Asombros por cuenta propia y cómo pensaron que “me quedaba”

Cuando viajo, ya sea dentro o fuera de Cuba, necesito caminar por las calles yo solo: es mi modo de sentir que me apropio de los lugares visitados. Si no puedo cumplir esta especie de ritual cognitivo, ya sea porque me lleven en automóvil o forme parte de un grupo que —por cuestión de programa o capricho organizativo de alguien— debe andar siempre junto para arriba y para abajo, es como si no hubiera ido nunca a ese sitio. Para mí, sencillamente, no estuve allí. Ese antiguo hábito de reportero itinerante —aquí lo demostraré— ya me ha traído más de un inconveniente en mis correrías.

Uno de los más cómicos percances que me ocurrieron por tal motivo, fue durante mi segunda salida fuera de Cuba, en agosto de 1999, durante un viaje de entrenamiento que financiaba Revenue Canada, como parte de un amplio y muy fructífero programa de colaboración que esa institución mantuvo durante años con la novel administración tributaria de la Isla, creada en 1995, y a la cual me incorporé en 1998.

Con mi amiga y asesora Susan Fuentes, en las oficinas centrales de Revenue Canada.

Esta visita a Canadá duró alrededor de una semana y la compartimos tres jóvenes directivos —dos hombres y una mujer—. Íbamos con el mal precedente de que un miembro de una delegación anterior había decidido permanecer en aquel país, lo cual clasificó técnicamente como la primera “deserción” en la historia de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT). El personaje en cuestión había sido nombrado en un cargo técnico de relativa importancia hacía poco tiempo y a fuer de sinceros, no era muy querido entre sus colegas y subordinados por tener un defecto que en Cuba casi nunca te perdonan: caer “pesado”. El recuerdo que dejó en la institución, más que pronunciamientos de repudio o pases de cuenta a posteriori, fueron los comentarios humorísticos de algunos de sus compañeros a quienes les pidió para el viaje, a uno un maletín, a otro el saco de un traje, a aquel una bufanda o un abrigo, sin que jamás hiciera el menor intento por devolverlos o “indemnizar” a los afectados, aunque fuera por correo.

No obstante, este hecho creó una tensión adicional en torno a nuestra ida a esa nación norteña, tanto en el Ministerio de Finanzas y Precios, al cual está adscrita la ONAT, como entre la contraparte canadiense. En mi caso particular, yo resultaba “el candidato más peligroso”, pues también era casi un recién llegado, aún no cumplía 29 años, llevaba solamente tres de casado y no había nacido mi hijo Javier, un estado que algunos en la Isla enseguida traducen como que “no tiene ni perrito ni gatico”.

Pero ya dije que en aquella época había en la oficina tributaria cubana un jefe pensante, pocos prejuicios, muchas ganas de hacer y confianza casi absoluta en sus jóvenes funcionarios. Nos fuimos, pues, a Otawa, esa ciudad administrativa, relativamente pequeña en relación con otras grandes urbes canadienses y excesivamente organizada y tranquila para mi gusto, donde lo que más me impactó fueron las jardineras de flores en las calles y ventanas, las luces siempre encendidas de sus automóviles aun en pleno día, y la disciplina ciudadana apreciable desde la limpieza hasta en el hecho para mí insólito de que los peatones siempre cruzaran las calles por las cebras y solo cuando la luz verde lo autoriza, que los conductores cedieran el paso a los transeúntes en las esquinas y como una rutina exigieran a sus acompañantes utilizar el cinturón de seguridad, o que las personas sacaran a pasear al perro y llevaran consigo una bolsa plástica y una pequeña paleta para recoger los excrementos de la mascota y no ensuciar las aceras ni el césped.

Fue además mi “estreno” en un gran centro comercial de lujo con todos sus oropeles seductores —y por supuesto, el hallazgo en él de las tiendas de Todo por un dólar, porque ni hablar de comprar en las más caras—; también en un hotel con una habitación para mí solo donde, como todo buen cubano a quien “muerde el subdesarrollo”, no encontraba el modo de hacer que los grifos del baño funcionaran, además de tener allí mismo una piscina bajo techo, con agua templada, un jacuzzi y una sauna; y sobre todo, resultó la primera vez que extrañé desesperadamente algo de mi Isla querida, cada vez que me brindaban eso que allá le llaman café —en algunos restaurantes nuestros le añaden el apellido de “americano”—, pero que a nosotros nos parece “borra” colada. Fue tanta mi desesperación que una tarde hice que Susan, la asesora canadiense —todavía hoy gran amiga mía y de mi familia—, recorriera conmigo casi toda la ciudad en la búsqueda infructuosa de un expreso, para terminar finalmente en su casa donde ella tenía una cafetera cubana que me devolvió la vida.

Pero como suele suceder en este tipo de estancia de trabajo de corta duración, un intenso programa de visitas, reuniones y entrevistas nos ocupaba casi todo el tiempo. Además, como éramos tres integrantes, nos organizaban los paseos —creo yo que con la mejor voluntad del mundo— en colectivo. Y para mí, sencillamente, así no tiene gracia. Prefiero caminar a mi ritmo, ver lo que yo quiera, entrar donde me llame la atención, fijarme en el detalle que me dé la gana, asombrarme o desencantarme por cuenta propia, perderme en la cotidianeidad de una urbe ajena.

Esta imagen del cambio de guardia en el edificio del Parlamento canadiense la tomé durante uno de mis paseos a pie por Otawa.

Así que no recuerdo si fue un mediodía o una tarde, salí del hotel sin decirle a mis compañeros de delegación —una indisciplina, me dirán algunos tal vez con razón— y cogí calle. Para colmo, dejé encendido el televisor de la habitación, lo cual después supe que fue uno de los detalles más sospechosos para… ¿mis colegas de Cuba? Pues no.

Cuando regresé — ¿es tan difícil de entender que haya quien siempre lo haga?— el jefe del proyecto de colaboración en aquel momento —una persona bastante mayor, muy experimentada y un gran amigo de nuestro país, quien hasta “rejuveneció” con un romance caribeño después de su jubilación— venía por el largo pasillo que iba del lobby a los elevadores, y al verme aparecer casi corrió hacia mí con los brazos en alto, la agitación pintada en el rostro y expresiones de alivio en un español tan entrecortado que casi no atinaba a coordinar las frases. Preguntaba dónde había estado, por qué no avisé del paseo y me confesaba el miedo que había sentido al tocar y tocar en mi puerta sin recibir otra respuesta que las voces del televisor. Trataba de explicarme el susto que tenía, la complicación que para ellos habría representado la repetición de otro caso de “deserción” y el riesgo que tal incidente habría supuesto para la continuación del programa de asesoría y las relaciones entre las autoridades de Hacienda y los gobiernos de ambos países; en fin, el pobre hombre balbuceó sus motivos, con una mezcla a la vez de gravedad, molestia y tranquilidad recobrada, después de haber sido casi presa de la desesperación.

Que yo recuerde, sin embargo, mis dos colegas cubanos no habían tomado esta ausencia momentánea muy a la tremenda, no sé si por confianza o porque en verdad era todavía temprano para tanta preocupación. No obstante, creo que el desasosiego de nuestro anfitrión hasta me hizo sentir un poco culpable en aquel momento —aunque yo estaba muy satisfecho con mi escapada—, una circunstancia fortuita que luego siempre me ha parecido un pasaje muy gracioso y una evidencia irrefutable de que esa paranoia de quienes están obsesionados con la idea de que todos en Cuba queremos emigrar, no es un síndrome exclusivo solamente de una parte de nuestros compatriotas.

CONTINUARÁ

Anuncios

180 comentarios

  1. “no tiene ni perrito ni gatico” = el gobierno cubano no va a tener como chantajearlo.

    “una indisciplina, me dirán algunos tal vez con razón”

    Quien te va a decir eso, pepe grillo?

    Me recordaste a uno de mis mejores amigos de la lenin que le deciamos “la conciencia social”, ajajja.

  2. PADRISIMO DICEN ACA, LAS HISTORIAS DE DESERTAR SON CLASIFICADAS COMO LITERATURA EPICA. CUIANDO ERSTABA EN SUDAFRICA VIAJABAMOS VIA MADRID, CON ESCALAS LARGAS, LO MAS FACIL PARA MI8 ERA HACERME TONTA PASEANDO SOLA POR MADRID O ENCERRADA EN EL HOTEL, SALIR DEL AVION A VELOCIDAD DEL RAYO PARA NO VER QUIEN SE ACERCABA A LAS OFICINASD DE MIGRACION DEL AEROPUERTO O QUIEN RESPONDIA A LA INSINUACION OCASIONAL DE ALGUN OFICIAL QUE DECIA CIUDADANOS CUBANOS QUE VENGAN A TRAMITES MIGRATORIOS POR ESA O ESTA PUERTA. CLARO QUE LO MAS HISTORICO FUE LA QUEDADA DE CIERTO CIRUJANO QUE GOZO DE LAS MIELES DE LA DIRECCION HASTA DEL HOSP NAC SI MAL NO RECUERDO, TIRANO A MORIR DEL RESTO DE LOS MORTALES QUE MILITABAMOS EN LA UJC O PCC O AMBAS, QUIEN DESPUES DE CAER EN DESGRACIA SE DIO A LA ESTAMPIDA ERN NUESTRAS NARICES, Y DEL CUAL NO SUPIMO9S JAMAS, DICHO SEA DE PASO LO SUSTITUI EN SU LABOR PARTIDISTA A SU REGRESO PARA SER YO LA DESERTORA EL AÑO SIGUIENTE, CON UN ESCAPE REALMENTE DIGNO DE LA PELICULA CLANDESTINOS, PERO OH SORPRESA QUIEN ME SUSTITUYO EN EL CARGO HIZO LO MISMO EL AÑO SIGUIENTE, QUEDANDOSE EN SUDAFRICA, YO NO SE SI ES DEJA VU O DEJA VECU, O LA FAMOSA LEY DE LA SERIE MEDICA, PERO PORQUE HICIMOS FILA PARA LO MISMO???? TE QUIERO PACO Y UN DIA ABRAMOS UNA VENTANA A LOS CUENTOS DE HORROR , MISTERIO Y JOCOSIDAD DE LOS QUE NOS ESCAPAMOS.

    • Belcocha, el asunto es que no podemos “escaparnos” de nosotros mismos; o tal vez sí, pero es costo al final es muy alto.

  3. EN LA ADUANA AUN IGNORAN NUESTRO CASO, A PESAR DE NUESTROS RECLAMOS.

    OMNI PREPARA SU PRÓXIMO ESPECTÁCULO TITULADO: TERAPIA, TÍTULO DE LA ULTIMA CANCIÓN DE DAVID.

    Nos hemos convertido en personas tan dependientes, que tenemos incluso que aprender a reclamar contra nosotros mismos./ Gandhi.

    !…yo también quiero patear un gol!/ Coco, personaje de dibujo animado.

    Ama tu ritmo y rima tus acciones/ Rubén Darío.

    Queridos amigos:
    Este viernes 11 hicimos presencia en la Aduana del Aeropuerto José Martí de La Habana.
    viajamos en un taxi colectivo recibiendo una clase de economía política y subsistencia social con la discusión abierta de dos pasajeros. !Qué bendición! !Qué esperanza!

    omnizonafrancapoemadenuncia

    En la Aduana fuimos recibidos por la Abogada de aduana de nuestra primera crónica. Nos explica que la Comisión de Jefes de Aduana se reunió y decidió postergar nuestro caso para reunir más elementos. ¿Cuales más elementos? Nosotros estamos aquí en el primer tiempo fijado: diez días. No tiene respuesta, no tiene más para decirnos.

    Ella es solamente una recepcionista.Hay una abogada que lleva nuestro caso.
    Exigimos hablarle. La abogada que lleva nuestro caso nos explica la ley 162, art. 19.

    “Se nos ha violado moral y espiritualmente, ¿cuál ley justifica esto? ¿puede usted asegurarnos la integridad de nuestro patrimonio? ¿nosotros aprobamos esa ley?”

    Nos asegura que en un plazo de 30 días está obligada a darnos una respuesta formal y profesional. No garantiza la devolución de nuestras cosas. Exigimos hablar con el jefe de Aduana.
    El jefe de Aduana nos recibe tiempo después. Ha dejado una reunión para atendernos. Ignora totalmente nuestro caso. ¿Cómo es posible?

    “Somos el grupo OMNI-ZONAFRANCA, al regresar de una gira con nuestro Festival Poesía Sin Fin por Europa nos ha acontecido esto: Han violado nuestro patrimonio Artístico y Espiritual y nuestro derecho a la privacidad, hemos vivido maltratos y humillaciones, un agente de la Seguridad del Estado no atendió nuestro reclamo y solamente afirmó el uso de la fuerza de no colaborar con ellos”.

    “¿Y entonces, cual es el reclamo en sí?”, nos preguntó.

    “Nuestras cosas supuestamente están en territorio de Aduana, que usted dirige, y esperamos al menos oír de su boca garantías sobre la integridad de nuestro patrimonio”.

    El Jefe de aduana José L. Muñoz Toca se mostró como quien escucha de nuestro caso por primera vez, sin gestos emocionales.
    En un momento se cruzan las palabras:
    “!Déjame hablar!”, le dijo a Luis Eligio, “que tú res un profesional de la grabación, para que te salga limpia y la puedas entender”.
    “¿Han visitado la aduana de Estados Unidos?”
    La misma pregunta de los otros oficiales que nos han atendido. Cuando la investigadora Audrei no las hizo el 1 de junio, echamos a reír de buena gana.
    Respuesta: No.
    Comparó la aduana cubana con las aduanas internacionales. Le hablamos de nuestra experiencia, y de cómo en ningún país de Europa el cubano es humillado como en la aduna de la isla, recibiendo además un trato diferente al extranjero.
    “Lo mejor es no comparar”, dijo.
    Amaury dice que los humanos somos animales de comparación. Comenta también que los OMNI somos conocidos por una concienzuda documentación de nuestras vidas, lo que vivimos y todo lo que nos preocupa es material para nuestra expresión artística, siempre conectada a nuestro contexto nacional, solamente hay que registrar nuestros poemas, nuestros audiovisuales, nuestras pinturas, nuestros CD, todos los que se ha escrito y hablado sobre nuestra obra.

    OMNIZONAFRANCAPOEMADENUNCIA

    No necesita más detalles, dice: ” ya tengo elementos suficientes para interesarme por el caso”.

    Pero nosotros queremos hablar no solamente de las leyes, ni en términos de legalidad. La leyes sociales son hechas por humanos para los humanos. Pero la humanidad es primero, la razón humana, la verdad primero y esto puede cambiar las leyes.

    “Hoy puedo no estar de acuerdo con ustedes, mañana podría estar de acuerdo.
    A ti puede no gustarte mi peinado, a mi puede que no me guste el tuyo, es cuestión de gustos… Sí, al comparar podemos copiar lo mejor de otros países”, repuso Jose L. Muñoz.

    OMNI-ZONAFRANCA

    • No me parece exacto que los estén “ignorando”, si se han reunidos con abogados y hasta con el jefe de la aduana del aeropuerto. Me preocupa, sin embargo, que estén tratando de hacer un show del asunto ¿Habrá sido este el propósito del regreso anticipado de esa “gira”? Ojalá que no.

  4. Hace un tiempo Teresa Navarro me escribió desde Costa Rica. Me contaba que los emigrantes de su país, se ganan la vida en los Estados Unidos, pintando y lavando traste; porque cuanto más llegaron a la mitad de la secundaria. Por el contrario opina, que “los cubanos que, salen de la isla a hablar mal de Fidel al resto de mundo, salen a delinquir y traficar drogas teniendo títulos”.

    No me extraña que los latinoamericanos piensen así de los cubanos. Aunque no me parece justo, los entiendo. Los menos beneficiados, sin recursos y casi sin educación, salen en busca del sueño americano. Sortean todo tipo de obstáculos: Arriesgan la vida para cruzar ilegalmente la frontera, son víctimas del tráfico de personas y cuando son atrapados por las autoridades de migración norteamericanas, son deportados a sus respectivos países.

    Situación diferente es la de los cubanos que emigran hacia los Estados Unidos. Salen de Cuba, en su mayoría, con títulos que les permite acceder a buenos empleos. Muchos opinan que es gracias a que Fidel, se preocupa por garantizar a todos educación gratuita. Ya en suelo norteamericano, son bien recibidos aunque entren de forma ilegal, gracias a la “Ley pies secos, pies mojados”.

    Visto desde afuera, pudiera parecer un privilegio, y el termino malagradecidos, justificado. Es que cuando se dice la palabra Cuba se hacen presunciones…”los cubanos tienen lo que otros pueblos añoran: salud y educación gratuita”…. Sin embargo, eso no es suficiente para decir que esta isla, es un edén.

    En algo se equivoca la señora costarricense. Criticar de la realidad cubana, no es hablar mal de Fidel. Cuba es de todos los cubanos. Segundo, no se debe echar justos y pecadores en el mismos saco. El emigrante cubano huye igualmente de la pobreza, la persecución y el exceso de prohibiciones; pero también, es el único en el mundo que pierde los derechos en su tierra natal.

    Antes de juzgar debieran preguntar ¿Por qué emigran los cubanos? Cuba está lejos de ser el paraíso que otros imaginan. Sí, la educación es general, gratuita y accesible a todo ¿Pero tiene algún sentido estudiar y convertirse en un profesional, en un país donde el que recoge la basura o el custodio de un hotel, es mejor remunerado que un médico?

    • Laritza se enredó en la pata de los caballos en este post, y la señora de Costa Rica, Teresa Navarro, bien que la puso en su sitio. Resultado: su “defensa” de los malagradecidos es débil y retórica, además de obviar que para muchos en el mundo sería una maravilla poder ser profesional, aún cuando no le pagaran lo suficiente, por el simple hecho de realizarse como individuos. Claro que este razonamiento no cabe en estos “recogedores de basura” o “custodios” que les interesa más LO QUE GANAN, que lo que sienten.

      • Paquito, mira que interesante, yo pienso lo contrario, que la que quedo mal parada fue la sra Teresa Navarro, realmente Laritza es brillante

  5. Una información publicada por la prensa oficial cubana (Granma, martes 15 de junio de 2010, primera plana) da cuenta de la presentación de una apelación colateral, o hábeas corpus, presentada a nombre de Gerardo Hernández –uno de los cinco cubanos presos en Estados Unidos después de ser juzgados bajo cargos de espionaje–, como “último recurso legal para su caso” según el sistema judicial de ese país.

    No parece casual que por estos días se haya retomado el tema de los cinco combatientes de la Seguridad del Estado presos en Estados Unidos, en un evidente afán por minimizar a los ojos de la opinión pública la cuestión en torno a los presos políticos de Cuba y a las controvertidas conversaciones Gobierno-autoridades católicas, que han venido capitalizando el interés general en las últimas semanas. Colateralmente, se insiste en establecer algún tipo de subordinación entre la potencial liberación de los cubanos de la Primavera Negra y el retorno de los mencionados espías a la Isla, así pues, por estos días los medios vuelven a atomizar el espectro noticioso con notas sobre los cinco “héroes” de factura castrista.

    No es ocioso, sin embargo, aprovechar la coyuntura para apuntar, no ya las abismales diferencias que existen entre el caso de los cinco espías confesos, capturados durante la Operación Avispa, y el de los pacíficos periodistas encarcelados por la dictadura cubana en marzo de 2003, sino el contraste que ha signado uno y otro caso en lo relativo a los cuantiosos recursos que han sufragado los gastos de la campaña gubernamental cubana por la liberación de los Cinco, a saber, los costosísimos abogados, los viajes y viáticos de los familiares que han recorrido prolijamente todo el mundo, la cruzada nacional e internacional que ha movilizado capital y agentes en los cuatro puntos cardinales, así como la inmensa campaña propagandística, expresamente cubierta en casi su totalidad con los fondos estatales sin previa consulta a los contribuyentes.

    Tampoco son de desdeñar los recursos que ha invertido el gobierno en relación con los 75 de la Primavera Negra, aunque con un sentido completamente opuesto: movilizaciones de los cuerpos represivos para atropellar a las Damas de Blanco, prebendas y estímulos a sus sicarios más fieles, el aparato propagandístico en función de calumniar y demonizar tanto a los presos políticos como a sus familiares y a todo el movimiento cívico que los apoya, sin contar el costo político y la desmoralización que han significado para las autoridades esa represión, la muerte en prisión de Orlando Zapata y la actual huelga de hambre de Guillermo Fariñas.

    Al margen de este breve sumario, sería aun más válido un cuestionamiento adicional: si el gobierno cubano siempre ha declarado como injusto (y hasta “ilegal”) el encarcelamiento de sus espías en el vecino del norte; si asegura que se les condenó tras un proceso “amañado” y marcadamente político contra cinco “luchadores antiterroristas”, como se pretende hacer creer a la opinión pública internacional y como se ha difundido en el catecismo nacional; si, en fin, el sistema judicial estadounidense es tan “corrupto” y se subordina a “la mafia cubano-americana de Miami”… ¿Cómo es posible que el gobierno de la Isla se permita legitimar ese propio sistema apelando a los recursos que éste le ofrece? ¿Acaso no resulta inmoral demonizar y criticar a la justicia norteamericana y, al mismo tiempo, rebajarse a apelar a ella? ¿No será que los cinco espías prisioneros le resultan políticamente más útiles al gobierno cubano que a los grupos anticastristas de la Florida?

    Obviamente, las autoridades cubanas exhiben una impudicia sin límites al no discriminar entre lo injusto y lo legítimo. Tan retorcidos son, que ya les veremos desbarrar nuevamente contra el sistema estadounidense al que ahora apelan, si reciben una nueva negativa al postrer recurso legal que acaban de presentar ante la Corte Federal de Miami.

    • Miriam es una panfletaria, no sé cómo alguien podría leer algo tan parcializado. Y luego critican al periódico Granma.

  6. Paquito,o Pancho,como les dicen a los Francisco,..te pregunto si tu alguna vez,o diariamente ,no compras cosas[comida,ropa.etc]por la izquierda,al vendedor ambulante que toca tu puerta,o al vecino que trabaja en la fabrica de ….sabes que si lo haces estas cooperando con las ilegalidades,el robo…Me imagino que vivas con tu salario y que te alcanza para comer y calzar,ir al teatro,tomarte un helado…y comprarle un buen libro a tu bisoño….si es asi me alegro.
    Yo un dia fui un soñador como eres tu[nunca ciego como tu],hasta que me fui de mision y conoci la doble moral del viceministro de salud,del embajador cubano en honduras,del nivel de corrupcion en que viven,de la opulencia que tanto critican,conoci en primera mano del doble discurso,…Paco todo eso tuve que vivirlo pa’creerlo,saludos.

    • Ramonp: la doble moral, la corrupción, la opulencia inmerecida, el doble discurso, yo también los he visto a veces, no soy ciego, pero no creo que cansarnos todos y renunciar sea la salida. Yo también, como la mayoría en Cuba, he comprado en bolsa negra, pero otro asunto es que esté consciente de ello y de que preferiría no tener que hacerlo, y trato en lo que me toca de no estimularlo ni facilitarlo. Creo que en general los cubanos quieren ser legales. Y sí, con muchas restricciones, pero vivo con mi salario, y me ajusto a mis ingresos, sin tratar de estar por encima de mis posibilidades de consumo. Al final, lo básico no me falta ni a mí ni a mi familia: y la felicidad al final no depende de cuánto tú gastas al mes, créeme.

      • me ha gustado esta respuesta tuya , ojala y lo deseo desde el fondo de mi corazon porqe veo que eres un excelente padre, no tengas que verte en el dilema de tener que explicarle a tu hijo de donde salen las cosas que hay sobre la mesa de comer ( fijate que hablo solo de comer) y me alegra que tengas amigos y familia que te ayuden con lo basico, porque no creo que te refieras a que lo basico lo garantices con el salario en pesos cubanos de Trabajadores.

        • María Silvia: no tengo nada que ocultarle a mi hijo: vivo a la espera de cualquiera de sus preguntas. Y no solo tengo mi empleo en el periódico. Doy clases y también colaboro con otros órganos de prensa. No soy rico, pero tampoco me quejo, porque es el resultado de mi trabajo.

  7. Paco, todos los nuevos tienen esa “letra escarlata” de la posible deserción. A mí me pasó y me sigue sucediendo….al igual que la valentía de expresar mis criterios, por diferentes que sean a los establecidos. En fin, ser joven no siempre es una ventaja. De todas maneras no renuncio a demostrar y desmontar imagenes erroneas. Adoro Cuba, aunque como dice buena Fe….tanto la quiero que con la mentira no voy a dañarla. Un abrazo

    • ¡Danielito, te ganaste el “premio” al mensaje número 4 mil, en estos primeros seis meses y medio de blog! 🙂 Me alegro que fueras tú. Te dedicaré el próximo post como “estímulo” 😉 ¡No es mucho, pero bueno! Oye, yo creo en ti, hermano, y aprovecha ser joven, que ahorita se te pasa y ni cuenta te das…

  8. Tu ahora lo vas a descalificar, burlarte y etc etc, pero yo te pregunto no seria mejor dejar que salga? Ya se que vas a decir que es un show mediatico, pero quien es el que provoca ese show? Son esas leyes estupidas!

    • Pues claro que lo mejor es que salga, no solo él, todo el que quiera. No quiero a nadie obligado en Cuba.

  9. Todos saben cómo se introducen las drogas en la isla. Pero nadie que la consume, pregunta para no parecer sospechoso. Los tipos que venden drogas en Cuba saben que se juegan su pellejo y ante cualquier sospecha de presunto topo de la policía, actúan con sobrada violencia.
    En la vida nocturna habanera las drogas hacen furor. Ya sea en fiestas de jóvenes intelectuales, bailables populares o discotecas de moda. En una consulta a 25 jóvenes, en edades comprendidas, entre 15 y 32 años todos, absolutamente todos, habían probado un cigarrillo o porro de marihuana.
    Diecinueve también inhalaban el polvo blanco, aunque se confiesan asiduo a la marihuana, cuyo costo es muy inferior. Un buen cigarrillo de marihuana cuesta 5 cuc (4 dólares) o 120 pesos cubanos. Mientras que un gramo de cocaína anda por los 35 cuc (33 dólares o 840 pesos).
    Jóvenes como Youasan Pedroso, 18 años, no consideran la marihuana como una droga. “Creo que los médicos en otros países la recetan para ciertas enfermedades”, aclara Vera Fernández, 21 años, con un tono comedido de chica informada.
    La policía cubana no lo ve así. Y persigue con razón y de forma impecable la comercialización de las drogas. Pero el creciente mercado, de turistas y nacionales les está aguantando el tirón. A partir del 2000, se han efectuado varios operativos policiales y de fuerzas de la Seguridad del Estado, para desmantelar puntos de acopio y ventas de drogas.
    A pesar de se han encarcelado a cientos de zares locales en el negocio de drogas, con celeridad inusitada han surgido otros, quienes con más ambición y violencia desmedida, quieren enriquecerse para vivir a lo grande.
    La vía de entrada principal de las drogas de calidad al país es por el mar. Debido al acoso de los guardacostas de Cuba y Estados Unidos, o si se produce una avería, los traficantes internacionales tiran las pacas al agua.
    Es ahí cuando entran en juego los pobladores que residen cerca de las costas. Al amparo de la noche, se hacen de pacas que luego venden a mercaderes de la droga en La Habana, en un precio que supera los 60 mil dólares por cada una.
    También la corrupción policial hace lo suyo. Cuando tropas guardafronteras incautan un alijo de estupefacientes, por lo general se incinera. Pero de una u otra manera, algún miembro de este cuerpo de élite se las arregla para esconder algunas bolsas de mariguana o coca, para comercializar por su alto valor.
    El caso es que con dinero en mano usted puede comprar toda la coca o marihuana que desee. Colombiana. De primera.
    Ante las precarias condiciones de vida, campesinos de las regiones montañosas, siembran cannabis de forma ilegal. Incluso pequeñas plantaciones pueden encontrarse silvestres por esos parajes. A la producida en Cuba se le conoce como “criolla” y según los consumidores, en cuanto a calidad, está a años luz de la yerba colombiana.
    A los consumidores hace algún tiempo no se les sanciona a privación de libertad. Y a pesar que existen clínicas de desintoxicación y una línea telefónica de ayuda a los drogadictos, éstos tienen sus recelos.
    Según Fernando Diéguez, 29 años, “conozco amigos que sólo eran adictos y ahora están presos. Si la policía te pilla con más de un cigarrillo o varios gramos de coca, te acusa de estar vendiendo drogas. Yo no me fio de las leyes, ni de las buenas intenciones de las autoridades de mi país”, dice con los ojos achinados producto de los efectos de un porro de marihuana.
    Ya los que la venden, tienen su existencia pendiente de un hilo. Si los atrapan, las condenas son rigurosas. Pueden llegar a cadena perpetua. A pesar de todo, los tipos que venden estupefacientes en la isla se rifan el pellejo. “Es que hay mucho dinero en liza, para mí este peligro es como una ruleta rusa. Pero cuando miro la buena vida que me puedo dar con la plata de las ventas, me arriesgo. La vida es una sola, y hay que vivirla a plenitud”, señala con la habitual filosofía marginal una persona que se dedica al fructífero negocio.
    Es un reto para la policía. Que hace lo que puede. Pero entre el creciente número de consumidores del patio, hastiados de sus vidas mediocres y sin futuro, turistas que pagan bien las drogas y lo lucrativo del negocio, frenar su auge es un reto para las autoridades.
    Créanme que lo intentan. Pero el negocio sigue. Boyante.

  10. Torturaron a Orlando Zapata Tamayo

    Lo torturaron, pero él no se rindió
    Testimonio sobre Orlando Zapata
    Tomado de El Payo Libre

    Efrén Fernández Fernández, prisionero de conciencia

    13 de abril de 2010

    Prisión de Guanajay, La Habana, Cuba – http://www.PayoLibre.com – En mayo de 2004 me trasladaron para aquí. Recuerdo los relatos que los presos comunes me hicieron a mi llegada sobre las golpizas que los militares le habían dado a Orlando Zapata Tamayo.

    Todos los días yo podía divisar la ventana de su celda a través de la mía que está a unos 30 metros de donde aún estoy cautivo. A gritos dialogábamos e incluso nos escribíamos con la ayuda de comunes que burlaban el asedio de los guardias. Fue así como el propio Zapata me contó con lujo de detalles lo antes informado por los comunes: “cuando me trajeron para esta prisión en 2003 me ubicaron en el destacamento #6, donde el primer teniente Emilio Guilarte Ramírez y el primer suboficial Leonel Torres Reñí me golpearon salvajemente, causándome múltiples hematomas”.

    Este tan solo fue el inicio de una desaforada historia de crueldades contra Zapata. Varias veces vi a los carceleros sacarlo de la celda con las manos esposadas y sin camisa, lo tiraban al suelo y cogiéndolo por los pies lo arrastraban unos 200 metros por las aceras ásperas de hormigón hasta llegar al área militar. También solían atravesar una cancha de baloncesto de piso de grava, ocasionándole lesiones en la piel.

    A fines del año 2003, durante una requisa general, los guardias lo encadenaron y arrojaron al piso para que el primer teniente Quintana le diera una descomunal patada en la cabeza, inmediatamente cayó sobre él un enjambre de uniformados quienes lo apalearon presos de odio y sadismo. Por esos mismos días varios militares lo esposaron otra vez y el jefe de la prisión, el Teniente Coronel Wilfredo Velásquez Domínguez, le rompió la boca de un piñazo mientras que sus subordinados le daban golpes con las porras.

    Nuestro finado hermano fue víctima de muchas vejaciones y palizas en esta Prisión de Guanajay, el escarnio caló tan hondo que hasta la capitana Delia, jefa de control penal, llegó a propinarle una bofetada. También lo agredieron y ultrajaron el oficial Felito, los suboficiales, Alejandro, Orestes, Pileta y Reinier, entre otros.

    En una de las noches tenebrosas de la prisión de Taco-Taco, en el año 2006, torturaban en una celda de castigo a Zapata, por gritar consignas y plantarse en huelga de hambre, en reclamo del cese de los malos tratos, las condiciones infrahumanas y exigiendo el respeto de los derechos de los reclusos. En ese momento le estaban aplicando la tortura física conocida en las prisiones pinareñas con el nombre de la sillita; después de golpearlo le pusieron a la fuerza unas esposas en los pies, le torcieron las manos hacia la espalda, se las aprisionaron con un segundo par de esposas y a continuación con un tercer par le unieron los pies y las manos arqueando su cuerpo hacia atrás, dejándolo así tirado en el suelo varios días, Pero él no se rindió y continuó gritando: “¡Abajo Fidel!, ¡Abajo la dictadura!, ¡Vivan los Derechos Humanos!”.

    El enjambre de mosquitos, la plaga de chinchas, y las Ratas, aumentaban su suplicio; por eso los presos comunes, Ramón Acosta Moreno, Michel Jáuregui Pérez, Enrique González Silva, Michel Rodríguez Roldán y Jesús, alias Monín, quienes se encontraban en las celdas vecinas de castigo, llamaron a los funcionarios militares para que pararan aquel tormento. Entonces el Mayor Orlando, jefe de control penal, les prometió consultar a la dirección provincial, pues, según dijo, solamente ellos podían librarlo de aquella pena, porque la orden venía de los superiores.

    Las horas pasaban, pero el mayor Orlando no retornaba, por eso ellos comenzaron a gritar y hacer bulla, dando golpes en el piso con pomos plásticos vacíos, obligando a los guardias a personarse nuevamente en el local, a quienes amenazaron con unirse a Zapata en la huelga de hambre. Esta fue la razón por la cual fingieron acceder y le retiraron las esposas, pero cuando todos ya dormían rodearon las celdas de castigo con feroces perros mientras un pelotón de guardias lo despertó para darle otra golpiza.

    Sin embargo, el Gobierno cubano jamás pudo callar al defensor de los Derechos Humanos Orlando Zapata Tamayo, quien nunca desmayó en su empeño pacífico en aras de la libertad de Cuba. Todavía hoy en estos muros salpicados con su sangre resuena su potente voz que parece levantarse cada día en contra de los abusos del régimen y defendiendo el derecho de los reos comunes a ser tratados como seres humanos.

    Efrén Fernández Fernández, de 47 años de edad, es miembro del Movimiento Cristiano Liberación. Fue condenado a 12 años de prisión en la Causa de los 75 del 2003 y declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional. Su familia reside en Calle Clavel #582 e/ Tulipán y Concepción, municipio Cerro, Ciudad de La Habana, Cuba.

    Grabado por teléfono y transcrito por Tania Maceda Guerra del Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba. Dado por Fernández el 1ro de marzo de 2010 desde la prisión de máxima severidad de Guanajay

    • Supongo que esto no será fácil de verificar. Es una cuestión de “fe” entonces creer en esta persona interesada en denigrar a la Revolución cubana o en la declaración firme del gobierno de que en Cuba nunca se ha torturado a ningún preso.

    • Serà `”fe” paquito… pero donde esta este señor Orlando? ahh.. en el cementerio? y por què esta allì? a quien matò èl? a quien robò? a quien atacò?…
      Caramba paquito.. piensa !! “fe” es creer a pie juntillas lo que dice tu “lider” (espiritual… o polìtico).
      Saludos

  11. Están ahí para mirarnos y grabarnos. Decenas, cientos de cámaras regadas por toda la ciudad como si ya no fueran suficientes los camiones cargados de policías, los CDR en cada cuadra y los segurosos con camisas a cuadros. Han sido instaladas con una eficiencia que rara vez se ve en la ejecución de algún proyecto de beneficio popular. Su sofisticada estructura asoma lo mismo en una calle donde la mitad de las casas están a punto de derrumbarse que en los modernos enclaves turísticos o en la suntuosa 5ta Avenida. Captan al que trafica con carne de res, vende drogas o arrebata una cadena de oro; pero también vigilan a quienes no guardan armas bajo la cama, sino opiniones en sus cabezas.

    Cuando esos “ojos de pescado” empezaron a ser instalados por todas partes, generaron entre los habaneros una sensación de parálisis. Me recuerdo buscando los puntos ciegos donde sus globos de cristal no pudieran captarme. Después me relajé un poco y aprendí a vivir con ellos, sin dejar de sentir esa comezón en la nuca que da el saberse observado. Entre las especulaciones alrededor de estas máquinas filmadoras está la de que tienen programas para detectar rostros -ya incluidos en una base de datos- a partir de medidas antropométricas. Pero los comentarios de ese tipo bien pudieran pertenecer al catálogo fantasioso que genera todo lo nuevo.

    Estas cámaras públicas –materialización de la telepantalla orwelliana– han dado inicio a una nueva cinematografía. Aunque funcionan básicamente de forma automatizada, algunas manos han filtrado su contenido hacia las redes alternativas de información. Decenas de imágenes salen de los archivos policiales y circulan ahora mismo a través de las memorias USB. Videos donde se nos ve delinquir y sobrevivir, hurtar y rebelarnos. Minutos de golpizas policiales, choques de autos y vistas de prostitución entre muchachos muy jóvenes y turistas que le duplican la edad. Una completa muestra de un impactante snuff movie que desde hace semanas va de una pantalla a otra, brinca de los teléfonos móviles a los reproductores de DVD.

    Sin pretenderlo, la policía nos ha dado el más crudo testimonio que se puede tener sobre nuestro presente. Una sucesión de escenas que –no hay dudas– quedarán almacenadas en la memoria visual de este país.

    • Conozco gay que le sonríen y todo a cámara en algunas zonas de encuentro del Vedado. No creo que el propósito sea el que insinúa la muchacha de la cara lánguida. El que no la debe, no la teme.

      • Paquito por que te refieres a Yoani como la muchacha de la cara languida. Tanto la odias o le temes que no puedes decirle su nombre? Ella no se refiere a ti despectivamente. Vamos Paquito, tus post los leo con curiosidad, claro se que tienes que andar con pies de plomo, si no te quitan el derecho a internet y al resto las cosas que tu empleador te ha dado, pero Yoani, gustete o no tiene un nombre y bien conocido. Si, ya me imagino lo que me vas a responder, que es una mercenaria, que lo hace por dinero, si , eso nos lo repiten hasta el cansancio, tanto cansancio que ya no sabemos si es por defecto o por exceso, y no nos lo creemos mucho

        • María Silvia, no te preocupes, cada vez que llega un nuevo admirador de la muchacha de la cara lánguida tengo que explicar lo mismo: fueron los lectores de este blog quienes me acusaron de utilizar su nombre para atraer visitantes en los primeros debates de hace ya medio año, por eso —a petición de los críticos de la Revolución— adopté el epíteto homérico para la famosa bloguera. Solo trato de ser consecuente. Lo del dinero y el mercenarismo lo añadiste tú, yo no necesito ese argumento para divertirme con los enfoques degenerativos de generación Y, cuyo empleador parace que es más exigente que el mío en cuanto a condicionamientos y esquematismo de lo que escribe.

      • “Conozco gay que le sonríen y todo a cámara en algunas zonas de encuentro del Vedado”.
        No encontraste una respuesta mas infantil, paquito?

        Oye, a veces el carnerismo (politico) tuyo no tiene limites. Aqui nadie duda de tu inteligencia. Entonces solo queda que lo haces a conciencia por conviccion o a conciencia por necesidad. Sabes que te digo lo que pienso.

        Y pensar que en europa google maps se ha ganado la mala voluntad de la gente por estar tomando fotos “street view” con su carrito para el servicio de mapas (muy bueno y muy util) que tiene.

        No es que otras ciudades no esten inundadas de camaras, sino que estoy seguro de que para llegar ahi han habido discusionces sobre la perdida de la privacidad v. el beneficio de la vigilancia. Preocupaciones controversiales que seguro se han ventilado publicamente. A diferencia de cuba donde la prensa probablemente ni se dio por enterada.

        Quiza tu entiendas el asunto de privacidad y te hagas el bobo. O quiza no lo entiendes lo suficiente. A mi a veces ciertas preocupaciones aqui en estados unidos me han parecido una exageracion, una boberia. Con el tiempo las he asimilado y me siento contento de que alguien las haya expresado. De otra manera… de otra manera se llega a cuba.

        • Aaron: daba mi percepción muy personal del asunto, pero entiendo tu punto de vista sobre la necesidad de discusión de la privacidad. De hecho, me parece insólito que algunas de esas grabaciones anden circulando por ahí, si así de discreta es la policía, qué dejaremos para mí. Me gusta eso del “carnerismo (político)”, es una ofensa nueva: BEHHHHHHHHHH.

      • Bueno, disculpa la ofensa. Es solo en cuanto a politica porque en lo demas te gusta mucho salirte de los esquemas.
        Un dia te llamo y te pongo a dolly al telefono para que conversen un rato 🙂

        Saludos,

        • Aaron: es que denostar a la Revolución cubana también ya se está convirtiendo en un esquema en estos espacios siderales de la galaxia digital. Cuando uno dice: a hablar mal del socialismo… casi todo el mundo responde en internet: BEEEEEEEEEEEEEEH

    • Desconozco el propòsito de tantas càmaras.. quizàs sea para “detener la delincuencia” o algo relacionado con la “presunciòn de delitos” (actividad predelictiva es la palabra no?).
      Lo que sì esta claro, es que para comprar camaras, implementar una red que las vincule , procesar todo eso en un centro de control e invertir una buena suma de dinero allì… no hay “bloqueo” que lo impida…
      Mis saludos a tus neuronas paquito… que necesitan entrenamiento…

      • Mau: supongo que si lo hacen en otro país, los contribuyentes lo aplaudan como una inversión en seguridad ciudadana, pero al gobierno de Cuba todo se le puede criticar y ganar méritos con ello. De todos modos, no serán más que las tantas cámaras que nos siguen a todos en este mundo digital, de satélites y hasta de google tierra. ¡A mí, que me filmen! Eso sí, es casi seguro que algunas facetas de mi vida darían películas no aptas para menores 😉

      • Google earth paquito? esè que tù no puedes acceder libremente desde Cuba? esè que TU GOBIERNO DEMOCRATICO le impide ver a sus ciudadanos?… por què serà que lo tienen “bloqueado” en Cuba?.. piensa paquito.. piensa…

        • Mau: ¿En Cuba, estás seguro?. Infórmate mejor:

          Google Earth por fin en Cuba, Irán y Sudán
          Publicado 23 Marzo 2010 por Marco Fernández (Traducción)
          23 tweets retweet

          Debido a las restricciones impuestas por EE.UU., los usuarios de Internet de Cuba, Irán y Sudán no han podido descargar Google Earth desde 2007. Sin embargo, esta situación está a punto de cambiar. Según el blog Ogle Earth, que lleva siguiendo de cerca esta situación desde que Google bloquease estas descargas, los usuarios de Internet en estos países pronto podrán volver a descargar el programa. El gobierno estadounidense ha retirados sus restricciones a la exportación hace unas semanas, y las empresas de Internet ya pueden ofrecer sus servicios en Irán, Cuba y Sudán de nuevo.

          Desgraciadamente, aún tendremos que esperar un poco antes de que Google realmente ofrezca Google Earth en estos países. En unas declaraciones al blog Ogle Earth, un representante de la empresa señalaba que ésta lleva trabajando en estos cambios “desde el día de la declaración del gobierno estadounidense. En realidad hay mucho trabajo por hacer, pero estamos muy entusiasmados”.

          Hace unas semanas, después de que la Dirección de la Tesorería de Estados Unidos anunciase el final de estas restricciones a la exportación, el Subsecretario de Tesorería Nwal Wolin señaló con acierto, “como han demostrado los recientes acontecimientos en Irán, las comunicaciones personales basadas en Internet como el correo electrónico, la mensajería instantánea y las redes sociales son poderosas herramientas. Este software impulsará y apoyará el flujo libre de información, un derecho humano básico, para todos los iraníes”.

      • Paquito… no sè desde que lugar te conectas. Quizàs puedas descargar el google earth, pero prueba usarlo conectandote desde tu casa o un hotel… el servicio esta bloqueado en CUba (como estàn bloqueadas algunos otros servicios y pàginas). O sea el “ciudadano comùn” no puede conectarse. Y no le eches la culpa al imperio por esto.
        Quizàs tu si puedes (bueno, tu no eres un “ciudadano comùn” paquito, o si?)
        Mis cordiales saludos

        • Mau: ¿Pero tú no sabes leer? Te acabo de citar una información que dio el “imperio” sobre el castigo a Cuba y otros países “enemigos” en relación con google earth, y del presunto levantamiento de la sanción, pero que aún no resuelven el problema. Y en cuanto a mí, no lo he intentado, para ser sincero, no tengo ahora mismo nada que me interese ver desde un satélite o como sea que funcione ese maravilloso sistema ¿es posible que eso me convierta en un ciudadano poco común? No sé, dime tú.

  12. Si Cuba fuera un país, NORMAL, no existieran las deserciones, cuando uno sale por primera vez al exterior está loco por regresar nuevamente, es algo innato en el ser humanos, extraña sus amistades, familia, aunque viva mal, al existir esa carta blanca, y todo ese trámite tan engorroso, para poder salir (so pena que te denieguen la salida) las personal optan por “quedarse”, no sería mejor hacer como en todos los países de este mundo, que los ciudadanos, entran y salen sin pedir permiso además de decidir el tiempo que van a vivir fuera, sin que su país lo controle?.
    CON ESA MEDIDA, SUSPENSIÓN DE LA CARTA BLANCA, SE ACABARIAN LAS DESERCIONES, Oh… que tonto (ESTUPIDO, CRETINO, IDIOTA yo soy!) Si no existiera esa carta blanca, para chantajear, entonces las personas hablarían sin miedo, se enfrentarían al poder absoluto, sabiendo que nadie les impediría salir y entrar a su PROPIO PAIS!

    • No te pongas nombretes, que se te quedan. Concuerdo con tu punto de vista sobre el “estímulo” adicional e indeseable que representan las restricciones de viaje para la llamada deserción, pero prefiero pensar que no es por el motivo que señalas.

      • Mira el ejemplo de Yoani Sánchez y Claudia Cadelo, necesitas más? Sin antecedentes penales y … se les niega la salida, podrías explicar cual si no es ese es el motivo??????????????????
        Somos todo oídos Paquitin

  13. Comenzaron los molestos apagones en el capitalino municipio de 10 de octubre, dentro de los mas afectados esta la barriada de Luyanó, los vecinos de Márquez de la Torre y San Nicolás no pudieron dormir en la noche de ayer y madrugada de hoy, A pesar de los reiterados reportes del barrio a la empresa eléctrica y conociendo de la cacareada moderna logística recibida de China, es increíble que en horas de la mañana, todavía la población no tuviera fluido eléctrico.

    • Ahora cuando llamas a la empresa eléctrica y preguntas hasta cuándo es el apagón, te responden que no es apagón, sino una rotura, y tal vez es así, pero para quien padece el desperfecto le da igual como se llame. Aunque hay que admitir que son hechos bien esporádicos ya este que cuenta Joisy.

  14. Por que censurastes esto:
    Juan Juan Almeida, el hijo del fallecido comandante de la revolución cubana Juan Almeida Bosque, se ha declarado en huelga de hambre para exigirle al gobierno de la isla que le permita viajar a Estados Unidos con el fin de recibir tratamiento médico y estar con su familia.

    “Para mí las huelgas de hambre son un verdadero extremismo. Personalmente estoy en contra de las huelgas de hambre”, así empieza un vídeo en el que Almeida alega que no le queda más que este recurso.

    Y es que desde hace varios años este abogado de 44 años viene pidiendo al gobierno de los Castro un permiso de salida provisional. “He escrito cartas, he pedido, he suplicado, he exigido mi derecho, un derecho tan lógico y común como estar con mi familia e ir al médico. Por ello me han arrestado, me han perseguido, me han torturado”, continúa diciendo en el vídeo.

    “Como no tengo otra opción a partir de hoy me estoy declarando en huelga de hambre hasta tanto no consiga mi salida del país para estar con mi familia ir al médico y regresar. Es lo único que yo pido”, añade.

    Juan Juan, como es conocido, sufre una enfermedad degenerativa como explicó a ELMUNDO.es su hija Indira: “La enfermedad que padece se llama Espondilitis Anquilosante del tipo b 25. Es una enfermedad muy poco común para la cual no hay tratamiento en Cuba. Él se trataba en Bélgica y en California. Es una enfermedad que se le desarrolla en las articulaciones y tiende a deformar el cuerpo. Tiene que tomar medicamentos de por vida”.

    “Estamos en contra de lo que está haciendo, pero entendemos los propósitos de él porque ya no le queda otra opción. Esto no es más que una inquina de Raúl Castro en contra de mi papá”. Indira se refiere las múltiples detenciones de las que ha sido objeto su padre por criticar al Gobierno cubano y por mantener una actitud contestataria.

    De hecho, las autoridades de la isla no le permitieron participar en los funerales de su padre, el general Juan Almeida Bosque, el año pasado.

    En febrero, Juan Juan pidió la renuncia del presidente Raúl Castro. Además, ha demostrado varias veces su apoyo a las Damas de Blanco. En septiembre del año pasado publicó el libro “Memorias de un guerrillero cubano desconocido”, en el que relata la descomposición de la élite cubana.

    • El único que censura aquí eres tú, que no lees al parecer lo que te respondo. Es curioso, en una historia de esas hechas para desacreditar a los dirigentes cubanos que tú mismo tal vez colgaste aquí, decían que Juan Juan había sido un empresario y tenido privilegios por ser hijo de su padre, y ahora me lo presentan como una víctima luego de que se distanciara de esas posiciones políticas. Estos asuntos donde se mezclan lazos afectivos e intereses personales y familiares son muy dados a los análisis sesgados por las pasiones. De todas formas, que vaya el señor Juan Juan a donde quiera ir.

  15. Tras once meses de detención el Tribunal municipal de Diez de Octubre, en Ciudad Habana, ha fijado para el martes 22 de junio el juicio contra el médico opositor Darsi Ferrer, quien será juzgado por supuestos delitos de atentado y receptación, fabricados por agentes de la Policía política (Seguridad del Estado) como respuesta al activismo cívico del líder de Salud y Derechos Humanos en Cuba.
    Darsi Ferrer, internado desde julio del 2009 en la prisión capitalina de Valle Grande, fue víctima de una golpiza policial y de un registro forzoso en su domicilio, donde los gendarmes le decomisaron dos sacos de cementos y algunas rejas de ventanas. Al protestar por estos desmanes fue arrestado.
    Según Yusnaimi Jorge, esposa del activista, el registro formo parte de un montaje político en el que utilizaron a policías y vecinos progubernamentales. Como la orden no cumplía los requerimientos de la Ley de Procedimiento Penal el matrimonio se negó a acceder, ante lo cual rompieron la puerta con la ayuda de un vecino que ahora figura como testigo de supuestas ofensas.
    La “irrelevancia del caso” es tal que el expediente de Darsi Ferrer circuló del Tribunal municipal al Provincial, de este al Cuartel de Villa Marista y, finalmente, al Vice Fiscal General de la República, quien se supone ordenó la continuidad del proceso.
    Se trata de un juicio extremadamente dilatado. Darsi pudo haber sido asegurado ante la justicia por una fianza y esperar en casa, pues carece de antecedentes penales, es un activista pacífico y el delito imputado es de poca monta y muy común en Cuba.
    El caso adquirió relevancia mundial pues durante su encierro el médico opositor protagonizó dos huelgas de hambre, fue declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional y recibió el apoyo de los defensores de los derechos humanos, principalmente de la comunidades negras de Brasil y los Estados Unidos, cuyos líderes intercedieron por él ante los presidentes Lula Da Silva y Raúl Castro.
    Yusnaimi Jorge asegura que las autoridades judiciales “llegaron al extremo de desestimar tres Cambios de medidas solicitados por la defensa”. Como la Fiscalía pide ahora tres años de privación de libertad contra Darsi Ferrer, teme que el juicio sea convertido en otro montaje, como ha sucedido con cientos de opositores que guardan prisión por supuestos atentados, receptaciones y patrañas que denigran la condición moral de quienes denuncian pacíficamente las violaciones de los derechos humanos en Cuba.

    • Miguel exagera en mi criterio cuando dice que “El caso adquirió relevancia mundial”, luedo de resaltar su supuesta “irrelevancia”. ¿Se peina o se hace papelillos? El asunto es inflar cualquier globo, supongo.

  16. El cantautor Santiago Feliú pidió ampliar la libertad de expresión, el debate e internet en su país, y al mismo tiempo puso en duda que exista algún sistema “más moderno o mejor” que el socialista, informó ANSA.

    Además, solicitó abolir los permisos de salida y abogó por la liberación de los presos políticos.

    En una entrevista escrita con la revista Veintitrés a su paso por Buenos Aires, Feliú, miembro de la Nueva Trova y amigo de Silvio Rodríguez, advirtió que “nadie debe estar preso por sus ideas”, ya que “eso de presos políticos ya fue, no tiene sentido, es absurdo, es fascista”.

    “Hoy sólo deberían estar presos los terroristas, no los que piensen distinto al gobierno que sea. Pero presos políticos quedan en muchos lugares, no sólo en Cuba”, consideró.

    Auguró que “puedan seguir con sus marchas tranquilas” las Damas de Blanco, esposas y familiares de los disidentes detenidos.

    Sin embargo, el artista se posicionó decididamente del lado de la Revolución, señalando que “ha demostrado grandes ejemplos de dignidad y soberanía. Creo que la revolución y su aspecto socialista han tenido un carácter humanista ante todo”.

    Preguntado sobre el sistema político cubano, respondió: “¿Es que acaso hay algún sistema más moderno u otro mejor?”.

    Calificó al sistema cubano como “rígido de conciencia; una dictadura de ideas y no de sangre, como las conocidas. En todo caso, el pueblo es quien decide”, afirmó.

    A una pregunta sobre el blog de Yoani Sánchez, dijo que no lo conoce, porque “el acceso a Internet es limitado, y cuando lo tienes es superlento”.

    “Dicen que es muy osada, eso me parece estupendo. Tiene que haber debate, debería haber muchos más, mientras sean objetivos y responsables”, añadió Feliú.

    Sin embargo, acusó a la médica Hilda Molina, residente en Argentina, de hacer una “campaña anticubana” y “el mismo discursito de los viejos de Miami: ridículo y verdaderamente obsoleto”.

    • Santiago Feliú opina con la misma libertad que dicen otros que no tenemos los cubanos. Cuando aparece la diversidad de criterios entre quienes defendemos el proyecto social cubano actual, hay dos reacciones básicas en los medios e individuos: acomodarlas a sus propias ideas y jerarquizar más las opiniones con las cuales concuerda cada uno (esto ocurre tanto de un lado como del otro del espectro político); o presentar esa multiplicidad como excepciones (eso sucede con los críticos del sistema). Pero debiéramos verlo como algo más natural, en mi opinión.
      Frases censuradas en esta nota “imparcial”:
      “El proyecto de Cuba bloqueado y asediado ha resistido”
      “Tiene que haber debate, debería haber muchos más, mientras sean objetivos y responsables”
      “Los argentinos que saben de Cuba y los que la conocen, saben que (Hilda Molina) miente cuando dice que vivimos en una situación de terror y otras barbaridades. Da pena y se siente que la manipulan, los medios y los carapálidas”.
      “Aquí se conocen las imágenes conflictivas (de las marchas de las Damas de Blanco), pero no se conocen las imágenes de los agentes de la embajada de intereses de EE.UU. y de otras embajadas aliadas alrededor, monitoreando de forma silenciosa pero provocativa, sin responder preguntas a la prensa cubana, evadiéndolos como si fueran locos, indios, nativos… Es muy fuerte, aquí se pone lo que se quiere poner y allá también. Debiera poder verse todo para poder sacar verdaderas conclusiones, ¿no crees?”
      “Más allá de las divisiones y de las distancias mi generación cubana es muy linda. Nos formamos en una utopía humanista, somos una generación inteligente y sana”.
      “Pero me gustaría un futuro mejor, que sólo pasa por mejorar lo que se ha hecho. Sólo que de momento y desde hace demasiado tiempo no tenemos otra opción que la resistencia. No es alentador, pero la verdad es que latinoamericanamente hablando no he visto nada mejor. Somos los pobres más cultos y sanos del planeta. Mantener y desarrollar lo logrado es nuestra única y noble bandera. Por eso, la resistencia es obligada, para los que puedan y para los que quieran”.

      ¿POR QUÉ NO REFLEJA LA INFORMACIÓN NINGUNO DE ESTOS PUNTOS DE VISTA?

  17. Aqui la entrevista completa:
    http://www.elargentino.com/nota-95176-Nadie-debe-estar-preso-por-sus-ideas.html

    • La misma entrevista podrían haberla titulado: Somos los pobres más cultos y sanos del planeta. Es lo que decía en el anterior comentario sobre el desconcierto que producen las opiniones matizadas en este mundo de extremos.

    • ¿Y ahora de qué lo van a acusar, de “maltrato a la propiedad social” por estar arriba del televisor? ¡Qué ridiculez! No tienen en que entretenerse, la verdad.

      • paquitin mi socio,si amplias la foto ves que es fibra,pura fibra,lo que hay en la mesa,langosta…tu sabes bien que tu no puedes darte esa vida.lo siento pero tus lentes estan fuera de foco…si todo fuese parejo ,esta bien pero ese es el primero que deberia dar el ejemplo…eres un esclavo moderno…

        • ramonp: esa cacería de fotos de cualquiera que según ustedes debiera todos los días de su vida comer arroz y huevo, o tomar agua con azúcar, para “compartir el destino del pueblo”, es una rara mezcla de oportunismo con su poco de envidia. Al fin de cuentas, los cubanos nos tomamos fotos siempre delante de una buena comida, no lo hacemos el dia que la cosa está mala o normal en la casa.

  18. Con todo el respeto Paquito usted como periodista deberia leer mas, da cada opiniones desinformadas que da pena:
    Darsi Ferrer Ramírez is a Cuban doctor, journalist, director of Juan Bruno Zayas Health and Human Rights Center, and a dissident.[1][2]

    He organized protests at the UNESCO headquarters in Havana and published about poverty in Cuba. He was arrested and has been on hunger strike.[3] Ferrer faces up to 8 years in prison.[4]

    On 26 February 2010 Amnesty International adopted Dr. Darsi Ferrer Ramírez as a prisoner of conscience in Cuba and urged President Raúl Castro for his immediate and unconditional release.[5]

    On 23 March 2010 Dr. Darsi Ferrer Ramírez was the recipient of the 2009 State Department Freedom Defenders Award, Honorable Mention. This award recognized Dr. Ferrer’s work and bravery in the defense of human rights in Cuba.[6]

    • ¿Y eso prueba que es un grave asunto mundial? ¿Entonces qué dejamos para los verdaderos conflictos de miles y millones de muertos y presos y torturados en tantos “oscuros rincones del planeta” que no interesan tanto destacar? ¡Por favor!

      • Si, Paquito, condenamos los abusos en cualquier parte del mundo, tanto sea en Gaza, Irak, China, Corea del Norte, Colombia, Estados Unidos, pero por favor los de Cuba tambien. No estuve presa por pensar y expresar diferente en Cuba, pero me rebajaron a limpiar pisos ( siendo profesional) por y cito la nota l laboral en mi expediente ” injuriar a la Direccion historica de la Revolucion”, es decir por blasfemar contra nuestra version tropical del ” nino Jesus”, y dime si no se pueden escribir tomos de injusticias de nuestra historia en los ultimos 50 anos: UMAP, despojo de tus propiedades cuando te vas del pais ( dime si esto lo has visto en alguna parte) , no tener la posibilidad de desagravio cuando te injurian en la prensa oficial, bueno, tantas injusticias Paquito, si solo nos quedamos cpn los triunfalismos, no se avanzara Paquito, ahi enquilosados se quedaran .

        • María Silvia, estoy de acuerdo con que nos quedemos en los triunfalismos, pero tampoco en los “tomos de injusticias”. La cuestión es halla el justo medio, y no olvidar también los “tomos de justicia”.

  19. Sólo una vez en mi vida me he desmayado: caminaba por la avenida 23 y vi un carro arrollar a un perro. El chofer y su acompañante se bajaron, agarraron al animal por las patas y lo lanzaron, agonizando, en un latón de basura a un metro de mí. La última imagen que me llevé antes de caer: el perro agitado, sangrando entre los desperdicios mientras mis oídos captaban el chirrido de las gomas del moscovich alejándose a toda velocidad. Cuando desperté estaba en mi cama: la amiga que me acompañaba se las arregló para montarme en un taxi y dejarme sana y salva, aunque no despierta, en la puerta de mi casa.

    Quizás ese instante haya marcado mi obsesión con los perros callejeros: me parten el alma, me da impotencia no poderlos recoger a todos, tiemblo al verles cruzar las calles. El otro día un amigo mío –ultra pesimista en lo que respecta el futuro de este país- se burlaba de mi aprehensión por los animales; sin embargo es mucha la indolencia que este pueblo carga sobre sus hombros y los perros han sido víctimas directas del fenómeno de la apatía nacional: sarnosos, heridos, extra flacos y mugrientos forman parte del paisaje cotidiano de mi ciudad, como los árboles y los pajaritos.

    Lo terrible de su situación sólo se ve superado por sus compatriotas del mundo animal, vecinos del zoológico de 26: además de flacos, mugrientos y medio enfermos, viven en jaulas muy pequeñas para sus tamaños (el techo de cerca que tienen por cielo los halcones y águilas es realmente descorazonador) y a veces están solos, da la impresión de que están ahí sólo para que nos eduquemos en los fundamentos del maltrato animal.

    • ¿Cómo se puede ser tan “sensible” y no ver la obra de la Revolución? Incógnita.

      • Paquito , el post de Claudia es sobre los animales y las actitudes civicas…por favor , no mezclar puertas con ventanas.

  20. Este comentario me gusto mucho:
    Alvaro E.G. dijo…

    Soy Álvaro, desde España, y quería decirte que me ha encantado tu relato de hoy.

    Decía Mahatma Gandhi que “Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”.

    Se empieza maltratando animales…

    Y mucho ánimo con tu lucha por la democracia en Cuba.

    Un abrazo desde Elche, España ( Alicante).

  21. Querida Claudia, comparto contigo ese sentimiento hacia los animales, yo tambien padezco de eso, con la diferencia de que los animales tienen derechos y amparo aqui donde vivo, no soy testigo de tanta crueldad.
    Resido en un barrio residencial en el condado Queens de la ciudad de NY, al fondo de mi casa y mas alla del patio, hay un callejon sin salida y los garajes al otro lado del callejon, ese callejon es gatolandia, son muchos los mininos que viven entre los garajes y los patios.
    Como te podras imajinar, siempre estan los acabados de nacer que se quedan huerfanos por una razon u otra. Vivo hace 23 años en esta casa, he tenido en total, 9 gatos…todos del patio…todos son primos, sobrinos…y algun ilegal que cruza la frontera territorial que los felinos se trazan (aqui en mi barrio SI le damos papeles). Hace dos semanas senti desde mi cocina un miu miu que venia de mas alla del patio, sali con linterna y eran estos dos gatines abandonados y muy enfermos…hembras las dos una, la barcina estaba aterrada y la negra demaciado enferma. Me las lleve a la casa, les di leche, comida, una caja con una camiseta vieja y agua, a los dos dias, la negra amanecio muerta abrazada a su hermana.
    Pues hace dos semanas tengo gata nueva…pense llamarle Claudia o Yoani, pero le puse Rita…pues cuando maulla recuerda a la Pavone y tiene pecas en la barriga para rematar, nunca le vi la barriga a la Pavone, pero…han de estar ahi.
    Un abrazo y…paciencia, el buen tiempo para ti y para tus amigos caninos y los del Zoo, esta al doblar de la esquina.
    Tu amigo Pulido

    • JAJAJA este está bueno, sobre todo el nombre que le iban a dar a la gata. Muy a tono con algunos estereotipos que existen sobre los felinos.

      • Si, muy buenos nombres dados por una senora que ama a los gatos

  22. La bloguera cubana Yoani Sánchez recopila en su libro Cuba Libre, recientemente publicado en España, más de 350 artículos de su blog “Generación Y”.

    Consciente de que esta aventura era el camino más corto para atraer problemas, Yoani confiesa en el prólogo que desde que comenzó, en abril de 2007, a redactar sus “desencantadas viñetas de la realidad”, no ha tenido “un minuto de aburrimiento”.

    Resalta además que le hubiera gustado vivir “más plácidamente el acto escritural, pero en Cuba no hay elección, no hay lugar para criaturas híbridas y novedosas, como puede llegar ser un blog”.

    Yoani Sánchez, considerada por la revista Times, una de las cien personas más influyentes del mundo, considera que la fuerza del blog “Generación Y” es la clásica disidencia contra el régimen cubano.

    La bloguera desvela que “Generación Y” surgió de su “vieja “laptop” (ordenador portátil) que “un balsero necesitado de un motor Chevrolet -relata- me había vendido medio año antes”, y que los primeros textos los colgó desde “esos hoteles donde legalmente no podía entrar”.

    Nacida en La Habana en 1975, Yoani Sánchez es licenciada en Filología Hispánica en la Facultad de Artes y Letras, pero reconoce que su camino a la escritura no lo hizo de “esa forma lineal que podría esperarse de un licenciado en filología que se ha pasado la mayor parte de su vida leyendo la obra de otros”.

    • Se dan “jabón” unos a otros, ahorita hasta se creen algunas de las cosas que escriben.

  23. La diferencia de Yoani y Paquito.

    Yoani dice lo que le da la gana y no la dejan salir.

    Paquito es un adulador de Colostomia y le ha dado la vuelta al mundo, con todos los gastos pagados, porque lo que recibe como salario no le alcanza ni para comer.

    Que recomienda nuestro Paquitin:

    Para poder viajar usar la doble moral, ser oportunista, asi de sencillo!

    • Jay, si ese es tu criterio, qué le voy a hacer. Por suerte conozco otras muchas personas que tienen una opinión más amable de mí. ¡Y ojalá le hubiera dado la vuelta al mundo, no sabes cómo me gustaría!

  24. “¡Y ojalá le hubiera dado la vuelta al mundo, no sabes cómo me gustaría!”

    No te preocupes que has sido el numero uno, no se que pasa que Yohandry desaparecio, asi que Oportunista number 1 eres, tienes asegurado viajar de por viva, Oh … no creo a Colostomia no le queda mucho tiempo en el poder, como van las cosa…

    • Jay: creo que exageras con tal “distinción” inmerecida. Pero sabes, la cuestión de viajar siempre me ha parecido una posibilidad sobreevaluada: la gente crea demasiada ansiedad con el tema, debe ser por lo difícil que resulta tal vez en nuestras condiciones económicas, o por su identificación en el imaginario popular como un símbolo de éxito o de estatus social elevado. Siempre le digo a los más jóvenes que es magnífico poder conocer otros países, pero tampoco es prudente hacer de ese propósito el centro ni la obsesión de tu vida, porque te resta oportunidades de disfrutar y aprender de tu realidad más inmediata. Si viene bien, y si no, también. Así lo asumo yo.

  25. paco,te pregunto y respondeme con sinceridad. si estuviera en tus manos [vamos hacer un ejercicio de fantasia sana]y fueses el presidente de cubita la bella:
    mensiona 5 cosas que mantendrias[o mejorarias] y 5 cosas que eliminarias .Yo se que me diras que hay hay muchas cosas en la vida del cubano[y en la constitucion por que no]que estan bien y otras muchas que son cambiables,…pero solo mensiona 5 de cada cual para hacer un ejercicio de democracia….esto por supuesto me lo responde si te da la real gana,saludos.

    • ramonp: tu suposición parte de un error común, pensar que el presidente de cualquier país puede mantener y quitar a su antojo lo que desee. Ya sabemos que no es así. Tiene además otro grave problema: que nunca se me ocurriría la peregrina idea de ejercer ese tipo de función, ni nadie se aventuraría en ofrecérmela 😉 . Pero si me preguntas como simple ciudadano, tal vez podría sugerir algunas premisas para esa sociedad ideal:
      Mantendría:
      -una organización del sistema político que no dependiera del poder económico de personas o grupos.
      -una estructura de propiedad que combinara de modo predominante las formas socialistas o colectivas de apropiación de los medios de producción, sin desechar otras variantes que complementaran a estas como elementos dinamizadores en determinadas áreas, bajo eficaces controles financieros redistributivos de las ganancias privadas.
      -una política social inclusiva que diera a todos posibilidades equivalentes de desarrollo individual en correspondencia con sus resultados, capacidades e interés.
      -una formación que potencie los valores universales de la humanidad, y otros más propios de nuestra tradición histórica como el internacionalismo —no bélico—.
      -una política cultural amplia, heterogénea, diversa, sobre la base de la confrontación y libre flujo de ideas, y con mecanismos reguladores para no hacerla depender en exceso de las fuerzas irracionales del mercado.

      Eliminaría:
      -Cualquier mecanismo restrictivo que pudiera existir del ejercicio de las libertades individuales, en correspondencia con las posibilidades y avances reales que ofrezca el entorno internacional para que estas no sean utilizadas en contra de los intereses de la mayoría y en función de intereses ajenos al país que pudieran poner en riesgo su autodeterminación y soberanía.
      -La práctica de controles excesivos sobre la información pública, a partir de un rediseño y una definición teórica y práctica del papel de los medios y otras vías de comunicación social en una sociedad socialista, de tal manera que quedaran claras las funciones de contrapartida y los modos de relacionarse con las estructuras políticas y de gobierno.
      -Cualquier solapamiento entre funciones políticas e institucionales que, para un mejor funcionamiento social, deban estar debidamente deslindadas sin posibilidad de dependencias que afecten su eficacia.
      -Cualquier opacidad en los mecanismos económicos, jurídicos o políticos que pudiera provocar una excesiva concentración de poder sin contrapartida de control social, en un individuo o grupo de ellos.
      -Cualquier traba legal que pudiera contribuir de manera expresa o por defecto a la discriminación de personas o grupos de ellas cuyas diferencias de cualquier tipo con las posiciones predominantes en la sociedad no hagan daños a terceros o incluso a ellos mismos.

      Sé que es un “programa político” demasiado general tal vez, lo cual es posible que no te satisfaga; pero traté de englobar muchos de los aspectos casuísticos en discusión dentro de la sociedad cubana, en líneas que considero estratégicas para la solución de los pequeños detalles tácticos.

      Y gracias por obligarme a pensar.

      • Gracias Paquito, gracias, al pedir esas 5 cositas, es bien facil lo unico que ESTORBA es COLOSTOMIA.

      • ¿Paco, puedo usar tu modelo social para discutirlo en un blog? Aunque no estoy de acuerdo con muchas cosas creo que está muy interesante para dedicarle una buena discusión en un blog donde se discutan estos temas. Espero respuesta.

        • balsero: es todo tuyo, amigo, aunque no soy tan pretencioso como para llamarle “modelo social” a unas cuantas ideas escritas al vuelo. De todos modos, mándame el link para disfrutar de la bronca.

      • Paco:
        Cinco cosas que eliminarías y cinco que mantendrías se está discutiendo aqui: http://tomarlapalabra.wordpress.com/2010/06/28/cinco-cosas-que/
        Te estoy avisando como me pediste. Saludos a Elian en Cárdenas.

  26. paquito,felicidades en el dia de los padres.que la pases bien en familia.

  27. paquito,coincido contigo un 90%,ahora me pusistes a mi a pensar,si pensamos parecido,somos cubanos,contemporaneos en edad,feos cantidad[yo soy mas feo que tu],amamos nuestro terruño,amamos a nuestros hijos,entonces ….o tu eres un “gusano”,..o yo soy comunista…imaginate tu..
    en cuanto a lo de que un presidente,no puede cambiar a su antojo todo lo que desee,..te aseguro que eso en un pais “normal”,claro que es imposible,…pero en cuba mi amigo,tu sabes que Fidel dice algo y es ley….gracias por lo de amigo..jajaja

    • ramonp: ¿y si probáramos, para empezar, a no encasillarnos en clasificaciones? En cuanto a Fidel, aunque nadie mejor que él ha estado consciente siempre del peso de sus opiniones, no creo que las habría podido ejercer en contra de las tendencias generales. De hecho, cuando sus proyectos no han dado los resultados esperados o hubo que enmendarlos durante su transcurso, fue tal vez, precisamente, porque no estaban en correspondencia con las condiciones concretas que exigían su aplicación.

  28. El hombre entró en la pequeña librería El Cóndor cuya vidriera está orientada hacia el muro que bordea la universidad de Zürich. “Busco libros de Corín Tellado” musitó por lo bajo y yo salté frente al ordenador en el que tecleaba los últimos títulos llegados desde Buenos Aires, Madrid o México D.F. En su voz se sentía aún el acento habanero, tal vez porque llevaba poco tiempo en contacto con el dialecto suizo-alemán que terminaría por darle otra cadencia a sus palabras. Dijo que era del barrio de La Víbora y que también necesitaba –con urgencia- unas revistas españolas al estilo de Hola.

    María Mariotti –la dueña del local- se le acercó para explicarle que no tenía ni lo uno ni lo otro, pero que podía pedirlo a las distribuidoras. ¿Qué títulos quieres? indagó la pequeña mujer mitad peruana y otro tanto japonesa. “Todos los que se puedan conseguir. Son para mi mamá que vive de ellos” -declaró él- tratando de justificar su insistente interés por las novelas rosas. Contó que a falta de remesas para enviar a Cuba, cada mes trataba de hacerle llegar a su familia algunas publicaciones que se pudieran alquilar a otras personas. El incipiente negocio consistía en rentar revista como Vanidades o Gente, por cinco pesos cubanos, a una amplia comunidad de lectores que ansiaban tener nuevas ediciones. Los clientes podían quedarse una semana con los apetecidos textos y después estos seguían de mano en mano hasta que el deterioro obligaba a retirarlos de circulación.

    Pocos días después de aquel peculiar pedido, mi amiga partió para la feria del libro en Barcelona (2003) donde se le ofrecía un homenaje a María del Socorro Tellado López. Logró acercársele y contarle de la familia a al otro lado del Atlántico que sobrevivía cada mes gracias a su pluma. La autora de Doloroso engaño (1990) se impresionó con la historia y le entregó una selección con cincuenta de sus títulos, acompañados de una carta manuscrita para la señora de La Víbora. Aquel regalo hizo hipar de agradecimiento a la librera de Suiza y especialmente al hijo de la bibliotecaria alternativa. Él sabía muy bien lo que representaban aquellos nuevos ejemplares agregados a la colección materna. Sus páginas lograrían que en una deteriorada casa habanera hubiera más jabón, algo de aceite, otro poco de pan, zapatos para los niños y sueños para decenas de vecinos.

    • Título: El folletín de los huevo de oro o hay gente para todo

      • Admiro a esa senora que pudo encontrar su nicho de mercado en las novelitas rosas y asi mantener a su familia, Paquito, se te escapo esa senora de la Onat

        • María Silvia: yo no tengo tampoco nada contra la señora, solo me dan algo de pena sus clientes.

  29. SEREMOS COMO EL CHESS…!

    CAPABLANCA IN OLVIDUM
    Orlando Luis Pardo Lazo

    Todo cubano debe saber jugar, y jugar bien ajedrez.
    Yo, como todo niño prodigio que se respete en la isla de Capablanca, también derroté muy temprano a mi padre. Se llamaba Dionisio Manuel y bien pudo ser mi abuelo. Me llevaba 52 años de ventaja, así en la vida como en el ajedrez.
    Era un jugador iniciado, un estudioso lúcido de puertas adentro, pero de fuerza ínfima para ganar partidas en vivo: demasiado noble para concentrarse ante la furia gritona de los contrincantes del barrio (“sapos”, se ofendían mutuamente en cada match con apuestas de portal).
    Mi padre fue quien me enseñó a “mover las fichas”, después bautizadas “piezas” y aún después condecoradas “trebejos”. Hasta su muerte, a los 81 años, se resistió a usar el sistema algebraico de anotación. Le sonaba a otro invento soviético. Prefería el antiguo y me enseñó desde muy niño a apuntar las jugadas en español y en inglés: P-4R, P-K4…
    Mi padre y yo, como todo cubano vivo en los años setenta (una época esplendorosa para mi infancia ignorante), fuimos fanáticos de Fisher. Era como ser fanático de los Estados Unidos, como habitar en secreto una realidad otra que por contraste tendría que ser espectacular, como renegar del pragmatismo socializado que rebotaba de la URSS a cambio del arquetípico héroe occidental.
    Comprábamos revistas viejas y modernas sobre ajedrez. También libros antiquísimos de los románticos del XIX (ensayábamos el Gambito del Rey para practicar los sacrificios). Leímos todo Fisher, of course. Oíamos programas por Radio Rebelde. Participábamos de simultáneas (recuerdo con tristeza especial a un húngaro que supongo se llamaba Istvan Csom). Nos involucramos en concursos de problemas y en la ilusión pasajera del ajedrez postal. La intentábamos a la ciega (yo era campeón doméstico en eso). Nos enrocamos a la larga y tomamos peón por peón al paso. No siempre pedíamos Dama al coronar. El tiempo nacional pasaba lento y productivo, tardenoches de color miel donde fui feliz en familia, y brillé invicto en los campeonatos de la esquina de Fonts y Beales, en Lawton.
    Progresábamos como atletas de los escaques, mi padre y yo (ya adolescente, lo modernicé al punto de hacerlo salir con el peón dama). Dejé de jugar pelota para pasar partidas. Un día soñé que ya era Gran Maestro y me desperté llorando, quería crecer para serlo y viajar el mundo esa misma noche. Otra vez soñé que me movía como un alfil (sólo dentro de aquel sueño de mi patria perdida del siglo XX esto es explicable).
    Teníamos un juego Staunton de madera de la más común, pero era hermoso y equilibrado, ayudaba a pensar, hasta que nos robaron una torre blanca y un ebanista la repuso lo peor que pudo (ni siquiera pesaba el nuevo trebejo de tramoya). Teníamos un tablero pintado con tinta negra, también de madera y muy pesado, para conferirle gravedad al asunto. Y no tuvimos reloj hasta bien entrados los años noventa (la cinética del juego era tan libre y lenta como un buen buche de filosofía).
    Después fui tablero regular incluso en los Juegos Caribe de la universidad. Nunca llegué a nada, como es evidente. Sabiendo qué hacer y cómo y cuándo, en la práctica competitiva era un equívoco permanente. Supongo que esta mansedumbre de adulto la heredé de mi padre anciano.
    Después dejé de jugar. Desde el siglo y milenio pasado apenas lo hago. No sé quién es el campeón o los campeones del mundo (antes me sabía la lista desde Anderssen y Steinitz o acaso Morphy). Me parece inverosímil que un cubano haya cruzado la barrera cósmica de los 2700 de ELO (de chiripa, estudié Bioquímica junto a una hija de nuestro primer GM Silvino García). Ya ni siquiera entiendo las tele-clases de Ajedrez Para Todos en la TVC. Ni sé para qué me aparecí en el Torneo Capablanca 2010 en un raído salón con ventiladores del Hotel Riviera de los años cero o dos mil (para el público, un solo tablero magnético y otro raquítico de papel).
    Extraño mis torneos de niño. Casi todos eran de invierno. Hacía frío entonces y en las noches la luz de los postes era bruma de otra latitud. Nunca Cuba tuvo un alma tan libre en mi imaginación. Nunca la realidad tan real. Yo tenía ganas de vivir para siempre y ser bueno y verdadero en este país.
    Lo siento, Dionisio Manuel Pardo Fernández (1919-2000). Pero igual te confiero ahora el ELO mínimo de 2200 puntos para iniciarte en la olimpiada amateur y anónima de la eternidad.

  30. Con el aviso-sugerencia dos días antes de nuestra amiga Yoani Sánchez, nos pusimos en consonancia. Una semana antes habíamos acordado vernos en Holguín para hablar sobre la blogósfera cubana, sobre cómo postear en
    condiciones tan anormales como vivir en el oriente de Cuba y cómo hacernos de la herramienta Twitter y en qué momento.
    Entonces nos llegó la idea de la sentada o Twitup. Y aquí estábamos el 9 de junio a las 3:00 pm. Lo que ven al fondo en las fotos es un bosquecillo que se llena de bebedores, negociantes y buscavidas a toda hora.
    Les explico. De los nueve que fuimos al “Feliú Leyva” (la cervecera de cerveza a granel a donde va medio Holguín) sólo dos teníamos cuenta en Twitter, pero los demás no tenían los cuatro pesos convertibles para iniciar su cuenta en la máquina mágica de los 140 caracteres pero sí la intención de aprender cada detalle para abrirlas después. Quisimos intercambiar criterios. Soñar que lo hacíamos.
    Una breve introducción, el ejemplo de los bloguers iraníes, sus pares chinos, de Bahréin, Somalia y Venezuela y con eso bastó para encender la mecha, para prender esa llamita de emoción y entusiasmo hacia la libertad.
    Este es uno de los más claros ejemplos de querer y no poder. Los que ustedes ven en esas fotos darían más de lo que tienen por unos minutos libres de Internet y una que otra recarga en sus móviles para “alumbrar”
    con sus noticias zonas tan oscuras como Baracoa, Buenaventura, Antilla o Manatí.
    De todos modos nos fuimos convencidos de que valió la pena encontrarnos, soñar con un día twittear todos a la vez rabiosamente sobre una etiqueta que atraviese los muros corroídos, detrás de los que se esconden los
    mandamases verde olivos.
    Y eso puede ser cualquier día. Mañana tal vez.

  31. La política es el arte de lo posible. Razón por la cual decidí apoyar desde el primer momento el encuentro entre el General de Ejército Raúl Castro y el Cardenal Jaime Ortega Alamino. Este último apeló a la inteligencia y buena fe, intercediendo por las Damas de Blanco y los presos políticos y de conciencia. El Arzobispo de La Habana, máximo representante del Vaticano en la Isla ha ignorado las críticas hechas desde dentro y desde fuera del país. En honor a la verdad, cualquier ataque a esta iniciativa podría hacerla terminar en resultados estériles, sin la liberación de los presos políticos y de conciencia y eso Jaime Ortega lo sabe perfectamente.

    Su compromiso con Cuba es una orden de Dios y nace también de un fuerte llamado de su propia conciencia. Simpatizo con el Cardenal, no lo niego. Confío plenamente en Ortega Alamino. Si por esto me gano algunas críticas, bienvenidas sean. Si me equivoco lo reconozco y punto. Además tengo ese derecho y no voy a renunciar a ejercerlo para complacer a nadie. Siempre he dicho que primero debo quedar bien con mi conciencia y después con la de mis semejantes. Por supuesto que sin dañar o afectar mis principios. En política a veces parece que se está muy lejos de alcanzar un objetivo y sin embargo el horizonte de su solución está frente a nuestras propias narices. También es cierto que en los momentos de mayor fragilidad y tensión pueden estar muy cerca de concretarse las metas que soñamos.

    Pero el traslado de Antonio Díaz Sánchez primero, de Adolfo Fernández Saínz y Félix Navarro Rodríguez después, me ha dejado un sabor agridulce difícil de explicar. A pesar del férreo control sobre nosotros, los presos políticos y de conciencia manteníamos una fluida comunicación, burlando el asedio de los militares. Ahora solo quedamos Pedro Argüelles Morán y yo, el futuro de ambos es incierto, pero sea cual sea el destino de cada cual, será difícil –muy difícil- volver a tener un equipo como el que formamos en esta cárcel provincial de Canaleta en Ciego de Ávila. No dudo que en otras prisiones suceda lo mismo, pero nuestra camaradería nos permitió sobrevivir y protegernos.

    Estos han sido mis amigos durante estos largos siete años: Tony, indomable e incomparable a la hora de buscar iniciativas; Félix Navarro, único por su inteligencia y ecuanimidad e imposible de igualar en la tolerancia de cualquier idea. Adolfo Fernández Saínz, dueño de sí mismo y con un criterio de mucho peso a la hora de tomar una decisión colectiva. Pedro, contestatario por naturaleza pero noble de corazón y lector a la máxima potencia, a pesar de la escasa visión que le queda por la enfermedad que padece en sus ojos. Nadie puede imaginarse la influencia que cada uno ha tenido en mí y cuánto me aportaron sus siempre sabios consejos.

    Mañana puede suceder cualquier cosa, pero mientras quede en cautiverio un solo preso político y de conciencia, no hay nada –absolutamente nada- que celebrar. Además, si nos guiamos por las propias leyes vigentes muchos de ellos deberían estar en régimen de mínima seguridad o en libertad. Del lobo un pelo, me suena a conformismo. No dudo que las autoridades cubanas, aún guardan bajo la manga su última carta. El As de oro, quizás. Aunque a estas alturas del juego no creo que nada de eso les ayude a ganar a partida.

    Hoy doy más valor a las sabias palabras de Adolfo Y Félix “paciencia Pablito, paciencia, pero siempre firme pues ante nuestros verdugos eso nos aporta poder”. No sé cuándo pueda volver a ver a estos excelentes y dignos hombres, cada uno de ellos dejó su huella en su corazón. Espero que también ellos recuerden mi frase favorita “cuídense, que aún es mucho lo que debemos y podemos hacer por Cuba”

  32. El emigrante cubano, si se atreve a salir por su cuenta, corre el riesgo de que el gobierno, le niega el derecho de entrar a su país. A no ser por matrimonio con un extranjero o una misión del gobierno y en favor de este, los residentes en la isla no deben tener ningún motivo para decidir residir ni temporal ni permanentemente en otro Estado.

    Para visitar amigos o familiares en el extranjero, necesitan una carta de invitación y el permiso de salida. Otro supuesto seria la salida definitiva por abandono. Termino que ampara al gobierno para nacionalizar, por medio de la confiscación y sin derecho a indemnización, sus propiedades. ¿Es eso un privilegio?

    Aun con esas sanciones, no son pocos los que se atreven a salir ilegal arriesgando su vida e incluso la de sus hijos, en una balsa en altamar. ¡Qué no me digan que por culpa del bloqueo!. Quizás Estados Unidos fomente la emigración, pero quien la obstaculiza y la ha convertido en un negocio, son las leyes cubanas.

    ¿Sabe a cuantos cubanos, han gastados sus ingresos para hacer trámites migratorios e intentar salir del país de forma legal, y se les ha negado ese derecho? Solo Dios sabe cuántos le han servido de alimento a los tiburones. Otros lo hacen a través de un tercer país y cuando han sido atrapados por autoridades de emigración, se han convertido en apátridas, por que su gobierno no los deja regresar.

    Aquí los sueños son un imposible, las metas y los proyectos de vida inalcanzable, sencillamente porque no existen oportunidades. ¿Por qué deben los cubanos resignarse a vivir en la miseria? ¿Acaso no tenemos derecho de ir en busca de los sueños, de desear vivir como personas, de realizar nuestras aspiraciones?

    Esa es la razón por la que hay más de dos millones y medio de cubanos por todo el mundo. Aun quedan un miles de motivos más para explicar, porque emigran los cubanos.

    • Título: La quimera de oro (Por cierto, cuántos errores. Pésimamente escrita esta monserga, la filóloga va a tener que darle clases extras a la abogada)

      • Paquito, ataca la gramatica que con el contenido, no puedes

        • María Silvia: el contenido tiene lo que merece: un título “alternativo”. Que cada cual saque sus propias conclusiones ¿no crees?

  33. Oyendo a Mariela Castro en la UNEAC
    En una de esas homeopáticas peleas cubanas contra la homofobia
    Viéndola reír limpia y pulcra
    Con el garbo guerrillero pero burgués de su madre joven en los 50’s
    Acariciando el micrófono como un milagro
    Entre sus manos sinónimas de la Hembra Nueva
    Paladeando la retórica de su visión plurisex
    En el corazón acrítico y monocorde de una institución cultural
    Oyendo a Mariela Castro en la UNEAC
    Pienso en todos los grandes maricones
    Que hicieron la historia del himen hombre en esta isla
    Tipos enmudecidos a botazos primero
    Y encerrados a la gallinita ciega después
    Lumpénicos al inicio y leucopénicos de remate luego
    Cuerpos que no cupieron en el canon pacato pero promiscuo de Cuba
    Pájaras parametrizadas en un poema de la virgen Piñera
    Compañeros de closet de toda clase materialista y dialéctica
    Glamour de tres por culo con las encías
    Mamando un alambre de púas en la UMAP de los 60’s
    Barriendo funerarias o como custodios de baño
    Camilleros de sus propios cadáveres sin consolador
    En cines cómplices o guaguas cutres de madrugada
    Sobremuriendo al teatro real-socialista de los años machos
    Viditas narradas por nadie en la tribuna trócula de la revolucioncita mundial
    Oyendo a Mariela Castro en la UNEAC
    En una de esas homeopáticas pataletas cubanas contra la homofobia
    En la misma capilla donde Padilla se emputeció hetero
    A pedido de la policía política de los 70’s
    Pienso en toda esa sociedad incivil del placer en libertad
    Disidentes del deseo como maldición de puertas adentro
    Hasta fugar del país parapléjico en un barquito de papel sanitario en los 80’s
    O esperando el proceso de rectificación de rectos y tendencias negativas
    Clavados en las colas de prótesis dentales gratis en un policlínico de los 90’s
    Envejecidos sin ser invitados al anésimo Congreso del Partido en los años cero
    Enterrados en tierra santa del posproletariado mundial
    Amables y amargos
    Apelando al Parlamento para podar sus penes patrios
    Sin un desfile
    Sin una película
    Sin un poema
    Donde vomitar todo el injusto tiempo humano que les tocó






  34. TEATRO UNIVERSITARIO AMATEUR JUNIO 2010

  35. La Aduana General de la República (AGR) amparada en la Resolución No. 5, vigente desde de 1996 y dictada por el General de Brigada, Pedro Ramón Pupo Pérez, decomisó envíos procedentes desde el extranjero a varios disidentes.

    La disposición gubernamental prohíbe la importación mediante envíos, de “cualquier objeto cuyo contenido sea considerado contrario a la moral y las buenas costumbres o que vayan contra los
    intereses generales de la Nación”.

    La norma fue aplicada recientemente a la corresponsal Aini Martin Valero. Le decomisaron bolígrafos y lápices, globos, pasta de diente, curitas, almohadillas sanitarias y otros artículos útiles, según reportó Cubanet, sitio de la prensa independiente cubana.

    Yusnaimy Jorge Soca, esposa del prisionero de conciencia, doctor Darcy Ferrer Domínguez, también fue afectada por la Resolución 5/96. Le incautaron una cámara digital, un MP3 – 4, vendajes, gasa, tabletas para purificar agua, efectos de escritorio – para su niño una caja de crayolas y 5 globos – y otros objetos de utilidad, según reportó la prensa independiente.

    A la autora del blog “generación Y”, Yoanis Sánchez, también le fueron decomisados dos paquetes postales, enviados desde el exterior. El primero contenía la versión en español de su libro “Cuba libre”, el segundo, el catálogo de una exposición organizada por la artista Tania Bruguera.

    La AGR en su sitio web , publica el listado de productos cuya importación sin carácter comercial se prohíbe. Entre otros, menciona como artículos prohibidos, drogas, estupefacientes, sustancias sicotrópicas o alucinógenas, explosivos, hemoderivados, literatura, artículos y objetos obscenos o pornográficos
    o que atenten contra los intereses generales de la nación.

    La resolución 5/96 dispone que los productos de esa naturaleza que se intenten importar o exportar, serán decomisados por la autoridad aduanera y entregados a al organismo correspondiente del Ministerio del Interior.

    El la incautación de productos importados se impone por resolución, que puede ser recurrida por el afectado, dentro de los 30 días siguientes, de comunicada la medida. El escrito de apelación se presenta ante la autoridad que dispuso el decomiso, quien lo eleva a su superior. La decisión de este último, no puede ser nuevamente recurrida en la vía administrativa; pero si en la judicial.

    Según sus fundamentos de hecho y de derecho, la resolución 5/96 permite la aplicación, dentro del territorio nacional, del Convenio internacional y el Acuerdo para la Represión de la Circulación y del Tráfico de Publicaciones Obscenas de 1923 y de 1910 respectivamente. Ambos instrumentos enmendado por los protocolo de 1947 y de 1949, vigentes para Cuba desde 1983.

    La Resolución 5/96 incluye los intereses generales de la nación; pero no específica cuáles protege. La generalidad en este caso, permite a las autoridades gubernamentales, interpretar y aplicar las disposiciones legales arbitrariamente de acurdo a sus intereses políticos. Un ejemplo de cómo se utilizan las normas jurídicas del sistema, como un medio para reprimir y asfixiar a los disidentes.

    Lic. Laritza Diversent

    • Título: La abogada no tiene quien le envíe

      • Ah pero tu si Paquito, felicidades, que dios bendiga a tu amiga Susan, la canadiense, ya la actualizaste con la nueva medida de zapato que tu hijo esta usando??

        • María Silvia: los mejores amigos no son los que nos dan, sino a quienes nos damos. Ni siquiera hace falta “actualizarlos” de nada, basta con saber que están ahí, en algún sitio, queriéndote…

  36. A raíz de la llamada Carta de los 74, donde se le pide al Congreso estadounidense que considere la posibilidad de flexibilizar aun más las restricciones económicas y que reconozca a sus ciudadanos el derecho de viajar a Cuba, se ha abierto un enriquecedor debate en el que vienen aflorando viejos y nuevos argumentos.

    ¿Quién lleva la razón? La vida dirá. En mi humilde opinión lo más provechoso es que finalmente los cubanos, que en diversos grados y con diferentes matices manifiestan su inconformidad con la situación política del país, han soltado públicamente el lastre de sus prejuicios y se han animado a distanciarse de la falsa unanimidad.

    Si hasta los comunistas ya lo vienen haciendo, aún con timidez, en las páginas del Granma divergiendo unos de otros en el delicado tema de la privatización de los servicios (sin llegar al extremo de llamarse traidores a la causa ni insultarse entre ellos), nada perjudicial será para opositores de disimiles colores políticos ofrecer civilizadamente a la luz del día sus discrepancias, sean éstas de principio o simplemente metodológicas.

    Estas no han de ser discusiones que se llevan para determinar un vencedor, sino para encontrar caminos. Como estamos alfabetizándonos en estas lides habrá que tener paciencia con alguna gente apasionada que prefiera descalificar al portador de una idea en lugar de refutar con argumentos.

    Algún día tendremos discusiones más difíciles, para poner algunos ejemplos, ahí está el tema de la pena de muerte y el dilema entre justicia y perdón, y qué decir de las presumibles devoluciones y del debate entre los que quieran mantener o desaparecer alguna que otra conquista. Aprendamos ahora, después no habrá tiempo.

    • Título: La insostenible unanimidad del ser (o El disidente también está autorizado a discrepar)

      • que bueno que conoces a Kundera, entonces mas me convenzo que todo lo que escribes es por encargo

        • María Silvia: claro que sí, hija, tengo un “plan de trabajo diario” firmado por Raúl Castro de lo que debo decir en este blog .

      • No creo que Raul te lo haga pero si quizas cualquiera del ejericito de funcionarios mediocres que han creado para eso

        • María Silvia: Yo podría pensar lo mismo, y tal vez con más razón, de las coincidencias temáticas y la coordinada labor propagandística de los críticos de la Revolución. Así que si quieres creer que hay un funcionario dedicado a programarme mis “pajarerías”, pues es también tu derecho 🙂

  37. La primera vez que escuché hablar de las Damas de Blanco fue un Día de los Padres. El Ciro y Claudio Fuentes hacían un documental sobre la oposición cubana, como contraparte a tres días de telenovela de ficción a propósito de la disidencia, que habían estado pasando en la Mesa Redonda.

    Nunca voy a olvidar el contraste entre las entrevistas del documental y las imágenes manipuladas de la televisión cubana. Un amigo mío siempre dice que la sensatez es lo que permite no creer aquello que sólo una de las partes narra, y yo le respondo: Justamente, vivo en un país insensato. A pesar de saber que la prensa oficial miente, cuando por primera vez confirmé mi instinto, la delicia fue inefable: tuve la prueba.

    El sábado, un día antes del Día de los Padres, he ido a saludar a las Damas, es a ellas a quien debo mi felicitación la más profunda. Durante las veinticuatro horas de festejos ellas serán las voces de los padres que no podrán jugar con sus hijos, y sus vestidos blancos recordarán que tras las rejas del paraíso socialista hay hombres justos. Pablo Pacheco no podrá jugar con su hijo Jimmy. Sin embargo, no estará solo: en una Iglesia de la capital un grupo de mujeres rezará para que el año que viene puedan estar juntos.

  38. Amigos, mis respuestas son tardías, porque no dispongo de una conexión a internet para contestar a tiempo. Aprecio en gran medida todo el apoyo que me dan. Minimizan en gran parte el sentimiento de incomprensión, que a veces me embarga en la calles de mi país. No es suficiente decir por qué y para qué, ayuda también que las personas te comprendan. Ese estimulo lo he encontrado en cada uno de sus comentarios. Mucho más grato, cuando la mayoría de mis lectores, son mis coterráneos ¿Quien mejor que ustedes para saber, exactamente, a lo que me refiero?

    Les confieso que el joven revolucionario Tutu, también me decepcionó: o no entendió nada de lo que le explique o no tenía argumentos sólidos para contestarme. Le pedí que expresara su sentir y me contestó con un panfleto ideológico. De hecho, seguiré consejos y no perderé más mí tiempo con él.

    Entiendan, no tengo ningún reparo en ir hasta la Universidad de Matanza y dialogar con el equipo de la Joven Cuba. Sin embargo, no dispongo de tiempo, y mucho menos de recursos, para viajar más de cien kilómetros y conversar con un grupo de jóvenes que no se atreven a dar su nombre, ni dirección, ni siquiera un número telefónico donde localizarlos. Ellos, al contrario, tienen todos mis datos. No obstante me gustaría aclarar al joven Tatu, algunas dudas que le quedaron, y las comparto con ustedes.

    Tatu:

    No respondiste mi pregunta. Yo por el contrario te vuelvo a contestar y te aseguro será la última vez que lo haga. La ‘Revolución’ para mí, analizando el término según tu punto de vista, no significa nada. Me asombra tu fanatismo, parece que hablaras de Jehová. Aterriza: Lo que se logró en Cuba en materia de educación y salud, fue gracias al esfuerzo de millones de seres humanos, no de un ente abstracto, que ni tú mismo tienes la capacidad de definir.

    Partamos de un punto: Cuba no es el único lugar del mundo en que la educación es gratuita y accesible a todos. Tampoco es donde único, los negros pueden llegar a ser profesionales. También cuenta el esfuerzo y la voluntad de las personas.

    Tutu, yo no tengo que combatir a ningún aprovechado de la Revolución. Imagínate que en mi condición de mujer y esposa, me dedique a luchar y exigir fidelidad a todos los maridos infieles. En ese supuesto, mi actitud seria más comprensible, que la que según tú, debí haber adoptado en su momento con respecto a los “oportunistas que se valen de su posición para obtener beneficios”.

    No fui yo quien les dio posición. Dime tú: ¿Qué premio me hubiesen dado si los denunciara? Te respondo: una medalla por chismosa. Somos cubanos y sabes que, la doble moral, es hoy una forma de supervivencia, así como la ilegalidad y la corrupción. No te confundas, no los juzgo pero tampoco justifico lo que hacen. Simplemente creo, que hay que atacar primero la causa de esos males.

    Tatu, no es difícil pensar. Pregúntate: ¿Por qué los cubanos tiene que recurrir al robo, la ilegalidad y la corrupción para sobrevivir? Si tienes la capacidad para responderte la pregunta, entonces encontrarás la raíz del problema. Esos problemas, si son logros de tu ‘Revolución’. Te aseguro que la solución de los mismos, no está en denunciar y sancionar.

    Te dejo una tarea para que te aproximes a la idea. Diles a tus amigos estudiantes de derecho, que te expliquen la figura del hurto famélico. Cuando lo descubras entenderás, que a ese punto, hace rato llegó una buena parte de la población cubana. Un dato curioso, estuvo presente en nuestra legislación, pero se eliminó con el proceso revolucionario. Sería interesante que investigaras porque la eliminaron.

    No seas ingenuo Tatu, ¿De qué sentimiento me hablas? El pasado jueves entre en la SINA y estuve conectada durante dos horas. En la entrada estaba Omara Portuondo ¿Acaso ella debería sentirse culpable por entrar en el ‘lugar desde el cual atacan a su nación’? No sólo ella, también los cientos de cubanos que entran diario tratando de alcanzar sus sueños: emigrar en busca de las oportunidades, que no tiene en su país. Dicen las malas lenguas, que dentro reparte dólares ¿Ella también quedará en duda o el cometario es sólo para los que disienten abiertamente y no se esconden detrás de un seudónimo?

    Soy licenciada en derecho, graduada en la Universidad de la Habana, Cuba. Profesionalmente critico la ley de mi país y me baso exclusivamente en mi realidad, no la comparo con ninguna otra, porque no conozco otra. Si no lo sabías, mis estudios fueron exclusivamente sobre el sistema legal cubano, que es completamente distinto al norteamericano. No sé qué ley se aplicó en ‘el caso de los cinco’. Tampoco me interesa que ley aprobaron en Arizona o la que aprobarán en Texas. Me maravilla el conocimiento que tienes sobre los Estados Unidos de América, y eso que soy yo, la que reúne los requisitos exigidos por el Departamento de Estado. Deberías concentrarte y conocer más en la realidad de tu país

    Con respecto al ‘caso de los cinco’, el gobierno cubano destina buena parte del presupuesto estatal a financiar comités de solidaridad en el extranjero y campañas por su liberación. Tienen un grupo de abogados a su disposición y por supuesto, a ti para hablar de ellos. Mis modestos conocimientos lo pongo al servicio de otros cubanos, que no tienen la suerte de contar con tantos recursos para defenderse.

    Antes de terminar, no utilizo este medio para exigir disculpas públicas. Una duda, noté que tienes la posibilidad de intercambiar con tus comentaristas en tiempo real. ¿En la Universidad de Matanza todos los estudiantes tienen las mismas posibilidades de conexión a internet que tú? Lo dudo. Ves, tú disfrutas de privilegios, solo porque defiendes lo indefendible. Buena suerte y recuerda: el día que decidas dar la cara y enfrentar tu realidad de forma objetiva, llámame, ya sabes dónde.

    Laritza Diversent

    • Título: No perderé más mi tiempo con quien no piensa igual que yo (¡Por favor, urgente, que alguien le revise los textos a esta licenciada en derecho! Parece que el español no es su fuerte)

      • y bueno, por que no senalas tu los errores gramaticales, al fin de cuentas un blog es algo personal, quizas ella no tenga una “plantilla” como la tienes tu en Trabjadores de correctores de estilo, o bueno si Laritza es tan poco instruida, no es un producto de la calidad de la educacion en estos 50 anos de Revolucion? Te dejo este corto rodado en Cuba , para que veas a estos maestros que no saben el dia que nacio Antonio Maceohttp://joanantoniguerrero.blogspot.com/2010/05/video-corto-documental-sobre-la.html

        • Sobre la licenciada en derecho, solo les hago la recomendación a sus defensores, para que la ayuden, en realidad a mí no me preocupa. La jerga legal es una de las más empobrecedoras del lenguaje que conozco.

        • María Silvia: Ya ese corto es viejo ¿Y no viste el de los despistes en la calle de gente a quien le pedían recitar Los zapaticos de rosa, y respondían “Los zapaticos me aprietan, las medias me dan calor…”? Búscalo, yo lo vi pero no lo tengo.

    • Gracias Paquito por “descubrir” el desastre de la educacion en Cuba, actualmente

      • Kren: De nada, pero esos problemas son más que sabidos. Lo único que no es posible arreglar es cuando no hay educación.

  39. Mi nombre es Margarito Broche Espinosa. Nací el 30 de marzo de 1957. Vivo, resido, no sé como debo llamar a este estatus de mala vida, en la Avenida 39 número 1603 entre 16 y 18, Municipio Caibarien, Provincia de Villa Clara.

    El 18 de marzo del 2003 fui detenido, soy uno de aquellos 75 hombres por los que el mundo reclamó y algunos continúan reclamando, soy de la tristemente célebre “Primavera Negra”.

    Enjuiciado y condenado a 25 años de prisión. Mi causa es la número 1 del 2003. Prisionero de conciencia.

    Algunos meses después, con licencia extrapenal, debido a mi delicado estado de salud, salí de la prisión. Es curioso, de los 75 muy pocos estamos en libertad; y de los que estamos afuera, casi a ninguno se le ha permitido la salida del país; teniendo, incluso vigente, la condición de refugiado.

    Yo soy de ese grupo, los que no pueden salir libremente del país, se me niega la salida, y tengo visa de refugiado.

    Cualquiera me puede llamar al número (53 42) 363693, Soy un hombre enfermo, que sufre un extraño y cruel castigo en relativa libertad.

    • Título: El extraño pedido de una teléfono-transportación (género: ciencia ficción)

  40. En los últimos meses, la alimentación de los presos en la prisión de Guanajay se puede calificar de dramática. Cada día que pasa va de mal en peor.

    En el desayuno continúan suministrando un pan viejo y aplastado como una galleta y un líquido semitrasparente insípido e inodoro, parecido al agua no potable que ingerimos diariamente.

    Muchas veces en las comidas el arroz está semicrudo. Casi todos los días dan una sopa que es un líquido turbio, sin fideos, carne o vianda.

    Cuando reparten un pestilente picadillo de “carne”, viene mezclado con escamas y otras inmundicias de un pescado de agua dulce llamado tenca, en ocasiones echado a perder. Los presos que lo consumen, por no tener otra opción alimenticia, padecen de incontrolables diarreas.

    Frecuentemente en las comidas sirven también el detestable picadillo de soya, compuesto por una soya teñida con un color rojizo, que no se asemeja a ninguna carne ni a los desperdicios de ningún ganado.

    El picadillo de soya hace días lo dan mezclado con abundante agua, en ocasiones se encuentra ácido y también ha provocado brotes diarreicos.

    El diminuto pan, similar al del desayuno, que lo daban como merienda a media tarde, ha sido reducido a la mitad. Los presos lo han bautizado “media cara”, un personaje de animados cubanos.

    De postre, casi siempre dan una “natilla”, consistente en un engrudo aguachento de harina de trigo, con apenas dulzor y mucho menos sabor.

    De manera excepcional reparten mermelada de mango, zanahoria o guayaba, procedente de una vieja y pequeña fábrica ubicada en la prisión, donde laboran seis reos. Cuando no la pueden comerciar por haberse fermentado, es cuando se la dan a los presos.

    En la alimentación carcelaria ha disminuido la entrega de los aguados potajes de frijoles, que cuando uno se encontraba un grano gritaba Eureka!

    En su lugar, han optado por dar congrí (arroz con frijoles), pues de esta manera evitan las contantes quejas por los potajes aguados y sin granos.

    Pero sobre todo, porque favorece el desproporcionado robo por parte de las autoridades penitenciaria de arroz blancos y los frijoles crudos, pues cuando reparten congrí, la ración debería ser superior a la que normalmente deben suministrar de arroz blanco. Sin embargo, jamás dan esa cantidad, lo que facilita la apropiación de considerables cantidades de los referidos productos.

    Todos los alimentos son sancochados y nunca tienen grasa, condimentos y sal. Las viandas y vegetales hace rato se esfumaron de la dieta de los presos cubanos.

    Esa lamentable situación se recrudece por el robo de raciones, por parte de las pandillas organizadas y dirigidas por las autoridades penitenciarias, para reprimir en los destacamentos a otros reclusos.

    Esas bandas, inexplicablemente, son las que distribuyen los alimentos. A ellas les toleran disminuir aún más las cantidades establecidas, para que los encarcelados puedan saciar su hambre con algo más de sancocho. También les permiten vender una parte de las raciones, para lucrar como pago de sus diabólicos servicios como represores.

    Los lamentos de los presos se escuchan por doquier. Algunos manifiestan que los están matando de hambre. Otros refieren que el ruido de sus tripas, por estar vacías, no los deja dormir.

    Efrén Fernández Fernández*

    * Nació en la ciudad de La Habana, en 1963. En abril de 2003 fue condenado a 12 años de privación de libertad. Miembro del Movimiento Cristiano Liberación, Efrén fue uno de los seis prisioneros políticos acercado a sus domicilios el 12 de junio, en este caso de la cárcel de Guanajay a una en la capital.

    • No son solamente las cárceles las que tienen problemas actualmente con la alimentación en Cuba. Pero la escasez no tiene que ver con la mala elaboración ¿alguien sabe qué mecanismos legales tiene un recluso para presentar quejas sobre maltratos en la prisión? ¡Pero no me respondan que las cárceles cubanas son el “infierno” de Dante! Hablo de una respuesta seria, a partir de la norma legal, no desde la propaganda habitual.

      • Si Paco, los presos cubanos, pueden quejarse por la alimentación solo tienen que poner la queja, y rápidamente se atenderá esa situación, si no me crees pregúntale a Yoani que hizo una denuncia a nivel de TODAS las dependencias oficiales posibles, y ya paso el tiempo obligatorio para responder y aun esta esperando…. Pero eso si, críticas al gobierno… mágicamente todo el proceso se acelera y 123 y vas preso………..

        • Alicia, vale la ironía, pero según tu hipótesis, la muchacha de la cara lánguida estaría presa también.

      • Paquito, eso nadie lo sabe, porque no existe.

        • María Silvia: tal vez la “brillante” abogada bloquera sepa, ella que está en ese negocio. Reconozco que el ciudadano común cubano tiene poca cultura jurídica.

  41. 23 y L. Es la esquina más céntrica de La Habana. Siempre hay movida. A cualquier hora. Juntos, como dándose la mano, tenemos al hotel Habana Libre, la heladería Coppelia y el cine Yara. La cartelera de neón del cinematógrafo tiene demasiadas bombillas fundidas y anuncia un filme británico, El doctor imaginario, de escasa repercusión.

    La cafetería del antiguo hotel 5 estrellas de la cadena Hilton, hoy Habana Libre, repleto de luces y mármoles, es punto de cita de chicas a la caza de un novio extranjero y chicos bisexuales que andan en la misma faena. También de gente con cierto poder adquisitivo, para beber cerveza nacional o extranjera, y ver el fútbol en amplias pantallas de plasma del bar. Las peñas que apoyan a España, Brasil, Argentina, Alemania, Italia, Holanda o Francia se la pasan pipa en el corazón del Vedado.

    Allí, en La Rampa, una avenida de cuatro vías con aceras de granito diseñadas por famosos artistas plásticos del patio, que comienza y muere en el malecón, están concentrados los mejores locales de copas de la ciudad. En La Arcada, justo a la entrada del edificio donde radica la televisión cubana, se concentraron fans para ver el partido donde Alemania humilló a Australia 4 goles por cero.

    La bulla es grande. Aunque más soportable que las ‘vuvuzelas’ en los estadios sudafricanos. La administración del cine Yara anuncia que colocará pantallas gigantes exteriores, para que los transeúntes puedan ver la semifinal y final de la Copa. Y eso que Cuba no está en el Mundial.

    Niños y adultos hacen filas de dos horas para entrar a Coppelia. Los helados ya no tienen la calidad de antaño. No hay fresa ni chocolate en pesos cubanos. Sólo por moneda dura. Frente a la heladería, un establecimiento vende pan con perro caliente las 24 horas, a 10 pesos (0. 50 centavo de dólar), con bastante demanda.

    Mientras muchos ven correr la Adidas Jabulani, pocos se han percatado de que el gobierno de los hermanos Castro está moviendo fichas de forma discreta. Con su mejor moneda de cambio y de negociación, los presos políticos. Como siempre ha ocurrido.

    Ya el opositor Ariel Sigler Amaya salió de la cárcel. En ambulancia, muy enfermo. Hasta la fecha, a doce los han trasladado a prisiones más cercanas a sus hogares. En coches con rejas, escoltados, han llegado a sus nuevas celdas.

    Dijo el canciller Moratinos en Luxemburgo que en los próximos días, en Cuba se producirán excarcelaciones. Es probable. Puede que no. La lista de los Castro es como una lotería. Depende de cuestiones internas. De la situación internacional o del estado de ánimo de los mandamases.

    Para los cubanos que andan por La Rampa, los presos políticos es un asunto lejano y las excarcelaciones no son noticia.

    El gobierno está ocultando sus movimientos de fichas de manera magistral ante la población. No quiere alarmar. Prefiere que la gente se mantenga entretenida con el fútbol y haciendo colas de dos horas para un tomarse un helado. Aunque no haya ni fresa ni chocolate.

    Iván García

    • No logro determinar qué le preocupa más a Iván, si el helado, el fútbol, los presos o la serenidad y buen ánimo con que las cubanas y los cubanos enfrentamos las dificultades, a pesar de ciertos intentos casi desesperados por desestabilizar a la Revolución.

  42. Manfred Nowak, el relator especial de Naciones Unidas sobre la tortura, se va en octubre de su cargo y debe volver con su equipaje a Viena, la ciudad donde nació. Se lleva en blanco las carpetas y vacías las alforjas de un viaje a Cuba que se anunció -con trompetas chinas, clave de güiros y cencerros- en febrero del año pasado.

    El célebre profesor austríaco abandona su misión después de 16 meses a la espera -con boletos y asientos en todos los vuelos de Ginebra a las Antillas- de que los funcionarios de la dictadura cubana hallaran una fecha abierta para recibirlo y llevarlo a una visita de supervisión de las cárceles.

    Nowak, un especialista en el tema, reconocido internacionalmente por sus posiciones independientes, quería hacer contactos en la isla con presos políticos y comunes, con sus familiares y amigos.

    “El gobierno de Cuba”, comentó esta semana, “no me ha permitido evaluar objetivamente la situación de tortura y de malos tratos a través de la recopilación de primera mano de todas las fuentes disponibles”.

    La noticia ha circulado por Europa pero, en realidad, para muchos conocedores del tema cubano la invitación cursada a Nowak a principios del 2009 para que hiciera un recorrido por las prisiones de la isla, llevaba el cierre anunciado ahora en su esencia misma, porque se trataba de un fuego de artificio para distraer y crear expectativas. Para marear la perdiz, como me dijo con amargura un cujeado periodista madrileño.

    Esa es la función (entretener con rodeos) que llevan los cuadros de la cancillería criolla a las reuniones internacionales, a los encuentros bilaterales y a las conferencias que se convocan todos las semanas fuera de Cuba, como si los asuntos que abruman a esa nación se pudieran resolver sin la presencia de los hombres y las mujeres que viven allá adentro. Y la de los que viven más adentro aún: la de los presos políticos.

    Así ha pasado por estos días en París y Roma. En la capital francesa, en medio de un encuentro relámpago entre los ministros de relaciones exteriores de Cuba y España. En el Vaticano, por lo que se puede leer en las dos líneas dedicadas a los cubanos en las notas de prensa de la reunión de 27 minutos entre el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el Papa.

    En Francia, una nueva ración de retórica muerta y promesas vencidas, aliñadas con soberbia totalitaria y sin dejar de pedir (de exigir) limosnas con escopeta. Unas declaraciones que, al no decir nada, lo dicen todo. Y todo es que ellos no quieren cambiar nada.

    En Italia, la decisión de trabajar a favor de los derechos humanos mediante un diálogo exigente con el gobierno cubano. Unas palabras que ni siquiera se lleva el viento porque casi ni salieron a la atmósfera siempre contaminada de actualidad de los medios de prensa.

    Ya hay demasiadas perdices mareadas en el aire mientras los perros ladran, un sobrante de documentos conjuntos y unas sombras gaseosas de nubes que pasan. A mí lo que me parece una exigencia de valor y defensa legítima de los derechos humanos es esta afirmación que suele hacer Laura Pollán en La Habana: “Mientras existan presos políticos, habrá Damas de Blanco”.

    Raúl Rivero

    • Pues me parece muy bien que la diplomacia cubana exija, aunque es lógico que en este mundo donde tanta pleitesía le rinden a los países poderosos, esa actitud pueda parecer una herejía.

  43. No quiero endilgar a nadie adjetivos que no desea. En general, yo misma he sido siempre bastante remisa a aceptar etiquetas, sobre todo cuando ya de por sí la “taxonomía” social oficialista es aquí tan pródiga en definiciones equívocas que convierten a un opositor político en un traidor a la patria, a un individuo que expresa con libertad sus propias ideas en un asalariado del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos o a los bloggers alternativos que practican lo que se ha dado en llamar periodismo ciudadano en “ciberterroristas”. Todos, sin excepción, somos colocados en un gran saco con un rótulo temible: “disidentes”, lo que automáticamente nos convierte en “despreciables mercenarios al servicio del imperio”. Los cubanos comunes y corrientes con los que una se cruza en medio de los callejeos cotidianos, o los propios vecinos que saludan cuando coincidimos en las escaleras del edificio en que convivimos, han acabado por incorporar en su psiquis que los que llevamos sobre nuestros hombros y rostros el epíteto de “disidentes”, somos una suerte de apestados contagiosos, tales como la dama de la letra escarlata, los judíos con su estrella amarilla bajo la Alemania nazi o los leprosos obligados a usar cascabeles en tiempos del medioevo.

    Esto que les comento es un preámbulo necesario. Lo crean o no, en mi barrio vive un matrimonio de ancianos tan candorosos y francos que se mostraron ofendidos cuando alguien les advirtió prudencia porque yo soy una disidente. Ellos protestaron: “No diga usted eso de ella, que es una buena persona y esa es una familia muy educada y decente”. Esos simpáticos viejos y yo nos encontramos con frecuencia en la bodega, la carnicería o el agromercado y conocen perfectamente mis opiniones políticas (que nunca les he ocultado y con las que simpatizan, por cierto); sin embargo, no permiten que se me “injurie” con el odioso mote de disidente. Yo, sencillamente, no puedo ser “eso”.

    Otro ejemplo no menos simpático es el de otro señor de edad avanzada, uno de los que me sirve de fuente de información sobre lo que acontece en el barrio y hasta me alumbra con sus atinados comentarios, al que le expliqué en una ocasión que me dedico al periodismo ciudadano y que lo que escribo solo puede ser leído en Internet. “¡Ah, eres periodista!”. Le dije que algo parecido. “¿Y te atreves a escribir las cosas que hablamos, así de fuertes?”. Le respondí que sí y añadí que –como él debía saber- soy una disidente. “¡Eso sí que no! Tú no estás con el gobierno y criticas todas las cosas malas, que son muchas, pero disidentes son los que quieren que nos invadan los americanos”. Me di por vencida: con sus más de 70 años y su bajo nivel de instrucción, él posiblemente entendería primero cómo se administra un blog que el concepto verdadero de lo que es un disidente. Así de demonizado está el término.

    En consecuencia, siempre uso esa palabra dispuesta a escuchar una réplica, incluso cuando la aplico a un desobediente civil como yo. Algunas personas se ponen quisquillosas, quizás porque conocen el poder de las palabras. Es por eso que aquí y ahora pido permiso a todos los que disienten con el gobierno, a los presos políticos, a los que difunden la verdad sobre la dictadura cubana, a los que luchan pacíficamente por promover cambios hacia la democracia en Cuba, a los periodistas independientes, a los bloggers y a todas las organizaciones cívicas no afiliadas al gobierno para referirme a ese gran conjunto como DISIDENTES. Asumo que todos en ese variado grupo tenemos en común la clara conciencia de la necesidad de cambios en nuestro país, la voluntad de hacer y decir lo que consideramos necesario para promover por medios pacíficos esos cambios, el espíritu democrático y de libertad, y la esperanza de un futuro mejor para todos los cubanos, entre otros principios. Nos une también el riesgo que esto entraña en un país donde una larga dictadura de medio siglo detenta el poder absoluto y comienza a comprender que ese poder no será eterno.

    Acostumbrados a ver en el gobierno al enemigo astuto y poderoso, quizás no nos hemos percatado de cuánto hemos estado creciendo en los últimos años. Cada vez somos más los cubanos que dentro de la Isla elevamos nuestra propia voz. Cada vez aparecen más grupos que se enfrentan a la dictadura. Se va resquebrajando la cáscara del miedo, por eso es de esperar que las autoridades apretarán cada vez más la tuerca y reprimirán con mayor saña. Pese a que ya se avizoran señales del futuro final del régimen, sería prematuro y precipitado mencionar plazos; queda mucho camino por recorrer para encontrar un consenso, un destino común, pero tengo la impresión que desde hace algún tiempo los disidentes han comenzado a abandonar la beligerancia y, respetando las mutuas diferencias, hemos comenzado a solidarizarnos unos con otros. Eso es un primer paso y un símbolo de salud.

    Quiero, pues, agradecer hoy públicamente a todos los disidentes razonables el fin de las hostilidades. No se trata en estos momentos de la supuesta “unidad” que solo se basa en firmar propuestas de vez en vez. La muerte de Orlando Zapata, el sacrificio de Guillermo Fariñas y la constancia de las Damas de Blanco han tenido el poder de convocatoria que no habían logrado antes las arengas políticas o los programas de uno u otro líder. Curiosamente, esta vez casi nadie está reclamando protagonismos y casi todos estamos empujando en el mismo sentido y con similares fuerzas… Voto porque tanta humildad se mantenga. Todo indica que en la pluralidad, en la solidaridad y en el respeto a las diferencias sobre la base del civismo están los verdaderos gérmenes de la fortaleza de la disidencia.

  44. Paco va a cambiar el nombre a su blog, ya que lo de Gay es una cortina de humo, a el no le importa ese tema, jamas a alzado su voz para condenar nada, si viene de “los amigos socialistas” ahora pasa a llamarse, Título: “Luchando” cuatro pesos convertibles.

    • Miriam: es que tengo educación y no me gusta alzar mucho la voz. Hablar bajo y con mesura molesta más a los intolerantes.

  45. Qué triste el país cuyos hijos renuncian al alimento en señal de protesta.

    Más triste aún cuando en ese país la lucha por la comida, se ha convertido en la primera divisa del ciudadano, debido a la prolongada falta de la mayoría de los productos.

    En estos momentos Fariñas lleva más de cien días en huelga de hambre y lo único que pide es la libertad de sus compatriotas injustamente presos, desde hace ya bastantes años, solo por disentir del régimen y tener el valor de expresarlo públicamente.

    Yamil lleva varios meses, pidiendo se le de respuesta a su solicitud de un juicio justo, pues guarda prisión hace más de dos años y aún desconoce las causa de su encierro.

    Ahora Juan Juan Almeida, hijo de uno de los comandantes más carismáticos de la revolución, fallecido recientemente, inició hace unos días una huelga de hambre.

    Lo único que pide Juan Juan es que le de un permiso de salida para poderse atender en Bélgica, su extraña enfermedad como siempre hizo, a través de la Cruz Roja (aquí no hay cómo ), y reunirse con su familia de la que ya hace dos años está separado.

    Señores gobernantes, hasta cuando van a sostener estas absurdas e inhumanas situaciones, que justamente en estos tres casos que expongo lo único que se exige es libertad de pensamiento y acción, amparadas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la que Cuba es signataria.

    Espero que todo el que lea este post, se haga eco de esta situación y abogue por poner fin a la misma.

    • Y qué triste que algunos utilicen la comida como una bandera contra el sistema que ha luchado más de medio siglo porque TODOS tengan a la vez y en la mayor igualdad de condiciones posibles, el mínimo indispensable para vivir, mediante un sistema social más justo.

      • Ya lo dijiste mas de medio siglio, pero sin resolver el problema de la comida. Y no exactamente por culpa del bloqueo, que el marabu no lo sembro el imperialismo, sino las fracasadas politicas en ese medio siglo

        • María Silvia, pero tampoco murió nadie de hambre en contra de su voluntad, gracias a esas “fracasadas políticas”.

  46. El té del día 19 de junio contó con la participación de 68 Damas de Blanco. La Revista Convivencia llevó una pequeña obra en honor a las Damas y a sus familiares presos, pues en Cuba el 20 de junio es el día de los padres. Finalmente, Laura, Bertha y Loida, salieron en moto con sendas flores en las manos y pasearon por la ciudad con los pullovers de sus esposos presos.

    • ¿Pero ya se cansaron de caminar? ¿Ahora es en moto la cosa? Ahorita dirán que los policías de tránsito las multaron en represalia por llevarse la luz roja.

  47. Miguel era un trabajador que hacía cinco años laboraba como cocinero en una empresa estatal. Se levantaba a las tres de la madrugada para realizar un viaje de más de 12 kilómetros y llegar temprano al trabajo. Cumplió con todas las orientaciones del sindicato, cotizaba y resultó vanguardia en dos ocasiones.
    El salario que recibía no le alcanzaba para solventar sus necesidades económicas. No obstante, entre sus planes no estaba la opción de abandonar el empleo. Tiene una esposa y tres hijas menores que mantener. Unas veces más, otras menos, compensaba las carencias con lo que allí resolvía.
    Miguel se llevaba, parte de los alimentos del almuerzo de los otros trabajadores, para sostener a los suyos. Aceite, pollo, pescado, huevo, calamar, vianda, granos, etc., la necesidad lo impulsaba a llevarse lo que fuera. Era su responsabilidad, asegurar la subsistencia inmediata de los familiares a su abrigo.
    En ocasiones, muy discretamente, vendía en el barrio alguno de los productos que hurtaba. Con ese dinero cubría otros gastos. Sus hijas necesitan ropa interior y zapatos. Mercancías que sólo venden en las tiendas recaudadoras de divisa. Moneda que él no recibe cuando le pagan su salario.
    Alguien informó lo que Miguel hacía. Fue separado del centro, y por ser su primera vez, el tribunal lo sancionó a seis meses de privación de libertad por un delito de hurto, trabajando internado en un correccional de la agricultura. En la sentencia no se tuvo en cuenta los motivos que lo llevaron a cometer los robos. El sufrimiento de la pena tampoco impide que, desde su nuevo trabajo, continúe robándose alimentos para llevarlos a casa, cuando sale de pase.
    Antes del triunfo de la revolución, existía en la legislación penal cubana, la figura del hurto famélico. Una circunstancia, que en casos, eximia al autor de responsabilidad penal, y en otros, disminuía la pena. Se apreciaba cuando una persona, hambrienta o indigente, se apodera de los objetos necesarios para su supervivencia y de las personas a su abrigo.
    La justicia revolucionaria eliminó esta figura de derecho penal. Supuestamente el nuevo sistema, implantado el 1ro de enero de 1959, atendía las necesidades de todos por igual. Se había eliminado la vagancia, el desempleo, la mendicidad y los vicios. Causa esenciales de la miseria.
    Visto así, era innecesaria esa figura en el Código Penal. Para el legislador socialista, nadie, en las nuevas condiciones creadas, cumplía con el requisito de estado de necesidad extrema que lo impulsara a cometer el delito de hurto. Este es un país, en el que todos los ciudadanos, gozan de la oportunidad y el derecho al trabajo.
    Es irónico que sea hoy, precisamente la clase ‘proletaria’ cubana, la que se encuentra en un estado de necesidad tal, que se ve obligada a hurtar los recursos del Estado para sobrevivir y mantener a su familia. Este, es uno de los problemas sociales que más afecta la economía nacional y que el gobierno enfrenta bajo el titulo “la lucha contra las ilegalidades”.
    A la benévola justicia revolucionaria, le interesa más sancionar como efecto ejemplarizante, que perdonar un hecho delictivo cometido por necesidad. La revolución, 50 años después, demuestra es incapaz de atender, por igual, las necesidades de la población. Aumenta la holgazanería, la indigencia y corrupciones. El ‘pleno empleo’ por sí sólo, es insuficiente para hacer desaparecer la miseria, el estado de necesidad y con ello la comisión del hurto famélico.
    La historia de Miguel se repite en muchas familias cubana. Se puede contar de diferentes formas y con otros personajes. La realidad es una: la situación económica que atraviesa el país. La mayoría de los trabajadores vinculados laboralmente con el Estado, convierten el hurto en un medio de vida indispensable para subsistir.

  48. La ecuación clave de Rolando Pulido para la crisálida de Cuba que ya
    quiere romper libre…

    • Deberían aplicar la fórmula a sus propios “empeños” en contra de la Revolución cubana.

  49. Darsi Ferrer fue hoy condenado por un tribunal cubano a un año y dos meses de cárcel, pero al haber pasado prácticamente un año recluido en un centro penitenciario sin juicio, se decidió dejar su condena en tres meses de prisión domiciliaria a partir de hoy. Es por ello que el opositor pudo irse a su casa, informó Yoani Sánchez, consultada telefónicamente por esta campaña.

    El abogado defensor de Ferrer fue Miguel Iturria Medina. Antes de celebrarse el juicio varios amigos opositores del acusado fueron disuadidos de acudir a la sala donde se celebró. Yoani Sánchez subrayó que este caso demuestra que “algo se mueve porque había presión y esto hace ceder a nuestro gobernantes aunque ellos digan que no”.

    • Ahora también quieren llevarse el mérito por la aplicación correcta de la justicia.

  50. El juicio del Dr. Darsi Ferrer finalizo a la 1:30 pm. El tribunal lo sentencio a 1 año y 3 meses de arresto domiciliario. Los primeros 3 meses en la casa y el año de la casa al trabajo.

    A pesar de la injusta condena, ha sido una victoria para el Dr. Darsi Ferrer y la oposición en Cuba. La sentencia a cumplir a partir del día de hoy.

    Solamente dejaron pasar a los integrantes, nos informa Joel Lázaro Carbonell, que el tribunal estaba completamente cercado de elementos de las Brigadas de Respuesta Rápidas y de la Seguridad del Estado.

    Las detenciones a todos aquellos que trataban de ingresar al recinto, fueron numerosas, pero la presencia y solidaridad de los opositores demostraron que en Cuba la oposición ya no tiene miedo, como lo demuestran los hechos que se están desarrollando en la Isla Esclava.

    A los representantes de los Derechos Humanos de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos y de la Republica Checa, les fue negado el acceso al tribunal en violación de sus condiciones de diplomáticos acreditados en Cuba.

    Hablamos también con Juana María Oquendo del Partido Democrático 30 de Noviembre Frank País que nos ratifica lo dicho anteriormente. El Viejo Alfredo que pudo entrar en el recinto y darle un abrazo al Dr. Ferrer, pudiendo observar el amplio operativo en la sala y fuera del tribunal de la fuerzas publicas de la dictadura.

    A la salida del tribunal bajo (Alfredo) abrazado a la esposa del Dr. Darsi Ferrer y la mama, gritando “¡VIVAN LOS DERECHOS HUMANOS, LIBERTAD PARA LOS PRESOS POLITICOS Y DE CONCIENCIA!”

  51. El opositor Oswaldo Payá pidió este lunes a la disidencia unidad para reclamar al gobierno de Cuba el “derecho de los cubanos a viajar libremente”, en medio del debate suscitado por un proyecto para la apertura del turismo de Estados Unidos a la Isla, informó EFE.

    Payá, coordinador nacional del Movimiento Cristiano Liberación y Premio Sajarov 2002 del Parlamento Europeo, divulgó un comunicado en el que se refiere a las diferentes posturas de sectores disidentes en torno a un proyecto de ley para que Estados Unidos reduzca las restricciones comerciales y de viajes a Cuba.

    Más de 70 miembros de la disidencia cubana enviaron recientemente una carta al Congreso de Estados Unidos en apoyo a esa normativa, promovida por el senador demócrata Collin Peterson, porque consideran que sería una forma de alentar la democracia en la Isla.

    Unos días después, más de 200 ex presos políticos firmaron otra misiva para reprochar a Peterson unas declaraciones sobre quienes se oponen a la iniciativa.

    Payá dijo respetar ambas posiciones, pero consideró que “el desenfoque está en un erróneo planteamiento del asunto y por eso divide y no une”.

    “Ponen mucha energía, coordinación y publicidad para proponer al Gobierno y Congreso de los Estados Unidos de América lo que debe o no prohibir o continuar prohibiendo o lo que debe permitir a sus ciudadanos, generándose así tanta polémica, discusión y nuevas divisiones”, dijo el líder disidente.

    “Quizá muchos no conocen que, durante años y ahora mismo, estamos reclamando dentro de Cuba y desde el exilio que se respete el derecho de los cubanos que viven dentro y fuera del país a entrar libremente a Cuba y salir libremente sin castigos, confiscaciones, condicionamientos, permisos ni destierros”, añadió.

    Payá dijo que esa reivindicación está contenida en el denominado proyecto Reencuentro Nacional José María Heredia, que su movimiento presentó en Cuba a finales de 2007.

    “Nuestro llamado a todos los cubanos, también a los que firmaron las mencionadas cartas, es a unirnos en la solidaridad por el derecho de los cubanos a viajar libremente, por el fin del destierro y de la discriminación contra los cubanos en su propio país”, señaló. “Exijamos al gobierno cubano que permita que el pueblo conozca el Proyecto Heredia”, dijo.

    Oswaldo Payá presentó en 2002 el Proyecto Varela ante la Asamblea Nacional del Poder Popular. La iniciativa, que fue rechazada, pedía la celebración de un referendo para que los cubanos se pronunciaran sobre propuestas a favor de mayores libertades, una amnistía para los presos políticos y la elaboración de una nueva ley electoral.

    • ¡Payá payá! Siempre tan preocupado por “pedir” y rogar al gobierno de los Estados Unidos, o en su defecto, ganar protagonismo con alharaca sobre lo interno.

  52. Raúl Castro designará un “representante” del Consejo de Ministros para dirigir la Península de Hicacos, donde se encuentra la playa de Varadero, como parte de los cambios en la división político-administrativa de la Isla, informaron medios oficiales.

    La medida se adoptará, según el gobierno, porque dicho territorio es de “singular significación para el desarrollo económico del país, pues en él se localiza el principal polo turístico fuera de la capital, además de constituir un punto importante en las labores de extracción de petróleo”, publicó el portal cuba.cu.

    La propuesta incluye la incorporación de Varadero al actual municipio de Cárdenas, “tal y como era antes de la División Político Administrativa aprobada en 1976”.

    Mientras tanto, las zonas del aeropuerto internacional Juan Gualberto Gómez y sus asentamientos aledaños pasarán al municipio de Matanzas.

    Otros cambios aprobados el fin de semana pasado incluyen movimientos internos en la provincia de Guantánamo.

    Según el canal Solvisión, ya se han aprobado “más de 250 ajustes territoriales menores” en el país.

    “Las modificaciones a la División Político-Administrativa de Cuba están lejos de cesar, pero se harán de forma paulatina, de acuerdo a las circunstancias económicas en que se desenvuelva el país”, añadió el canal guantanamero.

  53. En el noticiero de UNIVISIÓN de las 6:00 de la tarde el periodista José Alfonso Almora entrevistó a María Antonieta Collins acerca del estado de salud de Juanita Castro (foto: cbsnews), quien al parecer se repone de una enfermedad. Collins, que además es editora de la WEB de Juanita Castro, aseguró que los lectores podrían intercambiar en ese espacio con la anfitriona.

    Acerca de lo que pudieran hacer por ella sus familiares en Cuba, Collins aseguró que si alguno llama ella seguro respondería el teléfono, aunque no cree que tome la inciativa. También se informó que su hermana Emma Castro, residente en México, visitó recientemente a Juanita en Miami.

    -EN EL TWITTER de Wilfredo Cancio Isla: “Juanita Castro anuncia que padece cáncer de pulmón y está dando la batalla contra la enfermedad.”

  54. Hoy mis vecinos sacrificaron un cerdo. Tienen un hijo que se graduará en la Universidad de Ciencias Informáticas y con el dinero de la venta de la carne quieren regalarle un reproductor de DVD como estímulo cuando finalice el curso.
    Como las predicciones económicas no son nada favorables, algunos prefieren adelantarse y adquirirlo porque… luego podrían desaparecer de las tiendas, del alcance de las manos de los que están más abajo en la escalinata social.
    Por hoy, los padres del futuro graduado universitario han echado mano a la más reciente historia del desastre por allá por 1989, cuando una mañana amanecieron las tiendas vacías y todo se nos vino encima. Días en que una penumbra nacional nos obligó a incorporar a nuestro léxico la frase “estamos en Período Especial” y debemos prepararnos para la opción cero si fuera necesario’.
    Gracias a esa memoria colectiva de resistir y sobrevivir hay quienes tienen un olfato muy fino para advertir ciertos temblores que no son telúricos precisamente.
    Algunos habitantes de Playa Guardalavaca (tercer polo turístico del país) se trasladan hacia la casa de familiares o amigos en la ciudad de Holguín y dejan el lugar donde viven para alquilarlo durante el verano. Serán ocho
    semanas en las que obtendrán una buena cantidad de dinero para las reparaciones menores en la vivienda, comprarán unos jeans de moda o zapatos deportivos de marca y pasarán un día con un poco de bebidas y carne asada. En Cuba eso da la apariencia de que uno sigue vivo.
    Meses atrás unas amigas de mi esposa se iban a La Habana a buscar ropa reciclada, que solía ser de segunda mano. Hace un tiempo perdieron el interés. Ahora no les da resultado, muchos capitalinos que trabajan en ese
    ramo cambian la ropa ya usada de ellos mismos por las que sacan de los almacenes de importación y las venden fuera del alcance administrativo. Así cuando vas a esas ‘shopitrapo’, como se les dice popularmente, puedes
    encontrarte con ropa recocida o con pespuntes de diversos colores… una chapuza. Como es algo que no se vende, tampoco es de interés viajar setecientos kilómetros por gusto.
    Son noticias de la supervivencia humana. Es difícil vivir a la velocidad de un país que gira en contra de las manecillas del reloj.

  55. El doctor Darsi Ferrer, en declaraciones al periodista Nelson Rubio, comentó hoy, una vez finalizado el juicio en La Habana, que la vista fue “lo que yo esperaba, un gran circo en el que finalmente se terminó todo este teatro iniciado hace ya once meses”. Para el opositor “quedó claro que no era por delitos comunes que se me quería sancionar, sino simplemente como castigo por mis ideas políticas, por tener una opinión política distinta a la que impone el gobierno”.

    Subrayó que el juicio no ha sido nada más que “una farsa” y resaltó la injusticia de la cual ha sido víctima desde un primer momento: “No acepto ninguna condena que venga de este tribunal porque yo no he cometido delito común alguno, y no estaría de acuerdo con ningún tipo de condena ante esa farsa organizada por la Seguridad del Estado”.

    Ante la sede del tribunal se congregaron varios opositores y representantes diplomáticos de otros países. “Fue increíblemente emocionante —señaló Ferrer—, no tengo ninguna pena en confesar que, cuando oí gritos de libertad, yo estaba en el calabozo del tribunal esperando para que me llevaran al juicio y se me salieron las lágrimas por aquella solidaridad y fraternidad de mis hermanos de lucha”.

    Para el opositor ha sido “algo indescriptible, fueron muy valientes y todo eso, a pesar de que había gran cantidad de policías para amedrentar, fue durante mucho tiempo y se pudo oir por muchas cuadras; la gente lo hizo de forma valiente, a cara descubierta”. El doctor señaló que hoy “la oposición ha demostrado su gran valor, a pesar de las difíciles circunstancias en que se desempeña”.

    Asimismo, citó el “apoyo de los cubanos en el exterior”, el cual “siempre es un aliento que nos brinda fuerza, una razón más para seguir en nuestra lucha y no sentirnos solos al soportar todas las calamidades que uno enfrenta encerrado en cárceles en condiciones infrahumanas”.

    En este sentido, explicó la precariedad de las condiciones carcelarias de las prisiones castristas: “La alimentación es pésima, prácticamente incomible y no sostiene los requerimientos necesarios para mantener la salud; llevo once meses de trauma psicológico por el constante maltrato, por estar en una situación desfavorable para la salud mental; he hecho tres huelgas de hambre que entre otras cosas me han provocado una anemia”

    Ahora bien, Ferrer señaló que todo esto son “cosas pasajeras” a las que no quiere dar “mucha significación” porque para él es más duro saber que está en la calle pero que deja “a muchos hermanos presos, que siguen bajo las botas de los militares y tras las rejas; eso es más doloroso que cualquier enfermedad que cualquiera carga en la prisión”.

    Sobre el diálogo Iglesia Católica y gobierno, Ferrer dijo no tener mucha información por las dificultades de acceso en la cárcel pero que conocía el papel de “mediadora” que la iglesia ha tomado en las últimas semanas, “ante la situación tan grave y dramática que presenta ahora mismo el régimen, con sus ya largos 50 años de abusos, injusticias y desastre como sistema”

    Aseguró que él no es “nadie para cuestionar la posición de la iglesia” y señaló que le “gustaría creer que las excarcelaciones sean debido a su intervención, pero no tengo la certeza de que estas cosas se estén produciendo por dicha gestión“.

    Remarcó que en estos momentos “el pueblo cubano necesita soluciones por su dramática situación” y que “bienvenidas sean, vengan por donde vengan”. Lo fundamental, indicó, es que “se respeten los derechos humanos de los cubanos y que haya reformas que traigan el alivio a la situación económica”.También pidió un cambio del sistema carcelario que ahora es “cruel, inhumano y degradante”, por lo que “invitaría a la Iglesia que negocie para que le permitan visitar las cárceles del país —superpobladas, donde se ejerce un trato cruel y degradante— y puedan ir a hacer servicios religiosos”.

    Finalmente, el doctor añadió que es “la necesidad y el fracaso del modelo castrista lo que está empujando al pueblo a defender sus derechos con más ahínco par que se busquen soluciones a nuestra realidad”. Las excarcelaciones, señaló, “se deben en gran medida a la presión internacional, a la valentía de la oposición, a la necesidad imperiosa del pueblo cubano que no tiene posibilidad de tener una vida digan y todo este fracaso se hace insostenible”. El doctor cree que cualquier reacción por parte del Gobierno se da por “las presiones de un pueblo cada vez más acorralado y por la valentía de la oposición para alcanzar la libertad de nuestro país”.

    • Resulta que todos los presos en Cuba están condenados por “tratar de alimentar a sus familias”. Demagogia. Pero a veces pareciera que hay decisiones y actuaciones policiales que propician sin pretenderlo la “creación” de este tipo de personaje. Es un “gusto” que no les debieran dar.

  56. Marta está cansada de los hospitales. Tiene -como la mayoría de sus coterráneos- mala suerte con la salud pública. Uno de los pilares de la revolución en la que nació no deja de parecerle un edificio carcomido en estática milagrosa, un pilar de la destrucción.

    Hace algunas semanas estuvo cuidando a un familiar en el Calixto García. Entre otras vicisitudes, los sueros que necesitaba su paciente fueron comprados en el mercado negro, la mayoría de las medicinas “resueltas” y el tratamiento supervisado por los propios familiares. A fuerza de averiguar aprendieron a recordarle a la enfermera la hora exacta de las curas, el nombre de cada pastilla y el tratamiento –llevado a cabo por ellos mismos- para evitar escaras.

    Como rara vez había agua, trajeron cubos; como no había cómo calentarla para la hora del baño, compraron un calentador; como había demasiado calor en el cuarto, pidieron un ventilador prestado. Lo llevaron todo: el jabón, las sábanas, la comida, el sillón del acompañante, la crema, el alcohol, las vitaminas y el algodón.
    El único problema que quedó sin resolver fue el asunto de la tupición del baño; pero que el inodoro tuviera siempre un agua verde-roja apestosa y que el sifón del lavamanos se botara irremediablemente, podían ser considerados menores teniendo en cuenta la capa de churre de todo el local, la destrucción de las ventanas y los cables flotantes del falso techo.

    Marta me cuenta que terminó su estancia agotada: lo único que le pide al cielo es morir de un infarto en su propia casa, sin tener que disfrutar de las comodidades de la salud pública cubana.

    • Yo estuve hace poco de visita en la sala de cuidados coronarios del Hospital Calixto García, y está muy bien. Hay pabellones ya restaurados y otros no.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s