Los jefes que un día tuve y la disciplina del corazón

Tengo la doble fortuna de haber tenido en mi vida pocos y buenos jefes. Es un raro privilegio del cual no muchas personas en Cuba pueden presumir después de 18 años de estudio y 17 de trabajo. Al respecto tengo la peregrina idea de que, en última instancia, somos los “subordinados” quienes en realidad mandamos, y poseo mi propia fórmula mágica para eludir las jefaturas indeseables. Sigue leyendo

Mi “corresponsal” en Argentina y cómo funciona la autocensura en Cuba

Nunca pensé que tan solo unas pocas horas después de tratar de explicar cómo los prejuicios pueden influir en el abordaje del tema gay en la prensa cubana, tendría ante mí la prueba irrefutable de ese comportamiento, a partir de una conversación en el chat con un joven y talentoso colega que fue testigo presencial de la aprobación de la ley del matrimonio homosexual en Argentina. Sigue leyendo

¿Por qué en Cuba no fue noticia la ley argentina del matrimonio gay?

Los gay argentinos ya se pueden casar ¿alguien, por favor, sería tan amable de decírselo a los de #Cuba? 12:13 AM Jul 16th vía Web

Fue lo primero que escribí en Twitter la madrugada del pasado viernes, luego de conocer la noticia de que el Senado de Argentina acababa de aprobar la ley que ahora permite en ese país —el primero de América Latina en lograrlo, y el décimo en el mundo— el matrimonio entre personas del mismo sexo, con los mismos derechos y obligaciones que tiene una pareja compuesta por un hombre y una mujer.

Sin embargo, ningún periódico en la Isla hizo hasta hoy la más breve alusión a ese hecho histórico. Sigue leyendo

De cómo yo pude haber sido el “agente Arcoíris”

Con el tiempo he olvidado muchos detalles de este hecho singular, del cual harán 17 años en los próximos meses. Espero, por lo tanto, que al narrarlo aquí yo no esté revelando ningún secreto de Estado, y si lo hiciera, pido “a quien corresponda” —como dicen ciertas cartas burocráticas— que disculpe mi irremediable y ya habitual indiscreción. De todos modos, nunca nadie me pidió o sugirió —al menos no lo recuerdo— que no hablara sobre esto. Sigue leyendo

Cinco semanas en España y el día que lloré en Barajas

Casi una década después de aquella beca de cinco semanas en el Instituto de Estudios Fiscales de España, todavía albergo sentimientos encontrados en relación con la que hasta hoy ha sido mi estancia más prolongada fuera de Cuba. No obstante la irrepetible intensidad de no pocas de las experiencias acumuladas esa mágica vez y el alborozo excepcional que me produjeron ciertos acontecimientos, nunca podré olvidar que la enriquecedora travesía terminó con uno de los momentos de mayor desesperación en toda mi vida. Sigue leyendo