Otro percance triangular y una duda terrible

Con mi propensión marcadamente literaria a enredar los afectos, en noveno grado entablé una relación muy próxima con una adolescente dos años menor que yo, con quien jugué a aparentar ante todos en la Escuela Lenin, alumnos y profesores, que éramos primos. No sé si la gente lo creyó o no, pero asumí de modo tan enfermizo mi papel, que ello pronto me trajo nefastas consecuencias. Sigue leyendo

Hombres por la diversidad: ¿El parto de los gay cubanos?

“Los hombres no paren”, dicen enfáticos los machistas cubanos cuando deben optar por los números pares o los nones, antes de virar bocarriba la ficha que sirve para discutir la salida en una partida del popular juego de dominó. Sin embargo, desde hace varias semanas, un grupo de varones —homosexuales en su mayoría— estamos en un difícil trabajo de parto natural para alumbrar una criatura que, aunque no es fruto del matrimonio o de cualquier otra forma de planificación familiar, sí resultó muy deseada. Sigue leyendo

La intolerancia y cómo exorcizarnos de sus demonios

Me acaba de suceder algo muy aleccionador que quiero compartir, sobre la intolerancia y el modo de exorcizarnos de sus demonios. Era casi medianoche cuando recibí en Facebook un mensaje muy ofensivo de una persona desconocida, a quien además no tenía entre mis amigos. A continuación transcribiré íntegramente el intercambio que sostuvimos por esa vía, donde solo omitiré el nombre y apellido de mi interlocutor, por su solicitud expresa. Espero les resulte tan provechoso como fue para mí. Sigue leyendo

Pasiones adolescentes y mis primeras transgresiones de la masculinidad

Por mucho que intento recordar, no puedo precisar cuándo, cómo ni por qué ocurrió aquel giro dramático en mi vida que condicionó casi toda la adolescencia y mi más temprana juventud, al sustituir la búsqueda verdadera de una relación de pareja, por la sufriente adoración de la idea platónica de un amor heterosexual imposible. Pero les puedo asegurar que fue un proceso largo, muy intenso y no exento de singulares peripecias. Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 220 seguidores