursos Humanos, para no llamarle despidos masivos.

    Todavía me pregunto qué se espera que hagan los profesionales que quedan: “disponibles” y no tienen ni el capital económico ni el capital intelectual para decantarse por alguno de los oficios que se han admitido recientemente.

    En Cuba hay una gran cantidad de personas que clasifican en el Sector Profesional: médicos, arquitectos, abogados, economistas, contadores, profesores….

    ¿Por qué ellos no pueden ejercer su profesión por cuenta propia?

    Es el concepto de Profesional Independiente. Muy análogo al de Trabajador por Cuenta Propia, solo que implica que estudiaste una carrera en la universidad.

    En mi humilde opinión se debe legalizar el ejercicio privado de estas profesiones y legalizar la existencia de gremios profesionales a dónde voluntariamente los profesionales puedan afiliarse y conseguir representación para la profesión.

    • 100%: ahora cuando discutan los lineamientos del Partido en la comunidad cubana que radica en Panamá, no dejes de plantear todas tus humildes opiniones 😉

      • A mi no me afecta. Yo soy costurera.

  37. En Cuba la policia es un organo represor, y fue creada para eso. Ellos tienen el poder y pueden hacer lo que les de la gana, nunca respetaran a los homosexuales. Todo su relato me parece una gran mentira como lo es ud. Porque loca y martiana se puede ser, pero loca y comunista no rima, el comunismo siempre ha estado y estara en contra de las locas.
    Gracias

    • Oscar: Siento mucho romperle su pensamiento estereotipado, lo cual incluye la homofobia latente en el término “loca” con matiz despectivo. Me gustaría también que me dijera si conoce alguna policía en el mundo que no sea “un órgano represor”, tal vez nos perdimos algo y existe algún cuerpo policial que sean a la vez Hermanitas de la Caridad 😉

  38. […] Denunciar en la policía a los policías en caso de malos tratos y faltas de respeto hacia nosotros. […]

    • Me parece muy específico para un documento que pretende ser más generalizador, pero sí podía haber uno sobre las políticas públicas para evitar cualquier tipo de discrinación, por sexo, raza, orientación sexual o identidad de género. De hecho, ya lo propusimos.

  39. Te felicito por tu balentia pare enfrentar a esos policias asi es omo deberiamos de aserlo todos a quien an agredido solo que algunos o no sabemos que tenemos derechos o por miedo a las replesalias es que callamos felicidadez

    • Moisés: No hay que tener miedo, amigo, la policía está para proteger a los ciudadanos Y TENEMOS EL DERECHO A EXIGÍRSELO.

  40. Reconozco la educación y cultura que muchos cubanos “razos” pueden llegar a tener… sin duda, uno de los triunfos de la revolución.

    A mi me pasó algo parecido en mi país, México, pero yo recurrí a sobornar a los policías, aun siendo inocente, ya que que realizar todo el proceso que hiciste para demostrar tu inocencia, en mi país es imposible…

  41. a mi me psuieron una carta de advertencia por encontrarme al lado de la parada de g y universidad y aun la tengo jamas me la pude quitar que hago, vivo en cuba

  42. flash games

    Mi desencuentro en lugar de encuentro gay y una rápida respuesta policial | paquitoeldeCuba

  43. Hola Paquito, soy argentino, procubano, y me han encantado las respuestas que les das a los que están enojados contra el Gobierno cubano. Yo estuve en Cuba un par de veces, en 1996 o 1997, y muero de ganas de volver. Tu blog me ha entusiasmado a hacerlo, ¡cómo han crecido con respecto al tema de los gays y lesbianas! Me alegro muchísimo.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s